Agustin Rodriguez

Estas líneas...

+ Confusión en Palacio; el alcalde pierde todas ante los regidores; Paco Bueno ¿secretario? No


GUAYMAS, Son.- Desde el viernes estalló la confusión en la cosa política en los pasillos de Palacio Municipal y el mensaje que deja el equipo panista de Lorenzo de Cima sobre cómo administra al municipio, es pésimo.

Olvidado de atraer recursos afines al desarrollo, empleo, inversión, solo riñe. Se siente perseguido por todos y mira enemigo por todas partes. Hasta en su reducido círculo de amigos.

Cree que ya no pueden ayudarle. Casi dos años de mandato errático lo confirman y desde el viernes se reconfirma cuando ¿ahora sí? arrebató la bola al secretario del Ayuntamiento Alán Jaramillo.

La historia inició al reunirse De cima con los regidores Pedro Castillo, Gladys Dévora y Romelia Cervantes para adelantarles que en un mes Jaramillo se iría. Pero apenas salían de esa sala, encontraron al Jaramillo de la historia y escucharon a uno de los cien asesores legales, un tal Moraga, confirmando la sesión extraordinaria del día siguiente, para resolver lo del despido o renuncia.

Los tres se sintieron subajados. Peor, ya fluía la cita verbal – ¿secretario perverso?-- sabatina para el tema de cambios y 20 regidores reflejaban su contrariedad, desgano o ánimo jorobador.

El sábado solo Romelia llegó a tiempo, a falta de otra cosa mejor qué hacer; a las 12, el jefe jurídico Carlos Mexía canceló lo nunca confirmado. A las 12:03 llegaron Porfirio Villa (PAS), José Guzmán (PRD) y Enrique Enríquez (Morena); Ciro, el étnico, llegó a las 12:13 y en el lapso de 10 minutos Rosario Bojórquez, Pedro Castillo y Rodolfo Lizárraga (PT). Paola Zúñiga, mirando como siempre a lontananza, fue la última.

Estas líneas...

+ Se inunda Guaymas… de política

 

GUAYMAS, Son.- La tarea política su puso la mar de interesante en este puerto de puertos.

Primero, porque la izquierda local parece despertar y se reúne para acordar cómo caminar hacia el 2018, cuando todos los partidos irían sin propuestas fuertes, pues enfrentan la desconfianza ciudadana por haber demostrado que no cumplen con la oferta de ayudar a las mayorías en los apuros que enfrentan.

Fue iniciativa de Víctor Marín, el contratista y constructor tránsfuga perredista en 2015, cuando Lupe Curiel se llevó un grupo, Marín incluído, porque Carlos Navarro no quiso pactar con el padrecismo agonizante –así le hubiera ido—y el ex alcalde navojoense ya no podía regresar las entradas.

Marín terminó como diputado local suplente de otro tránsfuga, este del priísmo, Manuel Villegas, quien permaneció casi fiel al PAN mientras amarraba el cargo, pero siguió aliado a tricolores y trabajando directamente para el ahora preso ex secretario de gobierno Roberto Romero, con quien se hizo de mulas Pedro.

Eso le ha valido, a Marín Martínez, cierto liderazgo de izquierda y por ello reunió a izquierdistas e izquierdosos como el petista Rodolfo Lizárraga, Marcos Ulloa (MC), el perredista Sergio Ruiz, el ex perredista y “curielista” Porfirio Villa; Gilberto Medina por Morena; Roberto Palafox, perredista, y otros hasta sumar 17.

Se aplaudió el logro. Falta que puedan ponerse de acuerdo porque, eso, la incapacidad de lograr acuerdos, caracteriza a la izquierda. No saben, o no entienden, que son mayoría, pero los dividen fácil. Los despertó un poco lo ocurrido en el Estado de México, por eso apelaron a la unidad, el respeto mutuo y el trabajo para ir juntos en 2018, en defensa del voto ciudadano. Así lo expresarán cuando les hablen del estatal para regañarlos. Eso les dará pie para colocarse con sus siglas en ese nivel, en lugar de, como dijo Sergio García, “disciplinarlos”.

Por supuesto, los ataques –incluso con alusiones personales— no tardaron, resaltando los que paga Lorenzo de Cima con dinero del erario a través de esa abultada nómina municipal que por eso, por abultada, impide hacer obras. Eso es el obstáculo que enfrentará el “junior” de Las Tinajas cuando anuncie que quiere reelegirse.

EL PAN SE MUEVE

Más tarde, el PAN se deja escuchar con Alejandra López Noriega, secretaria general en el Estado, anunciando el programa “Trazando el rumbo”, de aquí al inicio del año electoral 2017-18, que inicia en octubre 1.

