Agustin Rodriguez

Estas líneas...

+ David Palafox: ¿Le  responderá la Policía? + En Madrid, EL PAIS se ocupa de Sonora + Alianza de izquierdas en Guaymas para 2018


GUAYMAS, Son.- En los años 70, el vespertino local El Diario y el matutino La Gaceta, abordaban el escándalo de la agresión a la memoria de nuestros héroes, pues la delincuencia se había robado ¡un cañón!

Si. Una pieza de artillería del siglo XIX de las 3 que ornamentaban la estatua de José María Yáñez, el héroe defensor de la soberanía mexicana en Guaymas en 1854. Hasta 4 balas –esferas metálicas de varios kilos cada una— se fueron en el botín.

Se especuló sobre el destino de la pieza de artillería y sus proyectiles, una fundidora en Punta de Arena, frente a la zona industrial de Punta de Lastre, y hasta afirmaban que “completó varias propelas”. Decirlo era fácil, probarlo no.

Después, el busto de John F. Kennedy, el asesinado presidente estadounidense, desaparecía de la plaza frente al Panteón de San Fernando. La cauda de latrocinios siguió, pero la verdad, nunca tan cínica como hoy, cuando casi ninguna plaza pública conserva sus placas alusivas. La audacia de aquella época hoy es común. Hasta la del legendario paracorto y tercera base Alfredo “El yaqui” Ríos, colocada en la Unidad Deportiva, entró en esa grosera estadística apenas dos días después de su colocación.

Menciono lo anterior porque acaba de afinarse la ley para dar cárcel no solo a los ladrones de esas cosas, o señalamientos viales, tapaderas de alcantarillas y demás; también colarían responsables y dueños de chatarreras y casas de empeño.

Imagínese usted despojado de un bien que luego mire en el patio o escaparate de esos negocios. La ira y la impotencia lo enfermarán, pues la Policía o las oficinas ministeriales, no actúan. Eso, en el mejor de los casos, pues hay sitios donde la especulación ubica los agentes como parte de lo mismo.

Se acaba de dar el caso de un agente auxiliar asignado a la vigilancia de una escuela. El plantel sufrió un robo y a la investigación, el culpable resultó ¡el custodio!

Felicito al diputado David Palafox por las ganas que le pone a esa ley, y no quiero ser aguafiestas al preguntarle si pensó ya en lo fundamental de una ley, que es la capacidad de aplicarla.

En el pasado, el vendedor de chueco (artículos obtenidos ilícitamente) iba a prisión. Pero como todo se olvida, se crearon nuevas leyes para que el vendedor de chueco fuera a prisión y con él, el comprador. Hoy se repite la historia.

Queda la interrogante en el aire: ¿hay capacidad de aplicarla? Si no, joven David, lástima esfuerzo. Pugne por la adecuada respuesta de quienes están obligados a responderle a la sociedad en ese sentido, porque allí está la raíz de la impunidad con la que actúan ladrones –comúnmente, viciosos necesitados del satisfactor que les reduzca sufrimiento--, y sus patrocinadores, las recicladoras (chatarreras) y casas de empeño, pero esto no lo puedo afirmar, porque la carga de la prueba es exigible so pena de ir preso por dañar la reputación de los posibles afectados.

SONORA EN ESPAÑA

El diario EL PAIS consignó en sus páginas la decisión tomada por Sonora, de enfrentar a los “macheteros” pistola en mano.

Es orden de la Fiscalía sonorense advertir a los usuarios de esas armas, con las que amenazan y asaltan a los sonorenses cada vez más seguido y, si no hacen caso, les dispararán.

Ya lo han hecho y al menos se consignan cuatro muertos por no obedecer a los agentes. El cotidiano ibero cita también que la decisión es aceptada por los ciudadanos, al crecer la violencia que los hace víctimas.

Cierto, es duro ver el resultado de un actuar así de la autoridad. Pero el delincuente sabe el riesgo de serlo, el ciudadano no. Y son muchos los inocentes lesionados o asesinados por los que ahora, lo saben bien, serán reprimidos según actúen, por la gente del fiscal Odracir Espinoza. Para eso, y para cuidar a la gente, los está preparando.

