Columnas

Estas líneas...

+ Se inunda Guaymas… de política

 

GUAYMAS, Son.- La tarea política su puso la mar de interesante en este puerto de puertos.

Primero, porque la izquierda local parece despertar y se reúne para acordar cómo caminar hacia el 2018, cuando todos los partidos irían sin propuestas fuertes, pues enfrentan la desconfianza ciudadana por haber demostrado que no cumplen con la oferta de ayudar a las mayorías en los apuros que enfrentan.

Fue iniciativa de Víctor Marín, el contratista y constructor tránsfuga perredista en 2015, cuando Lupe Curiel se llevó un grupo, Marín incluído, porque Carlos Navarro no quiso pactar con el padrecismo agonizante –así le hubiera ido—y el ex alcalde navojoense ya no podía regresar las entradas.

Marín terminó como diputado local suplente de otro tránsfuga, este del priísmo, Manuel Villegas, quien permaneció casi fiel al PAN mientras amarraba el cargo, pero siguió aliado a tricolores y trabajando directamente para el ahora preso ex secretario de gobierno Roberto Romero, con quien se hizo de mulas Pedro.

Eso le ha valido, a Marín Martínez, cierto liderazgo de izquierda y por ello reunió a izquierdistas e izquierdosos como el petista Rodolfo Lizárraga, Marcos Ulloa (MC), el perredista Sergio Ruiz, el ex perredista y “curielista” Porfirio Villa; Gilberto Medina por Morena; Roberto Palafox, perredista, y otros hasta sumar 17.

Se aplaudió el logro. Falta que puedan ponerse de acuerdo porque, eso, la incapacidad de lograr acuerdos, caracteriza a la izquierda. No saben, o no entienden, que son mayoría, pero los dividen fácil. Los despertó un poco lo ocurrido en el Estado de México, por eso apelaron a la unidad, el respeto mutuo y el trabajo para ir juntos en 2018, en defensa del voto ciudadano. Así lo expresarán cuando les hablen del estatal para regañarlos. Eso les dará pie para colocarse con sus siglas en ese nivel, en lugar de, como dijo Sergio García, “disciplinarlos”.

Por supuesto, los ataques –incluso con alusiones personales— no tardaron, resaltando los que paga Lorenzo de Cima con dinero del erario a través de esa abultada nómina municipal que por eso, por abultada, impide hacer obras. Eso es el obstáculo que enfrentará el “junior” de Las Tinajas cuando anuncie que quiere reelegirse.

EL PAN SE MUEVE

Más tarde, el PAN se deja escuchar con Alejandra López Noriega, secretaria general en el Estado, anunciando el programa “Trazando el rumbo”, de aquí al inicio del año electoral 2017-18, que inicia en octubre 1.

Habla, la dama que refleja experiencia y capacidad, de una estrategia para recuperar la confianza ciudadana trabajando con cada Comité Municipal y que estos organismos con sus dirigentes y militancia tengan su propia agenda de trabajo. Fue claro el mensaje para el líder local Santiago Samaniego, quien ya suda la camiseta para la encomienda.

Van “por las alcaldías `grandes´, a recuperar las que no tuvimos, refrendar las que tenemos e ir por nuevas”.

Resalta claridad de objetivos y rumbo a partir de una base que es la doctrina del partido, luego la unidad y el trabajo. Dice que encuentra buena percepción en la gente en Empalme y Guaymas y en todo el sur de Sonora, donde como aquí, hay trabajo previo y estrategia para caminar hacia triunfos a partir de la Presidencia de la República. Los resultados de la pasada elección en 4 estados, les estimula a pensar eso.

A Alejandra le cuestioné la “marca” en Sonora, y revira que “es marca muy fuerte”. Mira fijo al asentar que el PAN no se equivoca, “nos equivocamos las personas al escoger”.

Y entra al tema que a todos interesa: van por la gente y harán que confíe y vote por el partido. El cómo, es escoger a un buen ciudadano, que trabaje por el bien común, que dé resultados, lo cual se hace ya “con mucho enfoque” y si se hace el trabajo como se ha hecho en lo nacional, será igual el resultado.

A los alcaldes alborotados les dice que “vamos a lanzar a los mejores perfiles, perfiles panistas y será la sociedad la que los valore para que la representen”, y reitera que “vamos a ir por los mejores”, mensaje que han enviado a los 23 munícipes azules de Sonora. Será un proceso interno y luego la valoración ciudadana. Si no les dan los números, no serán propuestos.

Y si se van, que se vayan. La dama tiene el criterio de que el verdadero panista no se va, y si lo hace, es porque no le dan los números.