Habla, la dama que refleja experiencia y capacidad, de una estrategia para recuperar la confianza ciudadana trabajando con cada Comité Municipal y que estos organismos con sus dirigentes y militancia tengan su propia agenda de trabajo. Fue claro el mensaje para el líder local Santiago Samaniego, quien ya suda la camiseta para la encomienda.

Van “por las alcaldías `grandes´, a recuperar las que no tuvimos, refrendar las que tenemos e ir por nuevas”.

Resalta claridad de objetivos y rumbo a partir de una base que es la doctrina del partido, luego la unidad y el trabajo. Dice que encuentra buena percepción en la gente en Empalme y Guaymas y en todo el sur de Sonora, donde como aquí, hay trabajo previo y estrategia para caminar hacia triunfos a partir de la Presidencia de la República. Los resultados de la pasada elección en 4 estados, les estimula a pensar eso.

A Alejandra le cuestioné la “marca” en Sonora, y revira que “es marca muy fuerte”. Mira fijo al asentar que el PAN no se equivoca, “nos equivocamos las personas al escoger”.

Y entra al tema que a todos interesa: van por la gente y harán que confíe y vote por el partido. El cómo, es escoger a un buen ciudadano, que trabaje por el bien común, que dé resultados, lo cual se hace ya “con mucho enfoque” y si se hace el trabajo como se ha hecho en lo nacional, será igual el resultado.

A los alcaldes alborotados les dice que “vamos a lanzar a los mejores perfiles, perfiles panistas y será la sociedad la que los valore para que la representen”, y reitera que “vamos a ir por los mejores”, mensaje que han enviado a los 23 munícipes azules de Sonora. Será un proceso interno y luego la valoración ciudadana. Si no les dan los números, no serán propuestos.

Y si se van, que se vayan. La dama tiene el criterio de que el verdadero panista no se va, y si lo hace, es porque no le dan los números.

Este servidor no le creyó cuando dijo desconocer los líos del alcalde Lorenzo de Cima con sus regidores. No con la oposición, cuya función –la comunidad puede hundirse—es fastidiar al jefe del Ayuntamiento, sino con los propios panistas. No sabía la segunda figura del PAN sonorense, que ya renunció uno, Antonio Cházaro, y se fue a Morena.

La lucha intestina es local y López Noriega apela a la autonomía del alcalde, pero dice que eso se platica en lo interno. Y si se fue un regidor, fue una decisión personal de quien se quiso retirar de un cargo que le dio el partido. En realidad, Cházaro se fue del partido, pero no dejó el cargo. Sigue pegado a la dieta más lo que se acumule.

Sostuvo que el partido, ni en Guaymas –lo ratificó Santiago Samaniego Rebollo—ni en el Estado, recibió queja alguna por parte de ese regidor. Si hubiera un documento lo revisarían y resolverían, pero no lo han recibido.

Se aceleró, pues, Cházaro, y no siguió lo institucional… o no podía justificar el por qué de su pleito.

Y EL PRI REFLEJA UNIDAD

Finalmente, este miércoles Jimena Jaramillo, regidora del PRI y disidente de su propio hermano, Alán –secretario del Ayuntamiento panista de Lorenzo de Cima—protestó como presidenta del Comité Municipal del tricolor junto con su secretario general, Ginés Valentín Rodríguez.

El evento fue en la explanada del edificio sede, el mismo que construyó Manuel Ibarra Legarreta en 1985 cuando presidía al instituto político y recibió mucho apoyo del entonces alcalde Antonio Llano Zaragoza y del poderoso líder pesquero de la época, Florentino López Tapia.

Ibarra, recordará usted, es la primera víctima de la democracia en el puerto, pues impuesto por los poderes fácticos --no lo apreciaba mucho la gente--, enfrentó a José Ramón Uribe Maytorena, querido y admirado, con obvios resultados.

Pese al respaldo de López Tapia, alcalde en ese 1991 de la elección –se jugó su prestigio de hombre de bien firmándole el documento de triunfador, pese a que MIL lo maltrató en sus discursos--, las cosas tomaron su lugar y el panismo triunfó. El Uribe de la historia no fue alcalde por rijoso y por saber escoger pesos completos para sus riñas, pero eso es otra historia.

Estamos con Jimena. Ella cobró celebridad al poner en su lugar al alcalde Lorenzo de Cima cuando éste sufrió uno de sus comunes ataques de impertinencia en una sesión del Cabildo, como sucede con los hombres débiles.

Ahora, la maestra de educación básica dirige el partido y las represalias que intentan los asesores del alcalde se ven torpes, pero allí están. Jimena le devuelve la ofensa diciendo que trabajará por el partido, por los acuerdos y por la unidad, pero también por Guaymas, pues el puerto está tirado desde que el panismo de Lorenzo lo tomó como de su propiedad.