TIROS RÁPIDOS

1.- El Delfinario Sonora se recuperó para los sonorenses con la llegada de 4 delfines.

Es el mismo, mejorado, que diseñó el sexenio de Eduardo Bours y que con una inversión de 70 millones de pesos daría espectáculos y terapias con delfines, complementado con serpentario, observatorio, jardín botánico, restaurante y tienda de curiosidades, entre otras cosas.

El propio Eduardo aceptó que se le fue el tiempo y no fueron 70 millones los gastados, sino 120, y solo para el delfinario. Lo que pasó solo ellos lo saben.

Durante el padrecismo, aparte de usarlo como piscina para ellos y sus cuates, los directivos del CEDES, sus amigos, los administradores del lugar, lo descuidaron de tal forma que se les murieron los delfines y al tiempo, lo cerraron.

Quedó la instalación a cargo del actual jefe de personal del Ayuntamiento, Alberto Albín, pues su director, Carlos González Nemer, se fue en diciembre de 2014 a Hermosillo, para dirigir una gasera de su recomendador, Roberto Dagnino, pero siguió cobrando su quincena de burócrata.

Ahora la cuestión es si la renovada Ley ambiental federal permitirá usar delfines como espectáculo y si no es el caso, de nada valdrá el enorme esfuerzo de la gobernadora Claudia Pavlovich para recuperar esta atractiva y útil instalación.

Parece que sí, porque son animales que ya estaban cautivos, pero la conciencia ecológica es fuerte y sólido el criterio sobre el sufrimiento de las especies. Debe definirse bien el tema para no llevarnos sorpresas.

2.- Eran aliados, ahora enemigos.

Trabajaron juntos en el PRI, siguieron juntos en aventuras políticas en colores distintos y hasta enfrentaron al poder electoral federal hasta ganarle en el papel, pero en la práctica hay que saber cuándo retirarse.

Hoy, Marcos Ulloa Cadena tiene un mes pidiendo la cabeza del secretario del Ayuntamiento Alán Jaramillo Pérez y casi la tenía, pero se atravesó la caprichosa actitud del alcalde panista Lorenzo De Cima Dworak y se frenó el guillotinazo.

Es que el alcalde no tolera que le pregunten cuándo correrá a sus funcionarios incumplidos, menos aún escuchar que debe correrlos, aún cuando se le demuestre que su actuar perjudica al pueblo y a su propia figura.

Se altera Marcos al hablar del tema, pero dice que lo hace porque no deben burlarse de los guaymenses y aporta datos del por qué. Pillerías pues, que para el alcalde, no existen. De Cima prefiere anunciar durante meses que su antecesor es la suma de todos los miedos del municipio y hace unos días, mandó a sus escuderos a denunciar tropelías que, si se fijara bien, no sustentó debidamente. Y peor, que pueden estar sucediendo en este momento.

Si corre a Jaramillo –por pillo confeso, bien señala una reportera local--, podría sucederlo David Kiamy, ex presidente Comité Municipal del PAN que difícilmente sabe escribir; o Santiago Samaniego, actual presidente de esas siglas, señalado de cobrar dos quincenas en Palacio a través de terceros; o Carlos Mexía, quien hoy da tumbos en esas asesorías legales de poco fruto para la comuna.

Más me sorprende que hablen de Francisco Bueno Ayup para el cargo, luego del escándalo que vivió en Durango y por el cual perdió la chamba de director de Finanzas de la Capital alacrana. O quizá por eso vendría.

Lo bueno es que ya se… no, no se van, les faltan todavía 15 meses.

3.- Una alianza de izquierdas en el puerto, es el paso sugerido por varios dirigentes locales que no ven cómo pueden ganar la elección de 2018 si caminan solos.

Hasta iniciativas para reunirse surgen y esta semana darán los primeros pasos, con un indicador sugerente de cómo está ese lado de la política: todos hablan de Morena.