Este servidor no le creyó cuando dijo desconocer los líos del alcalde Lorenzo de Cima con sus regidores. No con la oposición, cuya función –la comunidad puede hundirse—es fastidiar al jefe del Ayuntamiento, sino con los propios panistas. No sabía la segunda figura del PAN sonorense, que ya renunció uno, Antonio Cházaro, y se fue a Morena.

La lucha intestina es local y López Noriega apela a la autonomía del alcalde, pero dice que eso se platica en lo interno. Y si se fue un regidor, fue una decisión personal de quien se quiso retirar de un cargo que le dio el partido. En realidad, Cházaro se fue del partido, pero no dejó el cargo. Sigue pegado a la dieta más lo que se acumule.

Sostuvo que el partido, ni en Guaymas –lo ratificó Santiago Samaniego Rebollo—ni en el Estado, recibió queja alguna por parte de ese regidor. Si hubiera un documento lo revisarían y resolverían, pero no lo han recibido.

Se aceleró, pues, Cházaro, y no siguió lo institucional… o no podía justificar el por qué de su pleito.

Y EL PRI REFLEJA UNIDAD

Finalmente, este miércoles Jimena Jaramillo, regidora del PRI y disidente de su propio hermano, Alán –secretario del Ayuntamiento panista de Lorenzo de Cima—protestó como presidenta del Comité Municipal del tricolor junto con su secretario general, Ginés Valentín Rodríguez.

El evento fue en la explanada del edificio sede, el mismo que construyó Manuel Ibarra Legarreta en 1985 cuando presidía al instituto político y recibió mucho apoyo del entonces alcalde Antonio Llano Zaragoza y del poderoso líder pesquero de la época, Florentino López Tapia.

Ibarra, recordará usted, es la primera víctima de la democracia en el puerto, pues impuesto por los poderes fácticos --no lo apreciaba mucho la gente--, enfrentó a José Ramón Uribe Maytorena, querido y admirado, con obvios resultados.

Pese al respaldo de López Tapia, alcalde en ese 1991 de la elección –se jugó su prestigio de hombre de bien firmándole el documento de triunfador, pese a que MIL lo maltrató en sus discursos--, las cosas tomaron su lugar y el panismo triunfó. El Uribe de la historia no fue alcalde por rijoso y por saber escoger pesos completos para sus riñas, pero eso es otra historia.

Estamos con Jimena. Ella cobró celebridad al poner en su lugar al alcalde Lorenzo de Cima cuando éste sufrió uno de sus comunes ataques de impertinencia en una sesión del Cabildo, como sucede con los hombres débiles.

Ahora, la maestra de educación básica dirige el partido y las represalias que intentan los asesores del alcalde se ven torpes, pero allí están. Jimena le devuelve la ofensa diciendo que trabajará por el partido, por los acuerdos y por la unidad, pero también por Guaymas, pues el puerto está tirado desde que el panismo de Lorenzo lo tomó como de su propiedad.

Fue muy aplaudido su discurso. Aplausos del propio dirigente estatal del PRI, Gilberto Gutiérrez Sánchez, de los diputados José Luis Castillo y Pano Salido, más una cauda de priístas locales y estatales.

Hubo también gente ajena y militantes de otros partidos, lo cual revela la madurez política en el puerto. También reportan al lado de priístas el enriquecido ex tesorero Arturo Lozano, enfermo –y grave-- contra quienes le dieron el puntapié en salva sea la parte y haciendo alianzas con tricolores estatales, a cambio claro, de algo que haga crecer sus cuentas en Tucson.

Ah, y sí, Jimena es dama de carácter y quiere trabajar por Guaymas, pero deberá enfrentar la maledicencia humana que la ubica como empleada del director del ISSSTESON, Enrique Claussen Iberri, quien llegó sobre una nube al lugar y tomó asiento en primera fila durante el evento.

A juicio personal, la dama demostrará talento y desde ya, está en la plataforma que podría convertirla en candidata a la alcaldía, la cual ganaría, pues aparte de su capacidad, el PAN está en la lona con el desempeño de su actual munícipe.

Y dicen varios militantes de izquierda que le darían su apoyo.

Los migrantes de Toño Llano

HERMOSILLO, Son.- Se dice fácil, pero no lo es.

Cómodo tampoco, y nunca lo ha sido.