Fue muy aplaudido su discurso. Aplausos del propio dirigente estatal del PRI, Gilberto Gutiérrez Sánchez, de los diputados José Luis Castillo y Pano Salido, más una cauda de priístas locales y estatales.

Hubo también gente ajena y militantes de otros partidos, lo cual revela la madurez política en el puerto. También reportan al lado de priístas el enriquecido ex tesorero Arturo Lozano, enfermo –y grave-- contra quienes le dieron el puntapié en salva sea la parte y haciendo alianzas con tricolores estatales, a cambio claro, de algo que haga crecer sus cuentas en Tucson.

Ah, y sí, Jimena es dama de carácter y quiere trabajar por Guaymas, pero deberá enfrentar la maledicencia humana que la ubica como empleada del director del ISSSTESON, Enrique Claussen Iberri, quien llegó sobre una nube al lugar y tomó asiento en primera fila durante el evento.

A juicio personal, la dama demostrará talento y desde ya, está en la plataforma que podría convertirla en candidata a la alcaldía, la cual ganaría, pues aparte de su capacidad, el PAN está en la lona con el desempeño de su actual munícipe.

Y dicen varios militantes de izquierda que le darían su apoyo.

Estas líneas...

+ David Palafox: ¿Le  responderá la Policía? + En Madrid, EL PAIS se ocupa de Sonora + Alianza de izquierdas en Guaymas para 2018


GUAYMAS, Son.- En los años 70, el vespertino local El Diario y el matutino La Gaceta, abordaban el escándalo de la agresión a la memoria de nuestros héroes, pues la delincuencia se había robado ¡un cañón!

Si. Una pieza de artillería del siglo XIX de las 3 que ornamentaban la estatua de José María Yáñez, el héroe defensor de la soberanía mexicana en Guaymas en 1854. Hasta 4 balas –esferas metálicas de varios kilos cada una— se fueron en el botín.

Se especuló sobre el destino de la pieza de artillería y sus proyectiles, una fundidora en Punta de Arena, frente a la zona industrial de Punta de Lastre, y hasta afirmaban que “completó varias propelas”. Decirlo era fácil, probarlo no.

Después, el busto de John F. Kennedy, el asesinado presidente estadounidense, desaparecía de la plaza frente al Panteón de San Fernando. La cauda de latrocinios siguió, pero la verdad, nunca tan cínica como hoy, cuando casi ninguna plaza pública conserva sus placas alusivas. La audacia de aquella época hoy es común. Hasta la del legendario paracorto y tercera base Alfredo “El yaqui” Ríos, colocada en la Unidad Deportiva, entró en esa grosera estadística apenas dos días después de su colocación.

Menciono lo anterior porque acaba de afinarse la ley para dar cárcel no solo a los ladrones de esas cosas, o señalamientos viales, tapaderas de alcantarillas y demás; también colarían responsables y dueños de chatarreras y casas de empeño.

Imagínese usted despojado de un bien que luego mire en el patio o escaparate de esos negocios. La ira y la impotencia lo enfermarán, pues la Policía o las oficinas ministeriales, no actúan. Eso, en el mejor de los casos, pues hay sitios donde la especulación ubica los agentes como parte de lo mismo.

Se acaba de dar el caso de un agente auxiliar asignado a la vigilancia de una escuela. El plantel sufrió un robo y a la investigación, el culpable resultó ¡el custodio!

Felicito al diputado David Palafox por las ganas que le pone a esa ley, y no quiero ser aguafiestas al preguntarle si pensó ya en lo fundamental de una ley, que es la capacidad de aplicarla.

En el pasado, el vendedor de chueco (artículos obtenidos ilícitamente) iba a prisión. Pero como todo se olvida, se crearon nuevas leyes para que el vendedor de chueco fuera a prisión y con él, el comprador. Hoy se repite la historia.

Queda la interrogante en el aire: ¿hay capacidad de aplicarla? Si no, joven David, lástima esfuerzo. Pugne por la adecuada respuesta de quienes están obligados a responderle a la sociedad en ese sentido, porque allí está la raíz de la impunidad con la que actúan ladrones –comúnmente, viciosos necesitados del satisfactor que les reduzca sufrimiento--, y sus patrocinadores, las recicladoras (chatarreras) y casas de empeño, pero esto no lo puedo afirmar, porque la carga de la prueba es exigible so pena de ir preso por dañar la reputación de los posibles afectados.

SONORA EN ESPAÑA

El diario EL PAIS consignó en sus páginas la decisión tomada por Sonora, de enfrentar a los “macheteros” pistola en mano.