Allí andarían desde Rodolfo Lizárraga (PT), hasta Porfirio Villa Brito del todavía no concretado PAS, y Heriberto Aguilar, de Morena, a quien parecen no considerar como base importante de las siglas, pues ya citan nombres de quién puede ser candidato a algo y él nunca aparece.

Se capta capacidad de convocatoria en el diputado local suplente Víctor Marín Martínez, hijo de don Demetrio y hermano de Mónica, la ex alcaldesa interina. El ingeniero y contratista saltó del PRD a la alianza con el PAN durante el pasado proceso y sería el abanderado por esa potencial alianza que, se insiste, daría pelea.

Estas líneas...

+ Sonora recuperó sus caminos; Riña tras riña y Guaymas pierde; Jimena, pese a todo, agrupa


GUAYMAS, Son.- No entendía por qué los responsables de la obra pública en Sonora hacían lo que hicieron hasta el último día del pasado sexenio.

Caminos y carreteras sufrieron tal descuido que dejaron de serlo, afectando a productores que sufrían para acudir a los mercados; trabajadores y estudiantes llegaban tarde, o no llegaban a labores; había accidentes con heridos y, más lamentable, muertos.

Descuido tal solo lo explica la soberbia de esos funcionarios cuyos nombres y “socios” están escritos con letras negras en el lado oscuro de la historia (el “Pala”, Enrique Torres, etc.).

Lo entendí después, cuando brotó la mugre del sexenio y se descubrió que el dinero público era para ellos, no para ver por la gente. Eran la clase política que invirtió por negocio, sin importar el daño a causar.

Lo mismo fue en otros rubros. Cuando los accidentes en esos caminos, innumerables fueron los heridos llevados a hospitales faltos de personal y sin medicinas. Cuántas muertes son responsabilidad del ex secretario de Salud que compraba condominios de 930 mil dólares en San Carlos, y de sus cómplices, entre ellos su hermano, “el artista de la familia”, a quien entregó el título de subsecretario y con el cual, entre otras cosas, este ungido tal, obligaba a los trabajadores a comprar su disco, por eso vendió –caro, por cierto—varios miles.

A la distancia veo que quien menos culpa tuvo en la muerte de aquel jornalero fuera del Hospital General de Guaymas, creo que de agotamiento y hambre, fue su director, el médico Alfredo Cervantes, quien tenía vedada toda exigencia a la titularidad estatal porque todo tenía respuesta negativa y la insistencia implicaba riesgo de despido. Recuerde, la obra de mejora hospitalaria anunciada desde el primer año no se terminó hasta llegar los nuevos tiempos.

Hoy, la buena nueva es, terminó el rescate carretero prometido por la señora Pavlovich. Recuerdo el anuncio de emociones encontradas que hizo, porque por un lado, la nueva responsable de los destinos de Sonora veía el desastre reflejado en el desanimo y daño sufrido por tantos sonorenses; y por otro, ya tenía mando para ver que el dinero de la gente tuviera mejor destino.

Ya Sonora tiene capacidad de movilidad segura, eficiente, de personas y productos y cada paso, debe resaltarse, exigió transparencia. Los constructores dan información y la hacen pública en el portal TuObra.mx, sobre licitación, costos, avances, y responden inquietudes.

Terminaron 67 obras del Programa Rescate Carretero lo cual requirió 2,670 millones de pesos para rehabilitar o reconstruir 1,799 kilómetros en Hermosillo, Cajeme, Noroeste, Valle de Guaymas, Río Sonora y la Sierra Alta y Baja.

En síntesis, es historia la falta de mantenimiento que averió severamente al 70% de las carreteras, pues de 5 mil kilómetros, 3 mil 600 tenían colapsada su infraestructura.

TIROS RÁPIDOS

1.- Riña tras riña, descuido tras descuido, el alcalde Lorenzo de Cima confirma, no será el mejor de la historia.

La última diferencia de la agenda, fue la discusión agria con el “dientes de sable” regidor de Movimiento Ciudadano, Marcos Ulloa, quien terminó con una “cruda” moral tremenda porque “el Lorenzo no trae nada en la bola”. Y no pudo hacerle entender que el tiempo se va y no se deja de niñerías.

