Columnas

Margarita, la Josefina del 2018

CD. DE MEXICO, 13 de Junio 2017.- Muy segura de un poder que no tiene, y sí mucho desprestigio a sus espaldas: la guerra contra el narco, la que solapó y calló; y el incendio de la guardería ABC de Hermosillo, sólo por citar dos acontecimientos en los que la ex primera dama tiene injerencia indirecta, Margarita Zavala se ha lanzado a recorrer el país en un autobús rotulado con su nombre, dando pie al cuestionamiento de dónde saca el financiamiento para su temprana campaña electoral.

De todos los posibles candidatos del PAN al gobierno de la República para el 2018, la opción más mala lo es sin duda Margarita Zavala, y eso ya es mucho que decir.

Y es que además de mostrar incapacidad para el cargo que busca --ser presidenta de México--, la esposa del ex presidente Felipe Calderón fue parte de ese gobierno que se caracterizó por la pérdida de miles de vidas humanas ligadas a la falsa guerra contra el narco, ya que –como se ha documentado—ésa no fue sino una guerra para favorecer a un cártel de la droga… de ahí se explica el crecimiento del narco en México durante la administración Calderonista, crecimiento con énfasis en Michoacán, donde por cierto, surgieron las guardias civiles ante el azote de la delincuencia organizada contra la población.

Del negocio de las drogas se benefició precisamente la pareja presidencial Felipe Calderón y Margarita Zavala, y ésta última siempre respaldó las acciones de un presidente que no mostró ser diferente a las mafias del poder, de antes de la alternancia; es más, resultó más dañino que el propio PRI, por lo que al tema del narco se refiere.

En ese entonces (2006-2012), la primera dama calló y nunca mostró ni la honestidad, ética y transparencia que ahora lleva escritas en la frente y el discurso, como su lema de “campaña”.

Así, de ser elegida como candidata del PAN a la presidencia de la República, no lograría ni un cierre de filas del albiazul, ni  el voto de los ciudadanos, porque al igual que Felipe Calderón, Margarita Zavala está desprestigiada ante la ciudadanía.

De tal modo que lo único que podría esperarse de ella es que si llegara a ser candidata presidencial, se volvería la Josefina Vázquez Mota del 2018.

Estas líneas...

+ David Palafox: ¿Le  responderá la Policía? + En Madrid, EL PAIS se ocupa de Sonora + Alianza de izquierdas en Guaymas para 2018


GUAYMAS, Son.- En los años 70, el vespertino local El Diario y el matutino La Gaceta, abordaban el escándalo de la agresión a la memoria de nuestros héroes, pues la delincuencia se había robado ¡un cañón!

Si. Una pieza de artillería del siglo XIX de las 3 que ornamentaban la estatua de José María Yáñez, el héroe defensor de la soberanía mexicana en Guaymas en 1854. Hasta 4 balas –esferas metálicas de varios kilos cada una— se fueron en el botín.

Se especuló sobre el destino de la pieza de artillería y sus proyectiles, una fundidora en Punta de Arena, frente a la zona industrial de Punta de Lastre, y hasta afirmaban que “completó varias propelas”. Decirlo era fácil, probarlo no.

Después, el busto de John F. Kennedy, el asesinado presidente estadounidense, desaparecía de la plaza frente al Panteón de San Fernando. La cauda de latrocinios siguió, pero la verdad, nunca tan cínica como hoy, cuando casi ninguna plaza pública conserva sus placas alusivas. La audacia de aquella época hoy es común. Hasta la del legendario paracorto y tercera base Alfredo “El yaqui” Ríos, colocada en la Unidad Deportiva, entró en esa grosera estadística apenas dos días después de su colocación.

Menciono lo anterior porque acaba de afinarse la ley para dar cárcel no solo a los ladrones de esas cosas, o señalamientos viales, tapaderas de alcantarillas y demás; también colarían responsables y dueños de chatarreras y casas de empeño.

Imagínese usted despojado de un bien que luego mire en el patio o escaparate de esos negocios. La ira y la impotencia lo enfermarán, pues la Policía o las oficinas ministeriales, no actúan. Eso, en el mejor de los casos, pues hay sitios donde la especulación ubica los agentes como parte de lo mismo.