Es orden de la Fiscalía sonorense advertir a los usuarios de esas armas, con las que amenazan y asaltan a los sonorenses cada vez más seguido y, si no hacen caso, les dispararán.

Ya lo han hecho y al menos se consignan cuatro muertos por no obedecer a los agentes. El cotidiano ibero cita también que la decisión es aceptada por los ciudadanos, al crecer la violencia que los hace víctimas.

Cierto, es duro ver el resultado de un actuar así de la autoridad. Pero el delincuente sabe el riesgo de serlo, el ciudadano no. Y son muchos los inocentes lesionados o asesinados por los que ahora, lo saben bien, serán reprimidos según actúen, por la gente del fiscal Odracir Espinoza. Para eso, y para cuidar a la gente, los está preparando.

TIROS RÁPIDOS

1.- El Delfinario Sonora se recuperó para los sonorenses con la llegada de 4 delfines.

Es el mismo, mejorado, que diseñó el sexenio de Eduardo Bours y que con una inversión de 70 millones de pesos daría espectáculos y terapias con delfines, complementado con serpentario, observatorio, jardín botánico, restaurante y tienda de curiosidades, entre otras cosas.

El propio Eduardo aceptó que se le fue el tiempo y no fueron 70 millones los gastados, sino 120, y solo para el delfinario. Lo que pasó solo ellos lo saben.

Durante el padrecismo, aparte de usarlo como piscina para ellos y sus cuates, los directivos del CEDES, sus amigos, los administradores del lugar, lo descuidaron de tal forma que se les murieron los delfines y al tiempo, lo cerraron.

Quedó la instalación a cargo del actual jefe de personal del Ayuntamiento, Alberto Albín, pues su director, Carlos González Nemer, se fue en diciembre de 2014 a Hermosillo, para dirigir una gasera de su recomendador, Roberto Dagnino, pero siguió cobrando su quincena de burócrata.

Ahora la cuestión es si la renovada Ley ambiental federal permitirá usar delfines como espectáculo y si no es el caso, de nada valdrá el enorme esfuerzo de la gobernadora Claudia Pavlovich para recuperar esta atractiva y útil instalación.

Parece que sí, porque son animales que ya estaban cautivos, pero la conciencia ecológica es fuerte y sólido el criterio sobre el sufrimiento de las especies. Debe definirse bien el tema para no llevarnos sorpresas.

2.- Eran aliados, ahora enemigos.

Trabajaron juntos en el PRI, siguieron juntos en aventuras políticas en colores distintos y hasta enfrentaron al poder electoral federal hasta ganarle en el papel, pero en la práctica hay que saber cuándo retirarse.

Hoy, Marcos Ulloa Cadena tiene un mes pidiendo la cabeza del secretario del Ayuntamiento Alán Jaramillo Pérez y casi la tenía, pero se atravesó la caprichosa actitud del alcalde panista Lorenzo De Cima Dworak y se frenó el guillotinazo.

Es que el alcalde no tolera que le pregunten cuándo correrá a sus funcionarios incumplidos, menos aún escuchar que debe correrlos, aún cuando se le demuestre que su actuar perjudica al pueblo y a su propia figura.

Se altera Marcos al hablar del tema, pero dice que lo hace porque no deben burlarse de los guaymenses y aporta datos del por qué. Pillerías pues, que para el alcalde, no existen. De Cima prefiere anunciar durante meses que su antecesor es la suma de todos los miedos del municipio y hace unos días, mandó a sus escuderos a denunciar tropelías que, si se fijara bien, no sustentó debidamente. Y peor, que pueden estar sucediendo en este momento.

Si corre a Jaramillo –por pillo confeso, bien señala una reportera local--, podría sucederlo David Kiamy, ex presidente Comité Municipal del PAN que difícilmente sabe escribir; o Santiago Samaniego, actual presidente de esas siglas, señalado de cobrar dos quincenas en Palacio a través de terceros; o Carlos Mexía, quien hoy da tumbos en esas asesorías legales de poco fruto para la comuna.

Más me sorprende que hablen de Francisco Bueno Ayup para el cargo, luego del escándalo que vivió en Durango y por el cual perdió la chamba de director de Finanzas de la Capital alacrana. O quizá por eso vendría.

Lo bueno es que ya se… no, no se van, les faltan todavía 15 meses.

3.- Una alianza de izquierdas en el puerto, es el paso sugerido por varios dirigentes locales que no ven cómo pueden ganar la elección de 2018 si caminan solos.

Hasta iniciativas para reunirse surgen y esta semana darán los primeros pasos, con un indicador sugerente de cómo está ese lado de la política: todos hablan de Morena.