El alcalde siente agresión si le exponen problemas de seguridad pública --docenas de ejecutados, balaceras, tienditas--, inexistentes servicios de limpia, deficiente alumbrado, robos a la orden del día y cuentas públicas depredadas.

Ni modo, dice desesperanzado, ya queda poco más de un año y “algo podríamos rescatar, pero no se deja ayudar”.

Preguntas que hago mías, a los H. Regidores: ¿Ya se dieron cuenta, sobre todo las cabezas de Comisión al interior del Cabildo, cómo trabaja la administración? ¿Resumieron su participación en opiniones sobre tal o cual programa, sugerir actividad, propuestas? ¿Están satisfechos de su productividad?

Recuerden: la gente ya sabe que ustedes deben aprobar o no lo que el Ayuntamiento promueva y alcance. Si resulta mal, ustedes lo avalaron. Digo, por aquello de que, como el alcalde, varios ya preparan inmerecidamente o no, su reelección.

2.- En Navojoa las rancheras no se cantan tan mal. El sábado un infeliz, víctima del veneno que el hampa disemina por el país, puso en jaque machete en mano a docena de policías, y estos exhibieron su incapacidad para controlarlo.

Me pregunto si se robarán el dinero de sus cursos de adiestramiento para defensa personal, compra de armas o equipo adecuado, etc. Como se estaría haciendo en Guaymas pues, donde no explica el contralor Fernando Ortega donde quedaron unos 7 millones perdidos en cuentas de Seguridad Pública, la que controla ¿o ya no? el secretario del Ayuntamiento Alan Jaramillo, pero no tanto como para haber impedido que el “Artillero” González, el tesorero despedido, pagara facturas falsas o clonadas.

Pero volviendo al tema Navojoa, pongan orden señores. Hermosillo ya dio la muestra, muy dura pero necesaria, cuando la Policía estatal repelió a dos macheteros que, siempre es lamentable, perdieron la vida. Rodolfo Montes de Oca Mena, fiscal sonorense, debió explicar el caso como debe ser, dando la cara, y deja claro: no habrá tolerancia contra quienes enfrenten a la ley.

3.- La tarea de Gilberto Gutiérrez Quiroz en el Estado se cumple, planchado todo el camino para dejar dirigencias fuertes con las cuales, está seguro el líder tricolor, se ganará la mayor parte de alcaldías y diputaciones en 2018.

Casi completa todo el sur. De viernes a domingo protestaron los presidentes y secretarios que llegan juntos respetando la paridad de género. En Guaymas así fue con Jimena Jaramillo y Ginés Valentín.

El delegado Álvaro Enciso proclama su “misión cumplida” y resta que la Comisión de Elecciones del Consejo Político le dé el documento formal a la dupla que promete mucho, sobre todo la maestra Jaramillo, quien en el Cabildo subió a la cresta de la ola al explicarle al alcalde Lorenzo de Cima cómo debería trabajar, aunque claro, tampoco a ella le entendió el munícipe y la trató mal, en una reacción misógina harto criticada, pero la dama se catapultó y mírenla.

El informe de Enciso incluye el trabajo discreto pero de resultados, cumplido por el presidente en funciones Rubén Contreras Herman, a quien quisieron subir al ring pero el joven que tiene mucha cuerda por delante, también regidor, aguantó con los pies en la tierra y llegó a puerto sano y salvo.

Eso sí, la “operación cicatriz” debe llegar. Algunos personajes volvieron a ser víctimas de las, llamémosle, “imperfecciones de la democracia”, al pedirles opinión y luego arrojarla al cesto de la basura. Deben apoyarla los mismos que convencieron –y no del todo-- a Alfonso Ayala, Bulmaro Pacheco, Susana Corella, Edmundo Chávez y demás asistentes al desayuno del cerrojazo en una residencia de Lomas de Cortés, donde se vio intenso Carlos “El cacho” Zaragoza, hombre fuerte en el nivel estatal en estos tiempos.

