Banner

Columnas

88 años de PRI y la crisis de los otros

88 AÑOS DE PRI y LA CRISIS DE LOS OTROS

GUAYMAS, Son.- A finales del siglo pasado, la tarea favorita de algunos intelectuales y dirigentes políticos era la de anunciar la desaparición del PRI.

Cuando alguien osaba cuestionarlos sobre la fecha de la muerte del PRI, simplemente se enredaban.

Eran como los miembros de algunas sectas que solían a cada rato en sus publicaciones, anunciar el fin del mundo en un plazo fatal y, cuando el mundo no desaparecía en la fecha señalada, simplemente cambiaban y alargaban el plazo, y así sucesivamente. Tampoco explicaban el porqué.

Octavio Paz saldría al paso cuando afirmara: “La existencia del partido como órgano constitutivo y esencial del Estado mexicano pos revolucionario es algo que espera todavía un análisis”.

Los detractores del PRI mezclaban razones del momento con las teoría de los ciclos políticos e históricos, y no dudaban en aderezar sus comentarios con acontecimientos de coyuntura que a su juicio, les daban la razón, entre otras: La caída del Muro de Berlín,el fracaso de la URSS,La reaparición de la guerrilla, el asesinato del candidato presidencial, la derrota en algunos estados, la pérdida de la mayoría priísta en el Congreso y el desplazamiento de la clase política histórica por una nueva clase de aventureros (que después sabríamos a qué habían llegado al PRI).

El PRI perdió su primer gobierno estatal en 1989, el segundo en 1992 y hasta ahora se ha presentado alternancia de partido en el poder en 27 estados. A la fecha el PRI gobierna 16 y el resto de los partidos en 15, más la Ciudad de México. De los estados donde ha perdido el PRI entre 1989 y el 2016, solo en Baja California (1989), Guanajuato (1995) y Morelos (2000) no ha regresado al poder. En el resto se ha recuperado en uno o dos sexenios.

El PRI también perdió la mayoría en el Congreso de la Unión en 1997, y gradualmente los Congresos estatales y los ayuntamientos fueron experimentando alternancias, hasta consolidar la pluralidad. Por primera vez en el año 2000 México vivió la alternancia en la presidencia de la República.

Y el PRI no desapareció, ni murió como lo advertían.Tardó 12 años en regresar, para sorpresa de quienes lo daban por muerto. A pesar de los ataques y arrebatos de Vicente Fox y Felipe Calderón que quisieron acabarlo.

Fallaron las tesis de aquellos simplificadores de la historia que lo motejaban como “Partido de Estado”, “Partido Oficial”, “Partido del Gobierno” o “Agencia electoral”; que sostenían que en cuanto el gobierno se perdiera, el partido desaparecería por su “dependencia política”. De ese tamaño.

Tampoco acertaron, dado que el PRI supo reponerse, siguió ganando elecciones, y construyendo tramos importantes de la historia de las regiones de México, con estructuras y liderazgos que en su momento también operaron para regresar al poder en aquellos lugares donde había sido desplazado.

Al no ver realizadas sus predicciones, quienes advertían la desaparición del PRI, cambiaron sus tesis ahora por la sugestiva del “desprestigio de la política y los políticos” para buscar culpables de las crisis,más que tratar de entender las nuevas realidades.

Muy pronto se dieron cuenta de que quienes habían desplazado al PRI en el Poder, no traían nada nuevo ni para crear un nuevo régimen político ni para aportar al desarrollo institucional de México, a pesar de que llegaron al Poder bajo la oferta de un cambio… que nunca supieron ni definir ni operar ni concretar en la realidad. Mucha gente originalmente les compró la idea de un cambio y votó por ellos. El desencanto no tardó en aparecer.

La gente nunca les creyó su machacona tesis de los “70 años perdidos”, porque de antemano sabían que se trataba de una estratagema política y un artilugio para tratar de borrar al PRI de la historia de México.Otro error.

No lo lograron porque no llegaron a entender a fondo la verdadera función del PRI en la sociedad mexicana y su papel en la construcción del México moderno a decir de Luis Javier Garrido: “Hay que subrayar en fin que la historia del partido de la revolución es parte fundamental de la historia mexicana”. Sus protagonistas no son por consiguiente únicamente los dirigentes que manipularon reuniones, asambleas y convenciones, los líderes políticos y sindicales,revolucionarios o conservadores, que se enfrentaron en sus instancias dirigentes, sino también y ante todo los campesinos, los trabajadores, los empleados y los maestros que, consciente-o inconscientemente(sic) forjaron también su historia y la del país”.