Se acaba de dar el caso de un agente auxiliar asignado a la vigilancia de una escuela. El plantel sufrió un robo y a la investigación, el culpable resultó ¡el custodio!

Felicito al diputado David Palafox por las ganas que le pone a esa ley, y no quiero ser aguafiestas al preguntarle si pensó ya en lo fundamental de una ley, que es la capacidad de aplicarla.

En el pasado, el vendedor de chueco (artículos obtenidos ilícitamente) iba a prisión. Pero como todo se olvida, se crearon nuevas leyes para que el vendedor de chueco fuera a prisión y con él, el comprador. Hoy se repite la historia.

Queda la interrogante en el aire: ¿hay capacidad de aplicarla? Si no, joven David, lástima esfuerzo. Pugne por la adecuada respuesta de quienes están obligados a responderle a la sociedad en ese sentido, porque allí está la raíz de la impunidad con la que actúan ladrones –comúnmente, viciosos necesitados del satisfactor que les reduzca sufrimiento--, y sus patrocinadores, las recicladoras (chatarreras) y casas de empeño, pero esto no lo puedo afirmar, porque la carga de la prueba es exigible so pena de ir preso por dañar la reputación de los posibles afectados.

SONORA EN ESPAÑA

El diario EL PAIS consignó en sus páginas la decisión tomada por Sonora, de enfrentar a los “macheteros” pistola en mano.

Es orden de la Fiscalía sonorense advertir a los usuarios de esas armas, con las que amenazan y asaltan a los sonorenses cada vez más seguido y, si no hacen caso, les dispararán.

Ya lo han hecho y al menos se consignan cuatro muertos por no obedecer a los agentes. El cotidiano ibero cita también que la decisión es aceptada por los ciudadanos, al crecer la violencia que los hace víctimas.

Cierto, es duro ver el resultado de un actuar así de la autoridad. Pero el delincuente sabe el riesgo de serlo, el ciudadano no. Y son muchos los inocentes lesionados o asesinados por los que ahora, lo saben bien, serán reprimidos según actúen, por la gente del fiscal Odracir Espinoza. Para eso, y para cuidar a la gente, los está preparando.

TIROS RÁPIDOS

1.- El Delfinario Sonora se recuperó para los sonorenses con la llegada de 4 delfines.

Es el mismo, mejorado, que diseñó el sexenio de Eduardo Bours y que con una inversión de 70 millones de pesos daría espectáculos y terapias con delfines, complementado con serpentario, observatorio, jardín botánico, restaurante y tienda de curiosidades, entre otras cosas.

El propio Eduardo aceptó que se le fue el tiempo y no fueron 70 millones los gastados, sino 120, y solo para el delfinario. Lo que pasó solo ellos lo saben.

Durante el padrecismo, aparte de usarlo como piscina para ellos y sus cuates, los directivos del CEDES, sus amigos, los administradores del lugar, lo descuidaron de tal forma que se les murieron los delfines y al tiempo, lo cerraron.

Quedó la instalación a cargo del actual jefe de personal del Ayuntamiento, Alberto Albín, pues su director, Carlos González Nemer, se fue en diciembre de 2014 a Hermosillo, para dirigir una gasera de su recomendador, Roberto Dagnino, pero siguió cobrando su quincena de burócrata.

Ahora la cuestión es si la renovada Ley ambiental federal permitirá usar delfines como espectáculo y si no es el caso, de nada valdrá el enorme esfuerzo de la gobernadora Claudia Pavlovich para recuperar esta atractiva y útil instalación.

Parece que sí, porque son animales que ya estaban cautivos, pero la conciencia ecológica es fuerte y sólido el criterio sobre el sufrimiento de las especies. Debe definirse bien el tema para no llevarnos sorpresas.

2.- Eran aliados, ahora enemigos.

Trabajaron juntos en el PRI, siguieron juntos en aventuras políticas en colores distintos y hasta enfrentaron al poder electoral federal hasta ganarle en el papel, pero en la práctica hay que saber cuándo retirarse.

Hoy, Marcos Ulloa Cadena tiene un mes pidiendo la cabeza del secretario del Ayuntamiento Alán Jaramillo Pérez y casi la tenía, pero se atravesó la caprichosa actitud del alcalde panista Lorenzo De Cima Dworak y se frenó el guillotinazo.