De salida, vino Rafael Moreno Valle –envié un tuit donde le puse Javier y así me fue con varios lectores— a dar una conferencia en el salón Náutica, donde César Lizárraga y los padrecistas hacían sus eventos, pero al acto panista no invitaron al dirigente panista Santiago Samaniego.

Eso sí, rodearon al visitante los inhabilitados Mónica Marín, Carlos Dueñas y varios de su equipo, buscadores de algo que los mantenga activos en política, donde les fue muy bien materialmente, valiéndoles gorro el cuestionamiento popular.

La conferencia del señor de los camotes –es de Puebla-- que busca entrar en la elección de 2018, se llamó "Gobiernos Humanistas, Cambio Responsable". Rafa es coordinador de la Comisión Política del Partido Acción Nacional en el país.

Y solo por si de algo le sirve, la fundación “Hacer el bien común” hizo la invitación impersonal, como la hicieron “Caro y Manuel”, la primera no sé quién es, y el segundo es el diputado Manuel Villegas quien, me dicen, apoyó con la renta de camiones para llenarle el sitio al ex gobernador poblano, aunque el representante por Guaymas ya no sea bien visto por el panismo sonorense, desde aquella vez que se ladeó hacia el priísmo en no sé qué conveniencia personal.

Estas líneas...

+ Tumbar a todos, la consigna de todos

GUAYMAS, Son.- No se ha pedido la renuncia a Alan Jaramillo, el panista más priísta de la casa de piedra y, si hacemos caso a los asesores de Lorenzo De Cima Dworak, tampoco el señor de los sobornos y de los negocios negros, se irá por su cuenta, como se especula desde hace una semana.

La presunción es que dos lunes atrás, el agarrón por lo que queda del Ayuntamiento provocó choque entre el ex socio de quienes se apropian de terrenos y los venden sin documentos legales a familias pobres, y el alcalde, quien dio el manotazo en el escritorio y lo despidió.

Si eso fuese cierto, saque usted cuentas: al corrupto ex tesorero Arturo Lozano, apodado “El Artillero” porque habría sido quien dio los “cañonazos” de 50 mil pesos a tres regidores y 350 mil a uno más –Enrique Hudson, Alfonso Uribe, Jimena Jaramillo y Eduardo “El pin” González, según la acusación grabada que hizo en sesión del Cabildo el propio alcalde--, lo corrió desde diciembre y se fue el 15 de mayo. Alán entonces, se irá en noviembre.

No se sorprenda de lo que pase en este Ayuntamiento, donde hay todo lo malo que puede haber. Pero nada de respeto institucional y amor al suelo.

Ahora que corrieron al “Narciso Mendoza” en mención y fracasada la asonada del alcalde contra esos regidores –quiso quitarlos de la Comisión de Hacienda--, resulta que los cómplices del lavandero, de dentro y de fuera de Palacio, divulgan un video donde lo dibujan como el héroe del momento. Que renunció, dice la romántica versión, porque no quiso seguir arrojando dinero al bolsillo de Lorenzo y sus esbirros.

Un poco más sentimental y lloro, la verdad. Como me decía un contertulio: solo falta que si se va Alan Jaramillo de la Secretaría del Ayuntamiento, sea porque se niega a aceptar la corrupción policíaca, los presuntos embutes del “narco” a la autoridad municipal, la compra de quipo para la policía que se paga en millones de pesos y nunca llega, nóminas dobles, contabilidad doble, etc. Otro héroe pues.

Lo que sí le digo, es que para que se fuera el roba dinero de chalecos y uniformes policiacos, el alcalde se tuvo que imponer a los regidores que lo retenían con el criterio del español que pedía su funeral en Sevilla si llegase a morir en Madrid; y en Madrid, si su deceso se diera en Sevilla.

“Ah, `Dio´… ¿Y por qué eso..? Interrogan sus vasallos al ibero, recibiendo una respuesta tal cual: “No más por joder”.