Tampoco se les creyó demasiado aquella del partido del “retroceso democrático”. ¿Como creerlo si el PRI y sus presidentes de la República fueron los que encabezaron las grandes reformas políticas de 1963, 1977, 1986 y 1996 y 2014, que propiciaron mayores espacios de representación política para las minorías y un aceptable grado de avance, con estabilidad en un país muy complejo y plural?. Con esas reformas, hasta un gobernador independiente tiene México ahora, algo increíble años atrás.

Tampoco se les compró aquella tesis de la “exclusividad de la corrupción” como marca del PRI, porque se dieron cuenta que con otros partidos en el Poder federal, estatal, y municipal, la corrupción se extendió considerablemente en el cuerpo de la nación, y se vivieron escándalos que pocos esperaban de los nuevos estilos en las oposiciones.

Entre 1929 y el 2017 se han registrado en México más de 70 partidos políticos. Hasta ahora solo quedan nueve: El PRI, fundado en 1929; el PAN en 1939; el PRD en 1989; el PT en 1990; el Verde Ecologista en 1991; Movimiento Ciudadano en 1999; Nueva Alianza en 2005; Encuentro Social en 2011 y Morena en 2014.

En estos 88 años, han desparecido todos aquellos que no alcanzaron a obtener el porcentaje de votación señalado para mantener el registro. El menor número de votos, el PRI los ha tenido en dos elecciones presidenciales; la de 1988 con Carlos Salinas de Gortari, y la de 2006 con Roberto Madrazo.

En 2012 el PRI ganó la presidencia con más de 3 millones de votos de diferencia, y hubo quienes desde el primer día del presidente Peña Nieto se resistieron a aceptarlo. A diferencia del gran tramo de la historia de México que el PRI ha construido, es muy poco lo que se puede decir de los doce años de gobierno del PAN en la presidencia de la República.

Ahora y de cara al 2018, vuelven a aparecer los agoreros del agotamiento del PRI. Ahora no predicen su muerte, ni su desaparición. Solo su derrota en 2018. En todos los foros dicen que el PRI va a perder, porque así lo señalan las principales encuestas de intención de voto.

Le cargan todas las culpas al presidente de la República y a ex gobernadores del PRI muy cuestionados. También los adversarios han aprovechado las medidas de política económica(gasolinazo) de principios del año para tratar de hacer añicos al PRI y avanzar en tiempos electorales.

En esta nueva ofensiva contra el PRI y del presidente, predominan el determinismo (futuro potencialmente predecible a partir del presente), la división (crisis recurrentes en el PRD y las izquierdas), los espíritus catastrofistas (todo está muy mal y no hay alternativas); el transfuguismo (una nueva especie de cargada oportunista hacia quien encabeza las encuestas) y las agudas tensiones por la recuperación del poder (los enfrentamientos entre los aspirantes en el PAN).

El presidente Enrique Peña Nieto rescató al gobierno de las oposiciones e hizo regresar al PRI al poder.Rescató al país, también de la parálisis a la que lo había llevado el panismo en 12 años. Eso no se dice.

Tampoco se dice que hoy en México hay más empleo, mayor consumo, menor inflación y reformas que le dan rumbo al país. En Sonora,Claudia Pavlovich rescató para el PRI el gobierno estatal de la indolencia, la corrupción y los negocios disfrazados de política que durante 6 años el PAN fomentó ampliamente. Ahora,Sonora avanza con un gobierno estatal eficaz, sensible y conciliador.A diferencia del pasado, hoy no existe en Sonora un problema político recurrente o inducido que mantenga enfrentados a sus habitantes por causas partidistas. Al gobernar para todos, con sus acciones la gobernadora fortalece a su partido. y lo mantiene arriba en las preferencias tanto en el nivel municipal como para la elección presidencial.A menos de dos años de gobierno, en Sonora se siente el cambio y se ven resultados, a pesar del desastre heredado. ¿Habrá memoria colectiva del tiradero que dejó el PAN?

No debemos olvidar que el PRI tiene voto duro (26%) y tiene estructuras (nacionales); lo que le falta a la mayoría de las organizaciones.

También tiene propuestas y una gran capacidad para recuperarse. Ahí está su historia de 88 años, ahí están sus principales crisis: 1940, 1952, 1968, 1988,1994 y el 2000 y sus vitales enseñanzas.

Por eso, ante el reduccionismo,la futurología política y el análisis de coyuntura bien vendrán para el debate las siguientes interrogantes:

Si el ganador de la contienda presidencial del 2018 requerirá el 35% de la votación para ganar en una contienda entre tres fórmulas:

¿Se recuperará el PRI en los 4 procesos electorales del próximo junio?¿Saldrá unido de la selección de su candidatura presidencial?

¿Podrá ganar López Obrador solo con el apoyo de Morena? Si se requiere el 35% ; ¿como le hará Morena solo si ahora solo aparece con 19?