Allí andarían desde Rodolfo Lizárraga (PT), hasta Porfirio Villa Brito del todavía no concretado PAS, y Heriberto Aguilar, de Morena, a quien parecen no considerar como base importante de las siglas, pues ya citan nombres de quién puede ser candidato a algo y él nunca aparece.

Se capta capacidad de convocatoria en el diputado local suplente Víctor Marín Martínez, hijo de don Demetrio y hermano de Mónica, la ex alcaldesa interina. El ingeniero y contratista saltó del PRD a la alianza con el PAN durante el pasado proceso y sería el abanderado por esa potencial alianza que, se insiste, daría pelea.

Estas líneas...

+ Sonora recuperó sus caminos; Riña tras riña y Guaymas pierde; Jimena, pese a todo, agrupa


GUAYMAS, Son.- No entendía por qué los responsables de la obra pública en Sonora hacían lo que hicieron hasta el último día del pasado sexenio.

Caminos y carreteras sufrieron tal descuido que dejaron de serlo, afectando a productores que sufrían para acudir a los mercados; trabajadores y estudiantes llegaban tarde, o no llegaban a labores; había accidentes con heridos y, más lamentable, muertos.

Descuido tal solo lo explica la soberbia de esos funcionarios cuyos nombres y “socios” están escritos con letras negras en el lado oscuro de la historia (el “Pala”, Enrique Torres, etc.).

Lo entendí después, cuando brotó la mugre del sexenio y se descubrió que el dinero público era para ellos, no para ver por la gente. Eran la clase política que invirtió por negocio, sin importar el daño a causar.

Lo mismo fue en otros rubros. Cuando los accidentes en esos caminos, innumerables fueron los heridos llevados a hospitales faltos de personal y sin medicinas. Cuántas muertes son responsabilidad del ex secretario de Salud que compraba condominios de 930 mil dólares en San Carlos, y de sus cómplices, entre ellos su hermano, “el artista de la familia”, a quien entregó el título de subsecretario y con el cual, entre otras cosas, este ungido tal, obligaba a los trabajadores a comprar su disco, por eso vendió –caro, por cierto—varios miles.

A la distancia veo que quien menos culpa tuvo en la muerte de aquel jornalero fuera del Hospital General de Guaymas, creo que de agotamiento y hambre, fue su director, el médico Alfredo Cervantes, quien tenía vedada toda exigencia a la titularidad estatal porque todo tenía respuesta negativa y la insistencia implicaba riesgo de despido. Recuerde, la obra de mejora hospitalaria anunciada desde el primer año no se terminó hasta llegar los nuevos tiempos.

Hoy, la buena nueva es, terminó el rescate carretero prometido por la señora Pavlovich. Recuerdo el anuncio de emociones encontradas que hizo, porque por un lado, la nueva responsable de los destinos de Sonora veía el desastre reflejado en el desanimo y daño sufrido por tantos sonorenses; y por otro, ya tenía mando para ver que el dinero de la gente tuviera mejor destino.

Ya Sonora tiene capacidad de movilidad segura, eficiente, de personas y productos y cada paso, debe resaltarse, exigió transparencia. Los constructores dan información y la hacen pública en el portal TuObra.mx, sobre licitación, costos, avances, y responden inquietudes.

Terminaron 67 obras del Programa Rescate Carretero lo cual requirió 2,670 millones de pesos para rehabilitar o reconstruir 1,799 kilómetros en Hermosillo, Cajeme, Noroeste, Valle de Guaymas, Río Sonora y la Sierra Alta y Baja.

En síntesis, es historia la falta de mantenimiento que averió severamente al 70% de las carreteras, pues de 5 mil kilómetros, 3 mil 600 tenían colapsada su infraestructura.

TIROS RÁPIDOS

1.- Riña tras riña, descuido tras descuido, el alcalde Lorenzo de Cima confirma, no será el mejor de la historia.

La última diferencia de la agenda, fue la discusión agria con el “dientes de sable” regidor de Movimiento Ciudadano, Marcos Ulloa, quien terminó con una “cruda” moral tremenda porque “el Lorenzo no trae nada en la bola”. Y no pudo hacerle entender que el tiempo se va y no se deja de niñerías.

El alcalde siente agresión si le exponen problemas de seguridad pública --docenas de ejecutados, balaceras, tienditas--, inexistentes servicios de limpia, deficiente alumbrado, robos a la orden del día y cuentas públicas depredadas.

Ni modo, dice desesperanzado, ya queda poco más de un año y “algo podríamos rescatar, pero no se deja ayudar”.

Preguntas que hago mías, a los H. Regidores: ¿Ya se dieron cuenta, sobre todo las cabezas de Comisión al interior del Cabildo, cómo trabaja la administración? ¿Resumieron su participación en opiniones sobre tal o cual programa, sugerir actividad, propuestas? ¿Están satisfechos de su productividad?