Por años, el tema se ha convertido en una de las grandes interrogantes y dilemas de la lucha social, de la economía política, de la política social y de los programas contra la pobreza: ¿Cómo conciliar la creación de riqueza con la justicia social? ¿Cómo incrementar la productividad sin llegar a la explotación de la gente trabajadora? ¿Cómo avanzar en la innovación empresarial y productiva sin descuidar el mercado y la distribución del ingreso? ¿Cómo mantener el equilibrio entre las expectativas patronales, las demandas de los trabajadores y el rendimiento de las empresas?

El empresario Marco Antonio Llano Zaragoza parece tener la respuesta. Con 79 años (cumplidos el 13 de junio) y más de 60 trabajando la tierra, organizando empresas y buscando mercados, ha aportado soluciones tanto para economistas como expertos en management y funcionarios públicos.

En el espacio productivo de Marco Antonio Llano, en el Valle de Guaymas-Empalme se han conciliado y puesto en práctica soluciones a varios de los ingentes problemas del México de hoy: Creación de empleos; distribución del ingreso; políticas sociales que realmente beneficien a las familias pobres en educación, salarios, salud, vivienda y asistencia social; y un nuevo enfoque de la política migratoria del sur al norte de México.

Hijo de un migrante (de Nuevo León a Sonora), su padre Francisco Laureano Llano Anaya (1904-1972), ex trabajador del gobierno federal e impulsor del cooperativismo, incursionó en la agricultura y la ganadería tomando como punto de partida el agreste terreno del valle de Guaymas-Empalme, para desarrollar ahí la siembra de los productos más demandados de la época.

Producto de la cultura del esfuerzo, y como compañero de trabajo de Ernesto Uruchurtu en el departamento del Trabajo en el gobierno de Plutarco Elías Calles, don Francisco —nacido en Bustamante, Nuevo León—, con secundaria completa, no tardó en relacionarse con los guaymenses por aquellos intensos intercambios de principios del siglo XX entre Guaymas y el territorio sur de la Baja California Sur, y se vino a radicar desde 1930 al puerto, invitado por José María Zaragoza Maytorena. Tenía 26 años.

Emparentó con la familia del  empresario español emigrado (de El Anchove, Bilbao, provincia de Vizcaya) a México Gaspar Zaragoza Echevarría. Banquero, minero, industrial de la cerveza y el jabón y miembro de la sucesión Cosca. Casado con Matilde Maytorena Tapia, hermana de José María, el ex gobernador, con cuya hija, Guadalupe Zaragoza Maytorena, contrajo nupcias Francisco Llano en 1932.

De ese matrimonio nacieron: Francisco (1933), Octavio(1934), Margarita (1936), Marco Antonio (1938) y Guadalupe (1939).

No tardó Francisco Llano (credencial 147 fundador del PNR) —muy bien relacionado con el gobernador Rodolfo Elías Calles—en llegar a la presidencia municipal de Guaymas para el período 1933-1935.

“Trata bien a todos mis paisanos, gobierna para todos y no te olvides de los pobres que son la mayoría” Le dice en una carta el gobernador Rodolfo Elías Calles a Llano. Tiempos aquellos de fuertes tensiones con la iglesia católica, con los chinos residentes en Sonora y con el crack del 29 que pegó muy duro en los intercambios con el puerto.

Marco Antonio se forjaría en una primera etapa en escuelas públicas: La Loreto Encinas de Avilés (de la Avenida  Serdán) y la Secundaria No. 1, con breves intervalos en el Colegio Kino del padre Garibay.

Continuó sus estudios en San Francisco, California y se inscribió en agronomía en la Universidad de Arizona.

Con los antecedentes políticos que tenía, don Francisco se conectó con Andrés Gómez Alemán (esposo de Ana Maytorena Tapia, hermana de José María y viuda de Javier Villaseñor), Oficial mayor de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, primo del presidente Miguel Alemán. Gracias a esas relaciones se logró que se autorizara la inversión para los 30 kilómetros del “Bordo de Ortiz”, que a partir de 1953 detuvo parte de los excesos de agua derramados por el Río Mátape (que nace allá y recorre 150 kilómetros para desembocar en la Bahía de Empalme) y el arroyo de San Marcial, que por muchos años causaran tantos destrozos entre los habitantes, los pueblos y la infraestructura de caminos del Valle.

Tiempos aquellos de principios de los cuarenta del siglo XX del campo agrícola “El Cautivo”, de viajar en varios carros para combatir la inseguridad, en los caminos de terracería, de la agricultura de temporal en el Valle. De cultivos como el garbanzo y el trigo y algo de ganadería. Don Pancho y Florencio Zaragoza crean en 1944 “Construcciones de Guaymas”. Primero donde actualmente se ubica el hotel Armida, después en Serdán y 16.