¿Que harán con su crisis ¿terminal? los militantes del PRD al que cada día le surge un nuevo aspirante presidencial?

¿Que rumbo irá a tomar el partido Movimiento Ciudadano que hasta ahora no se ha pronunciado por nadie para la candidatura presidencial?¿Irá con un candidato propio o hará alianzas?

¿Que hará el PT ante su nueva realidad a la que le urge mantener el 3% de la votación para mantener el registro?

¿Podrá el PAN vencer los obstáculos de sus tensiones internas entre los 4 aspirantes a la presidencia y la intención inédita (en México) de un ex presidente (Calderón) por prolongar el poder que dejó, por seis años más?

Todos los partidos,(a excepción de Morena que ya tiene candidato) enfrentarán tensiones a finales del año por la selección de sus candidaturas.

Falta mucho por ver.Por lo pronto, el PRI ha llegado ya, a los 88 años de existencia. Fallaron los pronósticos de quienes lo daban por muerto desde 1988 cuando apenas rondaba los 59. ¿Volverán a fallar ahora?. Bienvenido el debate político que apenas empieza. Enhorabuena.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Estas líneas...

+ Perdí la apuesta: Guaymas amaneció limpio; Otto Claussen en medio de la sospecha; más radiodifusoras GUAYMAS, Son.- La emblemática calle Miguel Alemán está limpia. Es miércoles 1 de Marzo y el Carnaval de 2017 ha pasado a la historia con los mismos pros y contras acusados por quienes miran la feria según les haya ido en ella.

También conocida como calle 20, nació al ganarse suelo al mar con el malecón tras los trabajos de la Dirección de Obras Marítimas que en los años 40 y 50 era parte de la Secretaría de Marina, donde mandaba el general Rodolfo Sánchez Taboada, a quien los guaymenses le reconocimos –por si no lo sabían—todo el apoyo para consolidar un puerto marítimo de altura que hoy nos conecta con el mundo en un intercambio comercial medido en toneladas. Creo que más de 8 millones por año, según cifras de Edmundo Chávez Méndez, director de la paraestatal concesionaria de este movimiento.

Para conocimiento general, el busto del general hace 4 años fue hurtado y vendido como en 150 pesos a un chatarrero, pero los malandrines autores de la felonía pronto andaban en la calle con la venia de los responsables de proteger los bienes públicos, en este caso la señora síndico de la época, Oralia Sánchez, y el secretario del Ayuntamiento, Ramón Leyva Montoya. Del segundo no me sorprende.

Si quieren más cultura, los malandrines del cuento eran parte del “staff” panista que ayudó al PAN a ganar en 2015, cuando Ernesto Munro mandó 40 patrullas y unos 300 agentes de la Policía Estatal –él era secretario de Seguridad Pública—a apoyar el ataque de la mapachería albiceleste financiada por el ahora defenestrado padrecismo.

Pero hablamos del Carnaval. Se acabó. Y lejos de encontrar la ciudad sucia, cual costumbre, amaneció limpia. Perdí una apuesta y me da gusto. Yo dije que Miguel Quiroz, presto para la ira por lindar con la intolerancia, no podría con el paquete. Me calló la boca y ahora debo pagar la cuenta del próximo desayuno con cercano amigo que padece exégesis azul.

Ni siquiera gente de los juegos mecánicos que debe acampar en el malecón comercial, repitieron esa mala práctica que casi hacía volver el estómago a quienes hacen sus ejercicios o conviven en esa explanada que para eso se creó, para convivencia, no para que los dueños temporales del pueblo se la apropien y le saquen jugo en aras de embolsarse unos pesos.

Ahora, a esperar cuentas. Pero le anticipo, caro lector, que consiga una buena silla. Dar cuentas habla de transparencia y eso no se les da a las autoridades. Y esta vez, las cuentas se evadirán más fácilmente porque el Ayuntamiento regaló la fiesta del pueblo a una empresa lejana, si hablamos en geografía, pero muy cercana si el nepotismo es el cristal con el que se mira.

Fue un carnaval austero. La marcha de los carros alegóricos, atractivo principal seguido de los artistas que justifican la borrachera nocturna –el real negocio, por eso lo regalan o lo venden barato—, dejó mal sabor de boca.

Solo eso se podía esperar. Se lo dijeron a los señores dueños de la empresa Ajedrez, que presumió cosas que no hizo para apropiarse de la fiesta, disolviendo de facto –el Consejo fue papel sanitario—al Instituto de Festividades, donde la titular hizo cosas como cobrar en dos nóminas del Ayuntamiento y manejar a su nombre anuencias de alcohol.