Recuerden: la gente ya sabe que ustedes deben aprobar o no lo que el Ayuntamiento promueva y alcance. Si resulta mal, ustedes lo avalaron. Digo, por aquello de que, como el alcalde, varios ya preparan inmerecidamente o no, su reelección.

2.- En Navojoa las rancheras no se cantan tan mal. El sábado un infeliz, víctima del veneno que el hampa disemina por el país, puso en jaque machete en mano a docena de policías, y estos exhibieron su incapacidad para controlarlo.

Me pregunto si se robarán el dinero de sus cursos de adiestramiento para defensa personal, compra de armas o equipo adecuado, etc. Como se estaría haciendo en Guaymas pues, donde no explica el contralor Fernando Ortega donde quedaron unos 7 millones perdidos en cuentas de Seguridad Pública, la que controla ¿o ya no? el secretario del Ayuntamiento Alan Jaramillo, pero no tanto como para haber impedido que el “Artillero” González, el tesorero despedido, pagara facturas falsas o clonadas.

Pero volviendo al tema Navojoa, pongan orden señores. Hermosillo ya dio la muestra, muy dura pero necesaria, cuando la Policía estatal repelió a dos macheteros que, siempre es lamentable, perdieron la vida. Rodolfo Montes de Oca Mena, fiscal sonorense, debió explicar el caso como debe ser, dando la cara, y deja claro: no habrá tolerancia contra quienes enfrenten a la ley.

3.- La tarea de Gilberto Gutiérrez Quiroz en el Estado se cumple, planchado todo el camino para dejar dirigencias fuertes con las cuales, está seguro el líder tricolor, se ganará la mayor parte de alcaldías y diputaciones en 2018.

Casi completa todo el sur. De viernes a domingo protestaron los presidentes y secretarios que llegan juntos respetando la paridad de género. En Guaymas así fue con Jimena Jaramillo y Ginés Valentín.

El delegado Álvaro Enciso proclama su “misión cumplida” y resta que la Comisión de Elecciones del Consejo Político le dé el documento formal a la dupla que promete mucho, sobre todo la maestra Jaramillo, quien en el Cabildo subió a la cresta de la ola al explicarle al alcalde Lorenzo de Cima cómo debería trabajar, aunque claro, tampoco a ella le entendió el munícipe y la trató mal, en una reacción misógina harto criticada, pero la dama se catapultó y mírenla.

El informe de Enciso incluye el trabajo discreto pero de resultados, cumplido por el presidente en funciones Rubén Contreras Herman, a quien quisieron subir al ring pero el joven que tiene mucha cuerda por delante, también regidor, aguantó con los pies en la tierra y llegó a puerto sano y salvo.

Eso sí, la “operación cicatriz” debe llegar. Algunos personajes volvieron a ser víctimas de las, llamémosle, “imperfecciones de la democracia”, al pedirles opinión y luego arrojarla al cesto de la basura. Deben apoyarla los mismos que convencieron –y no del todo-- a Alfonso Ayala, Bulmaro Pacheco, Susana Corella, Edmundo Chávez y demás asistentes al desayuno del cerrojazo en una residencia de Lomas de Cortés, donde se vio intenso Carlos “El cacho” Zaragoza, hombre fuerte en el nivel estatal en estos tiempos.

De salida, vino Rafael Moreno Valle –envié un tuit donde le puse Javier y así me fue con varios lectores— a dar una conferencia en el salón Náutica, donde César Lizárraga y los padrecistas hacían sus eventos, pero al acto panista no invitaron al dirigente panista Santiago Samaniego.

Eso sí, rodearon al visitante los inhabilitados Mónica Marín, Carlos Dueñas y varios de su equipo, buscadores de algo que los mantenga activos en política, donde les fue muy bien materialmente, valiéndoles gorro el cuestionamiento popular.

La conferencia del señor de los camotes –es de Puebla-- que busca entrar en la elección de 2018, se llamó "Gobiernos Humanistas, Cambio Responsable". Rafa es coordinador de la Comisión Política del Partido Acción Nacional en el país.

Y solo por si de algo le sirve, la fundación “Hacer el bien común” hizo la invitación impersonal, como la hicieron “Caro y Manuel”, la primera no sé quién es, y el segundo es el diputado Manuel Villegas quien, me dicen, apoyó con la renta de camiones para llenarle el sitio al ex gobernador poblano, aunque el representante por Guaymas ya no sea bien visto por el panismo sonorense, desde aquella vez que se ladeó hacia el priísmo en no sé qué conveniencia personal.