Es que el alcalde no tolera que le pregunten cuándo correrá a sus funcionarios incumplidos, menos aún escuchar que debe correrlos, aún cuando se le demuestre que su actuar perjudica al pueblo y a su propia figura.

Se altera Marcos al hablar del tema, pero dice que lo hace porque no deben burlarse de los guaymenses y aporta datos del por qué. Pillerías pues, que para el alcalde, no existen. De Cima prefiere anunciar durante meses que su antecesor es la suma de todos los miedos del municipio y hace unos días, mandó a sus escuderos a denunciar tropelías que, si se fijara bien, no sustentó debidamente. Y peor, que pueden estar sucediendo en este momento.

Si corre a Jaramillo –por pillo confeso, bien señala una reportera local--, podría sucederlo David Kiamy, ex presidente Comité Municipal del PAN que difícilmente sabe escribir; o Santiago Samaniego, actual presidente de esas siglas, señalado de cobrar dos quincenas en Palacio a través de terceros; o Carlos Mexía, quien hoy da tumbos en esas asesorías legales de poco fruto para la comuna.

Más me sorprende que hablen de Francisco Bueno Ayup para el cargo, luego del escándalo que vivió en Durango y por el cual perdió la chamba de director de Finanzas de la Capital alacrana. O quizá por eso vendría.

Lo bueno es que ya se… no, no se van, les faltan todavía 15 meses.

3.- Una alianza de izquierdas en el puerto, es el paso sugerido por varios dirigentes locales que no ven cómo pueden ganar la elección de 2018 si caminan solos.

Hasta iniciativas para reunirse surgen y esta semana darán los primeros pasos, con un indicador sugerente de cómo está ese lado de la política: todos hablan de Morena.

Allí andarían desde Rodolfo Lizárraga (PT), hasta Porfirio Villa Brito del todavía no concretado PAS, y Heriberto Aguilar, de Morena, a quien parecen no considerar como base importante de las siglas, pues ya citan nombres de quién puede ser candidato a algo y él nunca aparece.

Se capta capacidad de convocatoria en el diputado local suplente Víctor Marín Martínez, hijo de don Demetrio y hermano de Mónica, la ex alcaldesa interina. El ingeniero y contratista saltó del PRD a la alianza con el PAN durante el pasado proceso y sería el abanderado por esa potencial alianza que, se insiste, daría pelea.

Borge dormía en hotel de Trump

+ Documentaba sus gastos y así fue localizado

CD. DE MEXICO, 5 de Junio de 2017.-  Una crónica relata la vida de Roberto Borge los últimos 11 días previos a su detención en la ciudad de Panamá por parte de la Interpol: en una suite “amueblada de manera exquisita con un estilo elegante y cosmopolita”.

Pidió vista al océano Pacífico y cerca de tiendas de lujo, restaurantes caros y bares de primera clase, lo cual le costaba unos mil 500 dólares por noche, más aquello que se le antojara comprar en el Trump Ocean Club International Hotel & Tower, cuyo eslogan es: “El que dice que menos es más, es porque nunca tuvo más”.

La detención ocupó amplios espacios en la prensa internacional, no solo la mexicana. Para el diario El País, el lugar de la aprehensión, el lujoso espacio era la “guarida del político mexicano Roberto Borge”, quien estaría en la mira de un proceso penal por operar con recursos de procedencia ilícita.

Su detención concluyó luego de una acción de la Procuraduría General de la República que confirmó la propia fiscalía nacional mexicana este domingo, en medio de un mar de información relacionada con las elecciones en varios estados, entre ellos el emblemático Estado de México, considerado bastión del PRI, al que Borge pertenece, partido oficial y cuna del grupo en el poder desde hace décadas.

Borge gobernó hasta el pasado año el estado de Quintana Roo, en el Caribe mexicano, y es el último atrapado en esa cadena de ex gobernadores acusados de corrupción, donde están veracruzano Javier Duarte, capturado en abril tras 5 meses de búsqueda, y el prófugo César Duarte, de Chihuahua.

INOLVIDABLE EXPRESION

Medios internacionales como El País han traído del recuerdo la expresión del presidente Enrique Peña Nieto al referirse a ellos (Borge y Duarte), tras ganar la elección de 2012: "Pertenecen a los actores de la nueva generación política que forma parte del Partido".