Es que, tricolor y aliados en el Cabildo, al saber que despedían al tesorero, dieron un “sí” condicionado a que se fuera también Jaramillo, así desmembraban la capacidad operativa del Ayuntamiento, pues así de lépero y todo, el secretario sabe lo que hace, es priísta, ha hecho cosas con los priístas y al pensar como ellos, se adelanta a muchas acciones. Ediles del PRD y PT piensan igual que los tricolor.

Ido el “Artillero”–con alforjas llenas, me platican-- se van sobre otras medidas de presión, como esa de demandar por difamación, o lo que resulte, por acusarlos de recibir dinero. Por la libre se va otro regidor panista, Raúl Sánchez, quien demandó a dos funcionarios por hurtar presupuestos; cosas así.

Sánchez, por cierto, se siente perseguido y trae guaruras, pero en descargo, dice que él los paga, no como los funcionarios de Lorenzo de Cima, quienes se llevan policías pagados por el pueblo a cuidar sus casas y recoger niños en la escuela.

Ninguno sin embargo, habla de recuperar dinero perdido en compras de equipo, material, obras, etc. Tampoco de proponer acuerdos que permitan acotar el saqueo al erario.

Qué semana esta que pasó. Chismes mil. Los asuntos legales, pendientes, guardados en los archivos de siempre, ante el desinterés por darles curso. Debe abrumar tanto papeleo inútil.

Y de la enorme deuda de casi 8 mil millones de pesos por las tranzas de las luminarias, iniciadas por César Lizárraga y su cobrador, Alonso Arriola; seguidas por Mónica Marín e ignoradas por Otto Claussen, resulta que Mifel, la empresa de políticos priístas y panistas (dicen que son lo mismo), ya desliza que el alcalde de Guaymas solo escandaliza, pues en rigor sí se debe eso, pero en la práctica, con 25 millones de pesos paga todo.

El avanzado trienio así terminará. Lo que vayan a proponer los candidatos para el próximo proceso electoral tendrá que ser muy creativo, pues ya se desgastó toda propuesta tradicional y el votante sabe que todos los partidos fallan, desaparecida la vocación de servicio. Hoy, se acepta con cinismo, es una inversión a recuperarse con creces.

Para la historia, este mensaje enviado por los 4 ediles agredidos en su honor por el alcalde:

“El día de hoy en sesión de cabildo extraordinaria núm. 45, se intentó la remoción de nuestro cargo dentro de la "Comisión de Hacienda Patrimonio y Cuenta Pública"; el presidente y algunos regidores nos consideran un estorbo y no toleran la crítica, mucho menos los señalamientos, como comisión; el día de hoy ganamos y seguiremos trabajando y cuidando los intereses de Guaymas, aunque no les guste a regidores y alcalde”. Firman Alfonso Uribe C., Eduardo El Pin González, Enrique Hudson Alcérreca”.

En la foto divulgada con este texto también aparece Jimena Jaramillo, quien al terminar la semana encabezaba la reducida lista de aspirantes a dirigir el Comité Municipal del PRI Guaymas. El cargo también lo pretende la dirigente de armadores pesqueros Mireya Acuña. Varios jovencitos se acercan, pero no por ese cargo, sino por posiciones de trabajo para madurar en el tema. No los hagan pandos, por favor.

Si “gana” la carrera Enrique Claussen, director del ISSSTESON, la señora Jaramillo será la dirigente.

De salida, sigue la ratonera atrapando roedores en Tucson, Arizona. Ahora cayó el leperete secretario de gobierno del padrecismo, Roberto Romero. Con él, su esposa.

TIROS RAPIDOS:

1.- Me preguntan algo muy difícil de saber, dados los mil brincos en suelo parejo que se dan en los procesos electorales:

Que si Manuel Villegas fue perdedor adrede en la campaña de Alfonso Elías Serrano por la gubernatura, de la cual fue coordinador local; y si la noche de la derrota de El Vaquero, cambió todos los vales de gasolina con la que se desplazarían los coordinadores, por dinero, algo así como un millón de pesos.