Ajedrez, propiedad de un pariente muy cercano del secretario particular de Lorenzo Decima, no puede apelar a su condición de empresa ajena. Hay dinero público en la mezcla. La fiesta popular nacida en 1888 pertenece al pueblo y el Ayuntamiento debe hacerla porque “vox populi, vox Dei”.

Y vino porque hay dinero. Los políticos concesionan lo que deje dinero. Y si es dinero fácil, mejor. El Carnaval se vende solo. Pero hoy no pueden decir que hubo buenos eventos y peor, la austeridad reflejada en la marcha de carros alegóricos está lejos de situarnos en los escenarios nacionales.

Vamos a dejarlo así. Ha habido peores y mejores carnavales. El problema es que el lucro del funcionario en turno le impide ver la filosofía de la fiesta y por ello evita organizar un grupo responsable para hacerla crecer al nivel de Mazatlán o Veracruz, por citar dos ejemplos de éxito. Si hay éxito, habrás más gente atenta y será más difícil echarse esos pesos a la bolsa.

No, no me pidan pruebas. De por sí soy risueño y querer hacerme cosquillas. De lo que hablo, es la falta de amor al suelo, de compromiso ausente, que nos hunde más como comunidad. Vean a Guaymas y luego me dicen. El Carnaval, sus “resultados”, son muestra de lo que ocurre en la mente de la gente, de los que mandan y de quienes reciben encomiendas para terminar creyéndose jefes.

OTTO, LLAMADO A CUENTAS

Este jueves 2 de Marzo de 2017 será un día memorable. No. No porque nació alguien famoso o hubo un evento histórico que amerite izar la Bandera Nacional. Es porque se ponen a prueba dos caracteres:

1.- El de Otto Claussen Iberri, quien se placeó durante el Carnaval criticando todo lo que veía. Y eso que no vino Julión Alvarez y no se lo llevó Lorenzo Decima a su casa de Playa de 30 millones de pesos, si la tuviera (precios de abril de 2015, según revelación de Javier Lamarque Cano en campaña perredista), a cantar a costillas del erario.

Claussen debe presentarse en Contraloría Municipal, si es cierto eso de que tiene respeto por las leyes, y explicar por qué gastó dinero de los guaymenses en pagar la vigilancia de su residencia en Hermosillo donde ha vivido desde hace casi 4 décadas. El pago fue a una empresa de seguridad privada que también debe aclararse a quien pertenecía, pues de pronto desapareció, en una especie de “que no quede huella, que no, que no…”, como decía aquel famoso tema de “Bronco”.

Yo agrego: no es solo eso. Ya en el lugar --si viene el cuestionado exalcalde--, será notificado que tiene como 356 demandas más por las que debe responder. Ese es el reto. Me iré temprano para encontrar buen lugar. Habrá mucha gente que incluye aplaudidores de la película pasada y hasta las víctimas del síndrome de Estocolmo, que pese al trato sufrido del nazi teutón, lo defienden a capa y espada.

2.- El de Lorenzo Decima, quien pareciera, pinta su raya y confirma que no es cómplice del cercano y corrupto pasado. En alguna ocasión, su antecesor presumía tener a su lado a los mejores abogados de Sonora y qué bueno. Los va a necesitar.

Si el actual alcalde no puede hacerlo rendir cuentas y no encuentra eco en el contralor Fernando Ortega López, o en el agente del ministerio público en turno y el juez de la causa en instancias locales y federales, habrá, al menos, cumplido su deber cívico de denunciar pecados cometidos. Allá nuestra sociedad si sigue tolerando, incentivando con aplauso y reconocimiento incluso, la leperada que cada día nos hunde más.

TIROS RAPIDOS:

1.- Hace unos días amaneció vandalizada la escollera convertida en andador y mirador frente a la Playa de Miramar, una obra de gran nivel. Parafraseando a un amigo mío, quizá mejor de lo que merecemos.

La respuesta pronta vino de los Bomberos Voluntarios de Guaymas, que la repararon. Mi reconocimiento a esos valiosos hombres y mujeres que comanda don Alberto Osuna Agramón.

2.- El Senado de la República aprobó una reforma a la Ley Federal Contra Delincuencia Organizada, para que cuando tres o más personas se organicen para cometer delitos contra el ambiente, sean sancionadas, así, como integrantes de la delincuencia organizada.

Se podrá investigar, procesar y sancionar a quienes capturen, posean, trafiquen, comercialicen o atenten contra la vida silvestre, con mayor severidad. Para cumplir este propósito, el Ministerio Público y la Policía Federal podrán intervenir comunicaciones telefónicas, infiltrar agentes en los grupos delictivos, realizar operaciones encubiertas y solicitar prisión preventiva oficiosa ante los Jueces federales del sistema penal acusatorio.