Borge tuvo un ascenso meteórico en la política a la que ingresó como secretario particular del diputado federal y luego gobernador Ernesto González Canto; luego fue legislador federal y como tal, pide licencia tras solo seis meses para contender por la gubernatura de Quintana Roo.

Ganó con una alianza del PRI, el Partido Verde Ecologista de México y el Panal, este último controlado entonces por la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, hoy detenida por causas de corrupción y lavado de dinero.

Borge puso características especiales a su mandato. En 2014 creó la llamada "Ley antimarchas", que prohibía las manifestaciones, pero también un programa a favor de los desarrollos turísticos, al que poco le importó el resultado ambiental, hoy considerado devastador.

Allí comenzó el principal de sus problemas que ahora lo llevarían a prisión: tratos en la opacidad, para vender inmuebles del Estado muy por debajo del valor comercial a favor de su madre, Rosa Yolanda Angulo, y un presunto prestanombres, César Celso González.

Borge fue investigado pero no había evidencia de sus acciones presuntamente al margen de la ley, hasta que la administración de su sucesor, Carlos Joaquín González, lo denunció la PGR el pasado noviembre. El ahora gobernador de Quintana Roo acusa que Borge enajenó y vendió unas 9 mil 600 hectáreas de terrenos propiedad del Estado en su sexenio.

La PGR dejó ver que la debilidad de Borge por el lujo y el glamur permitieron ubicarlo y capturarlo, en este caso con ayuda de la Interpol. Indagatorias señalan que el ex gobernador tenía una red de colaboradores que le facilitaban el traslado y alojamiento en su huida.

Fue a Miami, La Habana, Bahamas, Panamá e intentaba viajar a París, para finalmente llegar a España según el plan. Allí habría de establecerse en Barcelona, pero se frustró el viaje a la capital francesa con su detención.

Ahora se sabe que Borge llegó a Panamá el 25 de mayo anterior y ya ubicado, dio pie a la Fiscalía mexicana a emitir la orden judicial de detención el pasado 31 de mayo.

Tenerlo ubicado tuvo relativa facilidad. Se desplazaba en Uber, la firma de taxis cuya operación obstaculizó en el Caribe mexicano; se hospedó en el cuarto 24 de la lujosa torre de 70 pisos con forma de vela, propiedad del presidente de Estados Unidos. El rastro era muy evidente.

Agentes de Interpol y la propia PGR no lo creían, pues es temerario hacer eso cuando uno se esconde, opinaron.

Ahora, su detención ha puesto en marcha un procedimiento para lograr su extradición o deportación, según sea su estatus legal en Panamá. Roberto Borge Angulo es el decimoséptimo ex gobernador mexicano investigado por corrupción en los últimos 17 años, y de acuerdo a la agenda de la Fiscalía mexicana, la lista sigue.

Habría "víctimas" si pierde el PRI

+ Temen funcionarios efectos persecutorios

 

CD. DE MÉXICO.- El hilo más delgado en la presunta corrupción que cubre al Gobierno federal y el del Estado de México, se llama Gerardo Ruiz Esparza.

Si la oposición gana en el Estado de México este domingo, y si cumplen sus promesas de auditar los últimos tres gobiernos, pasarán por él, inevitablemente, pues ha sido encargado de la obra pública del Grupo Atlacomulco durante una década y quien ha llevado la relación con empresas cuestionadas y bajo sospecha, verbigracia, Grupo Higa y OHL México.

Este funcionario originario de la Ciudad de México pero parte del quehacer mexiquense, tiene dos sexenios en el mismo puesto. Estuvo en el Estado de México al lado de Enrique Peña Nieto cuando fue Gobernador; luego en el nivel federal desde 2012 cuando Peña Nieto presentó a los miembros de su Gabinete. Allí estaba Ruiz Esparza para dirigir la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Tiene amistad con los Del Mazo y su familia y siempre ha sido funcionario de perfil reservado, lejos de fiestas, lujos o fotografías, solo que ha entrado en una especie de tobogán porque está bajo sospecha tras ser acusado como parte de la corrupción atribuida al presidente de la República, cuando se le menciona como beneficiario de empresas desarrolladoras de infraestructura.