Estas líneas...

+ Tumbar a todos, la consigna de todos

GUAYMAS, Son.- No se ha pedido la renuncia a Alan Jaramillo, el panista más priísta de la casa de piedra y, si hacemos caso a los asesores de Lorenzo De Cima Dworak, tampoco el señor de los sobornos y de los negocios negros, se irá por su cuenta, como se especula desde hace una semana.

La presunción es que dos lunes atrás, el agarrón por lo que queda del Ayuntamiento provocó choque entre el ex socio de quienes se apropian de terrenos y los venden sin documentos legales a familias pobres, y el alcalde, quien dio el manotazo en el escritorio y lo despidió.

Si eso fuese cierto, saque usted cuentas: al corrupto ex tesorero Arturo Lozano, apodado “El Artillero” porque habría sido quien dio los “cañonazos” de 50 mil pesos a tres regidores y 350 mil a uno más –Enrique Hudson, Alfonso Uribe, Jimena Jaramillo y Eduardo “El pin” González, según la acusación grabada que hizo en sesión del Cabildo el propio alcalde--, lo corrió desde diciembre y se fue el 15 de mayo. Alán entonces, se irá en noviembre.

No se sorprenda de lo que pase en este Ayuntamiento, donde hay todo lo malo que puede haber. Pero nada de respeto institucional y amor al suelo.

Ahora que corrieron al “Narciso Mendoza” en mención y fracasada la asonada del alcalde contra esos regidores –quiso quitarlos de la Comisión de Hacienda--, resulta que los cómplices del lavandero, de dentro y de fuera de Palacio, divulgan un video donde lo dibujan como el héroe del momento. Que renunció, dice la romántica versión, porque no quiso seguir arrojando dinero al bolsillo de Lorenzo y sus esbirros.

Un poco más sentimental y lloro, la verdad. Como me decía un contertulio: solo falta que si se va Alan Jaramillo de la Secretaría del Ayuntamiento, sea porque se niega a aceptar la corrupción policíaca, los presuntos embutes del “narco” a la autoridad municipal, la compra de quipo para la policía que se paga en millones de pesos y nunca llega, nóminas dobles, contabilidad doble, etc. Otro héroe pues.

Lo que sí le digo, es que para que se fuera el roba dinero de chalecos y uniformes policiacos, el alcalde se tuvo que imponer a los regidores que lo retenían con el criterio del español que pedía su funeral en Sevilla si llegase a morir en Madrid; y en Madrid, si su deceso se diera en Sevilla.

“Ah, `Dio´… ¿Y por qué eso..? Interrogan sus vasallos al ibero, recibiendo una respuesta tal cual: “No más por joder”.

Es que, tricolor y aliados en el Cabildo, al saber que despedían al tesorero, dieron un “sí” condicionado a que se fuera también Jaramillo, así desmembraban la capacidad operativa del Ayuntamiento, pues así de lépero y todo, el secretario sabe lo que hace, es priísta, ha hecho cosas con los priístas y al pensar como ellos, se adelanta a muchas acciones. Ediles del PRD y PT piensan igual que los tricolor.

Ido el “Artillero”–con alforjas llenas, me platican-- se van sobre otras medidas de presión, como esa de demandar por difamación, o lo que resulte, por acusarlos de recibir dinero. Por la libre se va otro regidor panista, Raúl Sánchez, quien demandó a dos funcionarios por hurtar presupuestos; cosas así.

Sánchez, por cierto, se siente perseguido y trae guaruras, pero en descargo, dice que él los paga, no como los funcionarios de Lorenzo de Cima, quienes se llevan policías pagados por el pueblo a cuidar sus casas y recoger niños en la escuela.

Ninguno sin embargo, habla de recuperar dinero perdido en compras de equipo, material, obras, etc. Tampoco de proponer acuerdos que permitan acotar el saqueo al erario.

Qué semana esta que pasó. Chismes mil. Los asuntos legales, pendientes, guardados en los archivos de siempre, ante el desinterés por darles curso. Debe abrumar tanto papeleo inútil.

Y de la enorme deuda de casi 8 mil millones de pesos por las tranzas de las luminarias, iniciadas por César Lizárraga y su cobrador, Alonso Arriola; seguidas por Mónica Marín e ignoradas por Otto Claussen, resulta que Mifel, la empresa de políticos priístas y panistas (dicen que son lo mismo), ya desliza que el alcalde de Guaymas solo escandaliza, pues en rigor sí se debe eso, pero en la práctica, con 25 millones de pesos paga todo.

El avanzado trienio así terminará. Lo que vayan a proponer los candidatos para el próximo proceso electoral tendrá que ser muy creativo, pues ya se desgastó toda propuesta tradicional y el votante sabe que todos los partidos fallan, desaparecida la vocación de servicio. Hoy, se acepta con cinismo, es una inversión a recuperarse con creces.