Ni sé, ni quiero preguntar, le dije a mi interrogador. El, malpensado como es, consignaba que por ello Villegas obtuvo empleo en la Secretaría de Gobierno durante todo el sexenio panista y fue el panismo el que en 2015 lo hizo candidato a diputado local, ganando al priísta Walter Decima.

Derrotado el PAN, Villegas intenta otro brinco buscando ser candidato a alcalde de Guaymas, quizá hacia Movimiento Ciudadano, el MAS de Lupe Curiel o tal vez Morena; le busca hasta por el intercambio que haría Javier Moreno Valle para dar su apoyo a quien resulte vencedor en la interna panista por la presidencia de la República.

2.- Desde Puerto Vallarta se reporta quien fuera magnífico promotor de inversiones como titular del puerto marítimo, José Luis Castro Ibarra.

Imposible dejar de preguntarle sobre los proyectos que dejó pendientes cuando le pidieron la bola en la dirección de la Administración Portuaria Integral de Guaymas.

El plan era que los empresarios desarrollaran proyectos en el puerto, pero los frenó la intromisión de la política. Recordamos aquellos anuncios y coincidimos: hoy estuvieran operando 5 terminales especializadas más con unos 5 mil empleos bien pagados. Y, literalmente, Guaymas “se estaría riendo” del resto del país.

La buena nueva es que Edmundo Chávez, el administrador portuario actual, sabe de gestión y acertó con el rechazo de Ford de desplazar autos nuevos, pues el suelo del antiguo astillero de Conagusa, se le entregó a la Secretaría de Marina y la dependencia construirá allí naves para su flota y varias unidades para Pemex. Eso atraerá unos 500 empleos más de aquí a diciembre.

3.- En el Congreso del Estado, los diputados de la comisión de Comunicación recibieron peticiones de los periodistas sonorenses, que protestan por la muerte violenta de compañeros en el país.

Solicitan apoyo para que en México exista la garantía para ejercer el derecho de la libre expresión. Cristina Gómez Lima dio lectura al manifiesto en el que recordó a los últimos 5 periodistas asesinados en Sinaloa, Chihuahua y Veracruz.

Cesar Fraijo demandó reconsiderar el análisis de dos iniciativas que contemplan medidas para garantizar el libre ejercicio de la prensa. La presidenta de la Comisión, Kiki Díaz Brown, trabaja en el tema y el compromiso es analizar con rapidez la viabilidad y aplicación de las peticiones.

Queda en el ambiente la vergüenza generada por un país incapaz de cumplir con una de las garantías elementales, la libertad de expresión. Sin eso, supondríamos que tampoco se puede garantizar el trabajo de jueces y magistrados. Cuanto hay por hacer en México.

Estas líneas...

Tempranero calor electoral; Sorprende la irrupción de JR; Cuentas municipales: farsa sobre farsa


GUAYMAS, Son.- La papeleta electoral para 2018 en este momento mira una lista de quienes están en los medios de comunicación regalando dulces, despensas o haciendo cursos de algo o carreras para unir a la familia, inventos mil para mandar el mensaje al electorado, que uno puede ser candidato a algo.

La lista por la alcaldía guaymense la sigue encabezando Susana Corella Platt, la dama capaz de cruzar por pasarelas de la alta empresa mundial como ocurre con sus giras por Canadá, Panamá y Chile, fortaleciendo el qué hacer mexicano para atraer inversión en la industria minera, desde la Comisión de Minería del Congreso federal, lo que le permite apoyar a tanto minero sonorense. O su participación en eventos en la Organización de las Naciones Unidas. Ni se diga en el apoyo a causas sociales para las que gestiona tantos recursos que ni así alcanzan.

Eso no descarta más figuras. Tampoco que la dama todo carácter, vaya a consolidar programas con los cuales saca a Sonora del hoyo la gobernadora Claudia Pavlovich, tal vez desde el Congreso local.

Así, insisto, el tricolor llamaría a terceros para intentar una terna y voltea al pasado; evalúa probar con Carlos Zataráin y Antonio Astiazarán, cuya huella de trabajo y progreso persiste pese a los errores de sus sucesores. Y sí, también se piensa en Enrique Claussen, de cuyo proyecto prometo indagar.