Ruiz Esparza negó los hechos y varias veces ni siquiera dio una explicación para defenderse, pero siguió con su agenda de licitaciones y administraciones parte de su responsabilidad como secretario. Solo una vez en 5 años, ordenó una investigación a la Secretaría de la Función Pública.

Ahora trae la carga del presunto favoritismo, de encuentros secretos con empresarios y presuntos sobornos. Solo rumores, pues la Procuraduría General de la República no lo investiga ni hay proceso alguno en la Secretaría de la Función Pública, no obstante estar en los titulares de la prensa. El secretario Ruiz Esparza deja la impresión, según los analistas políticos, de que “el beneficio” de tenerlo adentro es mayor.

Pero todo pudiera cambiar el próximo domingo, cuando se realicen las elecciones en el Edomex donde el resultado es imprevisible. Ruiz Esparza se volvería el personaje más vulnerable si el PRI pierde y sería el centro de la promesa que han hecho todos los candidatos de oposición al partido tricolor gobernante los casi 90 años de historia representativa moderna en el Estado: los archivos de Grupo Higa y OHL se abrirán. En todos está Ruiz Esparza.

OHL comenzó a operar en el Estado de México y se volvió constructora de cabecera, aún cuando en España ya era una empresa con muchas acusaciones sobre corrupción. México –y más concretamente el Estado de México– otorgaba el 21 por ciento de los ingresos totales a la firma, presumía José Andrés de Oteyza, entonces presidente de la empresa en el país y quien cayó cuando surgieron audios en redes sociales, que exhibían esa presunta corrupción.

Ruiz Esparza tiene poder, dicen los analistas, por la información que posee en materia de infraestructura y su administración.

Pero “si el PRI pierde el Estado de México, Ruiz Esparza es uno de los que más debe temer”.

Y el gran reto de la ahora oposición, será ver si pueden abrir la información que guarda el actual gobernador Eruviel Ávila; le seguirían los documentos dejados Luis Videgaray y el propio Peña Nieto y en ellos, resaltan contratos con Higa y con OHL.

Con Del Mazo padre, el señalado realizó su primera obra: el Aeropuerto Internacional de Toluca, hoy propiedad de OHL, obra considerado un “elefante blanco”. Con Peña Nieto como Gobernador, coordinó la construcción del Circuito Exterior Mexiquense, el Viaducto Elevado Bicentenario, el libramiento Nororiente de Toluca, la Autopista Toluca-Zitácuaro, la Autopista Valle de Bravo y las gestiones para dotar conexión de banda ancha a 125 municipios mexiquenses, todas ellas con un pasado oscuro.

Cuando se integró al gobierno federal, Ruiz Esparza encabezó la licitación del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, ganada por una filial de grupo Higa, pero la presunción de irregularidades hizo que fuera cancelada. Fue cuando se conoció la posibilidad de que la “casa blanca” de la familia presidencial, que había sido propiedad del dueño de Higa, Armando Hinojosa, fuera parte de posibles negocios oscuros para alcanzar esos contratos.

Hoy, soterrados, se tocan los temas de la Transición Digital Terrestre, la licitación del Tren México-Toluca, dos nuevos canales de televisión abierta, conflicto de interés con Grupo Higa, contratos millonarios con OHL, concentración del mercado de las telecomunicaciones y la radiodifusión, el fracaso del Satélite Centenario, etc., que le acumulan señalamientos mil.

El líder moral de Morena, Andrés Manuel López Obrador, abordó el tema de la autopista Atizapán-Atlacomulco, cuya licitación fue ganada por OHL –sobre Promotora de Desarrollo de América Latina, declarada “no solvente” pese a ser propiedad de Carlos Slim— y cuestionó el proceso.

Ruiz Esparza dijo que la empresa fue descalificada conforme a la Ley por no presentar el desglose de costos y eso podía consultarse en la página de la SCT. Y todo queda en eso. Nadie lo investiga. Pero, insisten en el Estado de México, la noche de domingo las cosas pudieran comenzar a cambiar.

Estas líneas...

+ Sonora recuperó sus caminos; Riña tras riña y Guaymas pierde; Jimena, pese a todo, agrupa


GUAYMAS, Son.- No entendía por qué los responsables de la obra pública en Sonora hacían lo que hicieron hasta el último día del pasado sexenio.