¿Y a nosotros qué? Bueno, traficar camarón, totoaba y otras especies marinas, es parte de lo que se quiere evitar. Estamos advertidos, pues.

3.- En Guaymas-Empalme, zona conurbada, operan cinco estaciones de radio, dos de ellas del empresario y político nacido en Vícam, Heriberto Lizárraga; una de la familia Padilla, empalmenses radicados en Guaymas; una del empresario local Fernando Astiazarán, administrada por su hijo Mario; y una del originario de Coahuila Javier Carrizalez.

Pronto habrá 8, al licitarse frecuencias FM por parte del Gobierno Mexicano y la Secretaría de Gobernación consigna que las obtuvieron un empresario obregonense cercano al grupo Larsa Comunicaciones; Roberto Lemenmeyer, inversionistas turísticos en San Carlos; y el joven empresario guaymense Julio Luebbert Mazón, quien deja huella de su capacidad ya establecido en la capital del Estado.

Eso es bueno porque traerán nuevos contenidos y mentalidades distintas. También indicador de lo que podría darse en el terreno de la política, pues todos tienen relación con el poder en la entidad.

El legendario "Paquín" Estrada

+ Es uno de los mejores receptores mexicanos de todos los tiempos          GUAYMAS, Son., Francisco “Paquin” Estrada atrae inmediatamente recuerdos mil entre los conocedores del béisbol mexicano.

Sentado con su mirada fija en el tranquilizador espacio frente al mar en el sur de la bahía, rodeado de seguidores de ayer y hoy, el “Paquín” atrae la imagen del momento en el que debutaba como profesional en los diamantes.

Bat en mano esperó el cañonazo desde la loma. Al ver venir aquel punto blanco acercándose y creciendo rápidamente, apretó el mango del “Lousiville Slugger” y le lanzó el golpe. La “Spalding” choca violentamente con el bat y regresa por encima del lanzador.

Pero su viaje fue mucho más largo. Recorrió todo el campo con la inercia típica hasta rebasar la cerca izquierda y rebotar en la calle, donde se volvió preciada posesión de algún aficionado de los muchos que atestiguaban el encuentro desde detrás de la barda.

Así nace la historia y la leyenda que hoy forma parte del Salón de la Fama del Béisbol Mexicano, por su brillante desempeño como jugador activo, pero también como manejador que acumula más títulos en la Liga Mexicana del Pacífico, y en el Caribe. Cómo no recordarlo cuando participó en la gran carpa con los Mets de Nueva York donde dejó buenos recuerdos.

Pocos como él, quien a los 16 años jugaba en equipos escolares cuando lo vio Tomás Herrera y lo envió a los Diablos Rojos de México, organización que lo puso a prueba con San Luis Potosí, en la Liga Central.

“No era cosa de ir a jugar, iba a probarme. Me di cuenta que debía buscar lugar entre 120 novatos y solo había 40 lugares”, recuerda. Pero se quedó. Vieron “lo que traía” y el chamaco llega al Mayos de Navojoa, el la pelota de invierno.

Inicia la justa, comienza el juego, va a tomar su turno y vuela la cerca a la primer pitcheada que le hiciera otra leyenda, el lanzador de “Ostioneros” Arturo Cacheux, en el desaparecido “Abelardo L. Rodríguez” de la avenida 6.

Allí mostró al jugador que llegaría a ser. Mayos abandonan el circuito y se le manda al Yaquis de Ciudad Obregón; cuando Navojoa regresa, vuelve con ellos durante cuatro años.

Hoy, su recuento suma 13 campañas con Yaquis, 10 con Tomateros de Culiacán y aún no se explica cómo fue su retiro como jugador activo, cuando jugaba para el Aguilas de Mexicali. Fueron 30 campañas en invierno, que le dieron también reconocimiento por su longeva labor.

Siempre se mantuvo en la receptoría por su confiable desempeño, que añadía enorme capacidad de enfriar a quienes buscaban estafarse una almohadilla; fueron pocas las pelotas de faul que evadieron su mascota siempre colocada al nivel de su cintura, como estilo muy propio.

Su inicio en los llanos se dio como manejador, en este caso con la primaria Felipe Salido de Navojoa, tierra que le vio nacer. Su casta de campeón comenzó a mostrarse con la corona obtenida por San Luis Potosí en su segundo año, cuando ya desplazaba a Cosme Retamoza en la receptoría.

Sin embargo, el jomrón no fue su fuerte. Al repetirse los “chocolates” buscó reducir fuerza con el bat para elevar estrategia y vista, volviéndose un chocador de bola de alta productividad.

Locutores, políticos, líderes obreros, reporteros, escuchan la charla arrobados. Deliciosa la “gallina pinta” en el comedor del ITG que dirige y hace crecer el huatabampense Bulmaro Pacheco.