Pero el escenario se modifica por los espontáneos. Así como el beltronista Samuel Moreno anuncia volverse independiente o ir por Morena en la capital naranjera; o en Cajeme lo haría Rodrigo Bours, aquí todos los perredistas tránsfugas, algunos de ellos en el panismo donde aterrizaron en 2015, piensan en la nueva pista de Morena.

Más aún cuando irrumpe José Ramón Uribe Maytorena anunciando su intención de sanear el ambiente del poder donde la corrupción rompe récords y (¿o por?) la posibilidad también, de analizar una candidatura vía Movimiento Ciudadano.

El famoso JR no teme crítica enemiga. Tan es así que ya habló de su estancia en prisión en los años 90, acusado de fraude por extender cheques sin fondo para adquirir atuneros del desaparecido Banpesca; y otras incursiones a chirona por causas similares.

Su respuesta a quienes le minimizan diciendo que es un ex presidiario, es simple: “fui a prisión, enfrenté el proceso y fui exonerado”.

Así, en ese difícil camino pero el más sencillo para aplicar la ley, es como deben hacer, afirmó, quienes son señalados por el índice flamígero de la sociedad, de apropiarse de los bienes comunes y tener sumido al Municipio en la peor crisis económica de la historia.

Estas líneas...

Lorenzo, mala respuesta; Jaramillo persigue a regidores; Advierten de más pobreza

 

GUAYMAS.- Palacio Municipal estaría solo, de no ser por el grupo de maestros de esos que se pierden en el izquierdismo perennemente reñido con lo oficial, que diariamente lanza consignas en medio de música “de protesta”, como la que escuchamos y aplaudimos digamos, en la “prepa”, cuando comenzamos a descubrir que el gobierno “es malo”.

El error de los maestros a quienes manifiesto mi respeto, pues son sinceros al creer que así lograrán sus metas, es pensar que todos tenemos el mismo gusto musical y somos capaces de soportar las letanías a micrófono abierto.

No. Alrededor, hay docenas de oficinas públicas y privadas donde cientos de trabajadores y funcionarios intentan hacer su labor y, sépanlo, no los dejan. Los perturban en perjuicio de la productividad.

Está bien, ignoren al “enemigo”, la Dirección de Ecología, que ya les pidió no contaminar con ruido e imágenes el ambiente, pero no olviden que es la institucionalidad. No salgan luego con que “Al diablo las instituciones”. Tengan consideraciones a esas oficinas y no perderán simpatías.

Por lo demás, Palacio alimenta grillas perversas reflejadas en sesiones del Cabildo, cada vez peores en resultados, producto de rivalidades infantiles, improvisación y como siempre, voracidad por un botín llamado presupuesto municipal.

Preludio de ese ambiente se dio hace una semana, en un comedor de Plaza Altea (allí tiene negocios el regidor Pin González, pero eso es otro boleto), donde Raúl Sánchez Almeida, edil azul, desayunó con su padre Raúl Sánchez Fourcade, dirigente social de la pesca, y el comunicador Raúl Rodríguez.

Le pregunté al segundo la razón de llamar al secretario de la comuna Alán Jaramillo, quien llegó a mesa aparte con su asesor jurídico y el impune director del Deporte; me respondió el también experto en maricultura que solo quiso advertirle algo.

Dice “El raulón” que por ver muchas películas del 007, el Jaramillo que también baila la cuerda floja, ordenó a su “inteligencia” seguir a su vástago, el edil, y la advertencia fue, “si le pasa algo, ya sabes que este juego tiene desquite”.

El secretario negó todo, pero hasta la foto de los carros oficiales que usan gasolina oficial y conducen policías con salario oficial, le mostró. Jaramillo sabe que no debe aceptar nada y nada aceptó.

Sánchez Fourcade termina diciendo que “yo le dije que haga su trabajo, pero si se pasa, nos veremos las caras”.