Caminos y carreteras sufrieron tal descuido que dejaron de serlo, afectando a productores que sufrían para acudir a los mercados; trabajadores y estudiantes llegaban tarde, o no llegaban a labores; había accidentes con heridos y, más lamentable, muertos.

Descuido tal solo lo explica la soberbia de esos funcionarios cuyos nombres y “socios” están escritos con letras negras en el lado oscuro de la historia (el “Pala”, Enrique Torres, etc.).

Lo entendí después, cuando brotó la mugre del sexenio y se descubrió que el dinero público era para ellos, no para ver por la gente. Eran la clase política que invirtió por negocio, sin importar el daño a causar.

Lo mismo fue en otros rubros. Cuando los accidentes en esos caminos, innumerables fueron los heridos llevados a hospitales faltos de personal y sin medicinas. Cuántas muertes son responsabilidad del ex secretario de Salud que compraba condominios de 930 mil dólares en San Carlos, y de sus cómplices, entre ellos su hermano, “el artista de la familia”, a quien entregó el título de subsecretario y con el cual, entre otras cosas, este ungido tal, obligaba a los trabajadores a comprar su disco, por eso vendió –caro, por cierto—varios miles.

A la distancia veo que quien menos culpa tuvo en la muerte de aquel jornalero fuera del Hospital General de Guaymas, creo que de agotamiento y hambre, fue su director, el médico Alfredo Cervantes, quien tenía vedada toda exigencia a la titularidad estatal porque todo tenía respuesta negativa y la insistencia implicaba riesgo de despido. Recuerde, la obra de mejora hospitalaria anunciada desde el primer año no se terminó hasta llegar los nuevos tiempos.

Hoy, la buena nueva es, terminó el rescate carretero prometido por la señora Pavlovich. Recuerdo el anuncio de emociones encontradas que hizo, porque por un lado, la nueva responsable de los destinos de Sonora veía el desastre reflejado en el desanimo y daño sufrido por tantos sonorenses; y por otro, ya tenía mando para ver que el dinero de la gente tuviera mejor destino.

Ya Sonora tiene capacidad de movilidad segura, eficiente, de personas y productos y cada paso, debe resaltarse, exigió transparencia. Los constructores dan información y la hacen pública en el portal TuObra.mx, sobre licitación, costos, avances, y responden inquietudes.

Terminaron 67 obras del Programa Rescate Carretero lo cual requirió 2,670 millones de pesos para rehabilitar o reconstruir 1,799 kilómetros en Hermosillo, Cajeme, Noroeste, Valle de Guaymas, Río Sonora y la Sierra Alta y Baja.

En síntesis, es historia la falta de mantenimiento que averió severamente al 70% de las carreteras, pues de 5 mil kilómetros, 3 mil 600 tenían colapsada su infraestructura.

TIROS RÁPIDOS

1.- Riña tras riña, descuido tras descuido, el alcalde Lorenzo de Cima confirma, no será el mejor de la historia.

La última diferencia de la agenda, fue la discusión agria con el “dientes de sable” regidor de Movimiento Ciudadano, Marcos Ulloa, quien terminó con una “cruda” moral tremenda porque “el Lorenzo no trae nada en la bola”. Y no pudo hacerle entender que el tiempo se va y no se deja de niñerías.

El alcalde siente agresión si le exponen problemas de seguridad pública --docenas de ejecutados, balaceras, tienditas--, inexistentes servicios de limpia, deficiente alumbrado, robos a la orden del día y cuentas públicas depredadas.

Ni modo, dice desesperanzado, ya queda poco más de un año y “algo podríamos rescatar, pero no se deja ayudar”.

Preguntas que hago mías, a los H. Regidores: ¿Ya se dieron cuenta, sobre todo las cabezas de Comisión al interior del Cabildo, cómo trabaja la administración? ¿Resumieron su participación en opiniones sobre tal o cual programa, sugerir actividad, propuestas? ¿Están satisfechos de su productividad?

Recuerden: la gente ya sabe que ustedes deben aprobar o no lo que el Ayuntamiento promueva y alcance. Si resulta mal, ustedes lo avalaron. Digo, por aquello de que, como el alcalde, varios ya preparan inmerecidamente o no, su reelección.