Llega al tema del Caribe y el moreno y fuerte exjugador que enfrenta con éxito a Cronos, recuerda su primera participación, que se da con Aguilas de Mexicali y alcanzan el campeonato. Pero el antecedente es genial.

Estrada manejaba a Tomateros de Culiacán y los “emplumados” le arrebataron la final. Se fue a casa, pero le llamaron. Lo ocupaban de refuerzo y le agradeció a Benjamín “Cananea” Reyes, el manejador campeón que sin decirlo, le hizo ver que si en él hubiera recaído la decisión, no lo hubiesen llamado. Pero los números obligaban y era obligado refuerzo.

“No necesitábamos querernos, solo teníamos que hacer las cosas bien”, rememora el legendario receptor y recuerda que “lo hicimos tan bien que nos trajimos el título”.

El acucioso reportero Guillermo Urías le pidió recordar el momento del triunfo. Los ojos de “Paquìn” brillan y su sonrisa se extiende. Fue con un squeezze-play. Había bases llenas y Nelson Barrera ocupaba la tercera base. Todo hizo pensar en la genialidad del “Pelón” Mágico que con toda oportunidad resolvió la jugada adecuada.

Pero no fue así, aclara Estrada a muchos años de distancia.

La realidad es que “El almirante” ideó la jugada porque era parte de la grandeza del “Cananea”, dejar que el jugador se explayara y aplicara sus capacidades en el momento justo. El lanzamiento viajó al pentágono y Barrera se desprendió de la antesala. Luego, el apoteosis.

La charla de sobremesa se encauza al papel de los manejadores. Estrada evidentemente no tenía relación cercana con Reyes, pero eso no impide reconocer su desempeño, porque “tenía lo que tienen los buenos manejadores”. Es decir, conocimiento, disciplina, y con ello el buen equipo y la gente con la que se puede hacer las buenas jugadas.

Francisco Estrada habla con humildad de su trabajo, pero fue también un gran manager, como lo con firman sus seis campeonatos con Tomateros, dos en Serie del Caribe dirigiendo a ese equipo; cuatro con Leones de Yucatán en el verano, y se añaden dos con Puebla y Bravos de León.

Así llegó el año 2000, cuando recibió el llamado siempre pensado, pero inesperado. Lo esperaban en la sede del Salón de la Fama del Beisbol Mexicano, de donde se había resuelto hacerlo formar parte.

El “Paquin” no puede describir su emoción. Los años le han añadido paciencia a su carácter y arma su comentario para hacer una secuencia de sus satisfacciones.

Una, grande, fue en 1972 cuando llega al béisbol de los Estados Unidos para enfundarse en la casaca de los Mets de Nueva York. Lo enviaron a una sucursal clase “A”, pero en pocos días “quemó” la Liga, por ello pasó a Doble “A”, pero el “dejá vú” provocó el rápido salto a “AAA” y no terminaba el año cuando ya pisaba el campo neoyorquino de los metropolitanos.

Sonríe a la pregunta de sus ingresos ingresos. No era igual que hoy. Su primera remuneración fue de mil 200 pesos por mes; el último 150 mil. Ni compararse con el presente, cuando los sueldos son elevados y mejoran cuando uno es ordenado. Si no, “sólo te vas”, dice al sugerir esa disciplina y orden para no caer en los excesos que acaban con las carreras de tanto joven talentoso en poco tiempo.

En cuanto al bateo, le da crédito al “Supermán de Chihuahua”, Héctor Espino, como el mejor en la historia del béisbol mexicano. Eso lo sabe cualquiera, pero Estrada revela algo que le dicta su juicio: era, también, muy hábil para desempeñarse en la primera base, un excelente filder.

Como pitcher da ese reconocimiento al nativo de Santa Rosalía, luego adoptado guaymense, Vicente “Huevo” Romo, quien poseía un brazo infalible. La bola siempre estaba donde él quería, apunta, por eso brilló en el beisbol mexicano y lo hizo muy bien en Grandes Ligas.

SUS TRES DECADAS

Francisco “Paquin” Estrada duró 30 años como receptor.

Como bateador, registra mil 248 hits, con 73 jonrones, que le permitieron producir 515 carreras. Bateó .245 de por vida hasta su retiro en la campaña 1993-94.

En la LMP jugó para Navojoa, Ciudad Obregón, Mazatlán, Culiacán y Mexicali.

Fue cuatro veces Manager del Año y primer manager de México en un Clásico Mundial.

Hoy dirige entrenamientos de Los Bravos de León, en la Liga Mexicana, el mismo equipo al que hizo campeón en aquellos años. Y espera ganar más campeonatos, pues la vida le ha tratado al llevarse bien con la vida, y afirma tener fuerza para ello.