Para la historia, este mensaje enviado por los 4 ediles agredidos en su honor por el alcalde:

“El día de hoy en sesión de cabildo extraordinaria núm. 45, se intentó la remoción de nuestro cargo dentro de la "Comisión de Hacienda Patrimonio y Cuenta Pública"; el presidente y algunos regidores nos consideran un estorbo y no toleran la crítica, mucho menos los señalamientos, como comisión; el día de hoy ganamos y seguiremos trabajando y cuidando los intereses de Guaymas, aunque no les guste a regidores y alcalde”. Firman Alfonso Uribe C., Eduardo El Pin González, Enrique Hudson Alcérreca”.

En la foto divulgada con este texto también aparece Jimena Jaramillo, quien al terminar la semana encabezaba la reducida lista de aspirantes a dirigir el Comité Municipal del PRI Guaymas. El cargo también lo pretende la dirigente de armadores pesqueros Mireya Acuña. Varios jovencitos se acercan, pero no por ese cargo, sino por posiciones de trabajo para madurar en el tema. No los hagan pandos, por favor.

Si “gana” la carrera Enrique Claussen, director del ISSSTESON, la señora Jaramillo será la dirigente.

De salida, sigue la ratonera atrapando roedores en Tucson, Arizona. Ahora cayó el leperete secretario de gobierno del padrecismo, Roberto Romero. Con él, su esposa.

TIROS RAPIDOS:

1.- Me preguntan algo muy difícil de saber, dados los mil brincos en suelo parejo que se dan en los procesos electorales:

Que si Manuel Villegas fue perdedor adrede en la campaña de Alfonso Elías Serrano por la gubernatura, de la cual fue coordinador local; y si la noche de la derrota de El Vaquero, cambió todos los vales de gasolina con la que se desplazarían los coordinadores, por dinero, algo así como un millón de pesos.

Ni sé, ni quiero preguntar, le dije a mi interrogador. El, malpensado como es, consignaba que por ello Villegas obtuvo empleo en la Secretaría de Gobierno durante todo el sexenio panista y fue el panismo el que en 2015 lo hizo candidato a diputado local, ganando al priísta Walter Decima.

Derrotado el PAN, Villegas intenta otro brinco buscando ser candidato a alcalde de Guaymas, quizá hacia Movimiento Ciudadano, el MAS de Lupe Curiel o tal vez Morena; le busca hasta por el intercambio que haría Javier Moreno Valle para dar su apoyo a quien resulte vencedor en la interna panista por la presidencia de la República.

2.- Desde Puerto Vallarta se reporta quien fuera magnífico promotor de inversiones como titular del puerto marítimo, José Luis Castro Ibarra.

Imposible dejar de preguntarle sobre los proyectos que dejó pendientes cuando le pidieron la bola en la dirección de la Administración Portuaria Integral de Guaymas.

El plan era que los empresarios desarrollaran proyectos en el puerto, pero los frenó la intromisión de la política. Recordamos aquellos anuncios y coincidimos: hoy estuvieran operando 5 terminales especializadas más con unos 5 mil empleos bien pagados. Y, literalmente, Guaymas “se estaría riendo” del resto del país.

La buena nueva es que Edmundo Chávez, el administrador portuario actual, sabe de gestión y acertó con el rechazo de Ford de desplazar autos nuevos, pues el suelo del antiguo astillero de Conagusa, se le entregó a la Secretaría de Marina y la dependencia construirá allí naves para su flota y varias unidades para Pemex. Eso atraerá unos 500 empleos más de aquí a diciembre.

3.- En el Congreso del Estado, los diputados de la comisión de Comunicación recibieron peticiones de los periodistas sonorenses, que protestan por la muerte violenta de compañeros en el país.

Solicitan apoyo para que en México exista la garantía para ejercer el derecho de la libre expresión. Cristina Gómez Lima dio lectura al manifiesto en el que recordó a los últimos 5 periodistas asesinados en Sinaloa, Chihuahua y Veracruz.

Cesar Fraijo demandó reconsiderar el análisis de dos iniciativas que contemplan medidas para garantizar el libre ejercicio de la prensa. La presidenta de la Comisión, Kiki Díaz Brown, trabaja en el tema y el compromiso es analizar con rapidez la viabilidad y aplicación de las peticiones.

Queda en el ambiente la vergüenza generada por un país incapaz de cumplir con una de las garantías elementales, la libertad de expresión. Sin eso, supondríamos que tampoco se puede garantizar el trabajo de jueces y magistrados. Cuanto hay por hacer en México.