2.- En Navojoa las rancheras no se cantan tan mal. El sábado un infeliz, víctima del veneno que el hampa disemina por el país, puso en jaque machete en mano a docena de policías, y estos exhibieron su incapacidad para controlarlo.

Me pregunto si se robarán el dinero de sus cursos de adiestramiento para defensa personal, compra de armas o equipo adecuado, etc. Como se estaría haciendo en Guaymas pues, donde no explica el contralor Fernando Ortega donde quedaron unos 7 millones perdidos en cuentas de Seguridad Pública, la que controla ¿o ya no? el secretario del Ayuntamiento Alan Jaramillo, pero no tanto como para haber impedido que el “Artillero” González, el tesorero despedido, pagara facturas falsas o clonadas.

Pero volviendo al tema Navojoa, pongan orden señores. Hermosillo ya dio la muestra, muy dura pero necesaria, cuando la Policía estatal repelió a dos macheteros que, siempre es lamentable, perdieron la vida. Rodolfo Montes de Oca Mena, fiscal sonorense, debió explicar el caso como debe ser, dando la cara, y deja claro: no habrá tolerancia contra quienes enfrenten a la ley.

3.- La tarea de Gilberto Gutiérrez Quiroz en el Estado se cumple, planchado todo el camino para dejar dirigencias fuertes con las cuales, está seguro el líder tricolor, se ganará la mayor parte de alcaldías y diputaciones en 2018.

Casi completa todo el sur. De viernes a domingo protestaron los presidentes y secretarios que llegan juntos respetando la paridad de género. En Guaymas así fue con Jimena Jaramillo y Ginés Valentín.

El delegado Álvaro Enciso proclama su “misión cumplida” y resta que la Comisión de Elecciones del Consejo Político le dé el documento formal a la dupla que promete mucho, sobre todo la maestra Jaramillo, quien en el Cabildo subió a la cresta de la ola al explicarle al alcalde Lorenzo de Cima cómo debería trabajar, aunque claro, tampoco a ella le entendió el munícipe y la trató mal, en una reacción misógina harto criticada, pero la dama se catapultó y mírenla.

El informe de Enciso incluye el trabajo discreto pero de resultados, cumplido por el presidente en funciones Rubén Contreras Herman, a quien quisieron subir al ring pero el joven que tiene mucha cuerda por delante, también regidor, aguantó con los pies en la tierra y llegó a puerto sano y salvo.

Eso sí, la “operación cicatriz” debe llegar. Algunos personajes volvieron a ser víctimas de las, llamémosle, “imperfecciones de la democracia”, al pedirles opinión y luego arrojarla al cesto de la basura. Deben apoyarla los mismos que convencieron –y no del todo-- a Alfonso Ayala, Bulmaro Pacheco, Susana Corella, Edmundo Chávez y demás asistentes al desayuno del cerrojazo en una residencia de Lomas de Cortés, donde se vio intenso Carlos “El cacho” Zaragoza, hombre fuerte en el nivel estatal en estos tiempos.

De salida, vino Rafael Moreno Valle –envié un tuit donde le puse Javier y así me fue con varios lectores— a dar una conferencia en el salón Náutica, donde César Lizárraga y los padrecistas hacían sus eventos, pero al acto panista no invitaron al dirigente panista Santiago Samaniego.

Eso sí, rodearon al visitante los inhabilitados Mónica Marín, Carlos Dueñas y varios de su equipo, buscadores de algo que los mantenga activos en política, donde les fue muy bien materialmente, valiéndoles gorro el cuestionamiento popular.

La conferencia del señor de los camotes –es de Puebla-- que busca entrar en la elección de 2018, se llamó "Gobiernos Humanistas, Cambio Responsable". Rafa es coordinador de la Comisión Política del Partido Acción Nacional en el país.

Y solo por si de algo le sirve, la fundación “Hacer el bien común” hizo la invitación impersonal, como la hicieron “Caro y Manuel”, la primera no sé quién es, y el segundo es el diputado Manuel Villegas quien, me dicen, apoyó con la renta de camiones para llenarle el sitio al ex gobernador poblano, aunque el representante por Guaymas ya no sea bien visto por el panismo sonorense, desde aquella vez que se ladeó hacia el priísmo en no sé qué conveniencia personal.