Exdirector de PEMEX en la mira

+ Emilio Lozoya gastó 174 mil pesos diarios en aeronaves, pero dice que no todos fueron de él CD. DE MEXICO, 22 DE Febrero de 2017.- Emilio Lozoya Austin afirmó que el uso de aeronaves de Petróleos Mexicanos que él dirigió, durante 2015, revelados en un informe de Auditoría Superior de la Federación (ASF), no corresponden exclusivamente a viajes realizados por él mismo.

“Fueron realizados por directivos, directores de empresas filiales, subdirectores y personal militar adscrito a la Subdirección de Salvaguardas para cumplir con encomiendas de trabajo y no, como erróneamente se consigna en la información, corresponden exclusivamente a su servidor”, expone en su respuesta al señalamiento del análisis divulgado.

En su informe reciente, la Auditoría Superior de la Federación no consigna irregularidades en compra, uso u operación de aeronaves, pero observa que no se incluyeron nombres de los viajeros en las bitácoras de vuelo, como exigen los protocolos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El exfuncionario de la paraestatal aclaró objetivos de los viajes, varios de ellos hacia destinos turísticos y uno que resalta, se realizó a la ciudad de Nueva Jersey en Estados Unidos. Los primeros se realizaron “estrictamente para el cumplimiento de comisiones de trabajo y no con otros propósitos”, observa, explicando que se dieron para atender “reuniones del más alto nivel empresarial y encuentros académicos, además de distintos foros en la materia”.

Sobre Nueva Jersey, el propósito era asistir a reunión con importantes inversionistas del sector energético y financiero “para darles a conocer el nuevo marco regulatorio derivado de la Reforma Energética y las oportunidades de inversión en el sector”.

El diario Reporte Indigo publicó que durante 2015, como director de Pemex, realizó más de 900 traslados en aeronaves de Pemex para ir de su casa a sus oficinas, a diversas playas mexicanas y destinos en Estados Unidos, y habría gastado 174 mil pesos diarios, consigna el análisis de la ASF.

Lozoya Austin también señaló que las cifras publicadas en la nota periodística no coinciden con las que aparecen en el informe de la ASF y que le “sorprende que se publiquen montos que no aparece en dicho informe”, lo cual ratificó este diario.

Diputados de izquierda exigieron que no haya impunidad en el gasto indebido de recursos públicos al considerar excesivos esos gastos. Rocío Nahle, coordinadora de la bancada de Morena, cree que ese gasto excesivo en viajes de Emilio Lozoya agrega elementos al juicio política que están demandando contra Lozoya desde marzo del 2016 y acusó que en la Cámara de representantes, el PRI lo esté cobijando.

También dijo que el escándalo que representa hablar de corrupción entre gobernadores, aleja los reflectores del quebranto que Lozoya provocó a la petrolera nacional. El exfuncionario ahora trabaja con empresas con las que hacía negocios cuando era director de Pemex lo cual significa conflicto de intereses en perjuicio de la paraestatal mexicana.

LOS VIAJES

Del análisis de las bitácoras del helicóptero EC-145, Lozoya Austin realizó 94 traslados coN origen o destino el helipuerto de la Torre Arcos, en Paseo Tamarindos, colonia Bosques de las Lomas, delegación Cuajimalpa, donde Lozoya tiene su domicilio.

En 51 ocasiones voló de la Torre Arcos a la Torre Pemex, en Marina Nacional, colonia Anzures, separadas solo 13 kilómetros, pese a lo cual Lozoya Austin prefería cubrirlos por este medio.

ASF destaca además 54 traslados de Lozoya del helipuerto de la Torre GAN, en la zona de Polanco, para trasladarse a lugares como el Aeropuerto Internacional de la CDMX, Toluca y sitios turísticos como Teotihuacán, Huamantla, San Francisco del Rincón, Valle de Bravo y San Martin Texmelucan.

De los 727 traslados en el helicóptero de Pemex que realizó en 2015, sólo 442 fueron para acudir a lugares donde se ubican instalaciones industriales importantes de Petróleos Mexicanos.

Pemex rechazó informar a la ASF el costo de los vuelos al principio, pero cedió y calculó en 9.8 millones de pesos el costo total dar uso y operar el helicóptero. Estimó en 13 mil 500 pesos cada uno de los 727 traslados.

Diputados de diferentes bancadas pidieron a la Procuraduría General de la República (PGR) garantizar que habrá castigo por el uso de aeronaves de Petróleos Mexicanos (Pemex) utilizadas para fines privados.

La Auditoría Superior de la Federación hizo su parte, pero ahora los diputados demandan que la PGR haga la suya para sancionar a los responsables por lo que ya se considera la quiebra de la empresa petrolera y los legisladores fueron duros al señalar que “tuvimos un director que se corrompió, que usó mal el recurso público y lamentablemente hoy queda esto completamente a la vista de todos, por eso le pedimos a la PGR que actúe en consecuencia”.

También en 2015 Lozoya compró nueve aeronaves para Pemex gastando un monto de mil 654 millones de pesos. El fue director de Pemex del 1 de diciembre de 2012 hasta el 8 de febrero de 2016 cuando fue sustituido por José Antonio González Anaya. language: EN-US;mso-bidi-language:AR-SA'>Pero como los turistas solo saben del Carnaval de Río, no de los demás pequeños pueblos, no tienen de qué preocuparse: la autoridad todavía garantiza la gran fiesta del Carnaval de Río.

Está en Inglaterra el oro de los mexicanos

CD. DE MEXICO, 20 de Febrero de 2017 (Forbes México).- En este espacio hemos recomendado que Banco de México (Banxico) y todo inversionista con posiciones en oro como reserva de valor y seguro financiero, mantenga la posesión material de sus barras y monedas, o como mínimo, las resguarde en una bóveda donde estén bien identificadas y segregadas del resto.

Banxico ha hecho caso y no sólo eso, nos ha revelado su lista de lingotes en la que especifica el productor de cada uno y su número de serie. Lo malo es que todavía el 99% de sus reservas áureas continúan en poder del Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés).

A través del oficio LT-BM-17921 de fecha 26 de enero de 2017, firmado por su Unidad de Transparencia, Banxico respondió a una solicitud de información que le hicimos en noviembre. Cabe señalar que luego presentamos un Recurso de Revisión ante el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), ya que, en su primera contestación enviada en diciembre, el banco central no nos entregó la referida lista.

Ya atendida por completo nuestra solicitud, esto fue lo que nos respondió:

“De las 3.881 millones de onzas de oro con las que cuenta el Banco de México al cierre de octubre 2016, el 98.95% se encuentran reguardadas en el Reino Unido, 0.0004% en el Banco de la Reserva Federal en Estados Unidos y el remanente 1.05% en México.”

Menciona que todos los lingotes cumplen con las especificaciones de calidad de la Asociación del Mercado de Lingotes de Londres (LBMA, por sus siglas en inglés), y que tienen un peso neto en oro de alrededor de 400 onzas (oz.) troy cada uno con una pureza de 0.997.

A la pregunta de cuántas barras tiene bajo resguardo en el Banco de Inglaterra, señala:

“El Banco de México cuenta con el número de serie de cada lingote resguardado en cuentas asignadas en el extranjero. De estas cuentas, el número de lingotes asciende a 7,265. Cabe mencionar que para las cuentas no asignadas no existe un número de serie específico y por ende no se puede determinar el número de lingotes.”

Las ‘cuentas asignadas’ (allocated accounts) son aquellas en las que se tiene propiedad sobre lingotes específicos, con número de serie y segregados del resto. Esto cumple con lo que señalamos al principio de este artículo.

En cambio, las cuentas ‘no asignadas’ (unallocated accounts) son simples derechos que se tienen a determinada cantidad de oro, pero sin la propiedad sobre barras específicas. Por eso en ese caso Banxico no puede decirnos cuántos lingotes le corresponden.

El riesgo con estas últimas cuentas es que, como el mismo oro es vendido múltiples veces, en el caso de una crisis en la que múltiples ‘dueños’ demandaran la entrega del metal, no habría suficiente para todos. Por esta razón una autoridad monetaria como Banxico, no puede darse el lujo de tener cuentas no asignadas, pues las reservas de oro se compran para compensar el riesgo en divisas fíat, como el dólar, no para tener otro riesgo en papel.

Ahora. Banxico tiene en Inglaterra sólo 7,265 lingotes asignados de 400 oz. En promedio cada uno, lo que quiere decir que cuenta con 2.906 millones de oz., aproximadamente, en cuentas asignadas. El resto, más de 934 mil oz., sigue sin asignar. Ojalá pronto se corrija esta situación, se compre más oro y se repatrie a México cuando menos la mitad (como lo está haciendo el Bundesbank).

Anexamos en PDF el archivo “Series lingotes y fabricantes” que nos envió Banxico con los datos de sus 7,265 piezas custodiadas en el BoE.

Su publicación es muy importante porque permitirá a cualquiera corroborar que nadie más tenga asignada la misma barra.

Banxico da así un paso en el sentido correcto, el de la transparencia, y se desmarca de malos ejemplos como el del Banco de los Países Bajos o el Central Europeo, que se han negado a revelar sus respectivas listas (por algo será).