Tiempos de falta de crédito para sembrar, y de una gran demanda de productos agrícolas de Estados Unidos a México por los efectos de la Segunda Guerra Mundial.

En 1958 Toño Llano regresa a Guaymas y se incorpora al trabajo en la empresa familiar. Ni salarios altos ni carro nuevo, ni condiciones ventajosas con el resto de los trabajadores de la empresa, para el hijo del patrón.

Era la educación férrea de un padre proveniente  de la cultura del esfuerzo, que no quería “juniors" atenidos a la casa, al carro o a la chequera del padre, sino al fruto de su trabajo. “Fue duro con nosotros, pero nos formó”

Como buen bailador de mambo, jugador exitoso de basquetbol y amante de la convivencia social, Toño sería invitado en 1959 a hacerse cargo de las finanzas del Comité Municipal del PRI. El dirigente era Jaime Escobar Morales y el PRI se ubicaba en la planta alta del palacio, con Juan Iñigo Johnson como alcalde.

La mancuerna en finanzas la hizo con Armando González Chavira, por entonces exitoso empresario del transporte de ropa.

Toño se casa en 1961 con Zulma Villedent Ibarra, nieta del emigrado Francés Numa Louis Villedent Rigal, (nacido en 1878 en Chamborigaud, región de Languedoc-rousillon, departamento de Gard, en el sur de Francia).

Zulma, llamada así por su tía Zulma sepultada en Nimes, en el departamento de Avigno) hija de Víctor Villedent Valdepeñas y Guadalupe Ibarra, nacidos en Huatabampo. Zulma Villedent Ibarra Y Toño procrearon a sus tres hijos: Marco Antonio, Zulma y Belén.

Francisco Llano padre muere en 1972. Para entonces, Marco Antonio, a los 34 ya se había involucrado en la producción agrícola y el mercadeo de los productos en México y en Los Estados Unidos. También en el trato con los liderazgos sociales y campesinos del Valle.

Del trigo y el garbanzo, pasó a la sandía, melón, tomate, chile morrón y  picoso, pepino, el jalapeño y  el famoso chile verde o Anaheim y la Uva. Con los años crecieron y se modernizaron los empaques, incrementó la superficie cultivable, el número de trabajadores y la cantidad de clientes. También el procesamiento industrial de sus productos para darles valor agregado. Más del 50% de la producción la exporta. Moviliza 30 trailers diarios con las 25 commodities que ahí se producen.

Al mismo tiempo incrementó su participación en organizaciones agrícolas y ganaderas y en organizaciones filantrópicas y de asistencia social.

En 1982, a los 44 años, fue elegido presidente municipal de Guaymas. Antes (1979-1981) había estado en la Junta de Progreso y Bienestar con una gran actuación en el organismo tripartita que tanta obra pública realizara.

Fue un activo presidente municipal. El único hasta la fecha que ha impulsado la organización de los vecinos en barrios y colonias a través de los famosos “Comités de mejoramiento comunitario” (63 urbanos y 42 rurales).

La proliferación de obras y servicios de agua, drenaje, electrificación, empedrado, pavimentación, servicios públicos elementales, educación, salud, cultura y actos cívicos y sociales fue impresionante, todos acompañados de la movilización y participación social. Igualmente importante fueron sus gestiones para conseguir con entonces titular de la SCT Rodolfo Félix Valdés, la sustitución del viejo puente Douglas por el libramiento que comunica a Guaymas con Empalme. Creó en 40 hectáreas el nuevo panteón “Héroes Civiles de Guaymas” y gestionó la construcción del Instituto Tecnológico Federal (entonces del mar) de Guaymas. Llevó excelentes relaciones con la tribu Yaqui.

Al salir del ayuntamiento en 1985, Marco Antonio —que ya no atendía sus negocios con tanta frecuencia—se da cuenta que le faltaba capital para reincorporarse a su empresa y acude al auxilio económico de uno de sus hermanos (Octavio), que con ironía (más en broma que en serio) le espetara: “Apenas puedo creer que no hayas aprovechado el cargo para resolver tus problemas económicos”. Octavio conocía de origen los principios de Marco Antonio que no utilizó el poder municipal para beneficiarse en lo personal..

En el 2000 a insistencia de Labastida, Bours y López Nogales, volvió a ser candidato del PRI a la presidencia municipal. La guerra de perversidades en su contra pudo más que sus esfuerzos. Hasta el gobernador lo dejó solo.

Porque Marco Antonio Llano, con un golpeado y barato reloj Citizen de pulsera en el brazo, una camisa Bugatchi, un pantalón Farah ya muy gastado igual que sus zapatos de gamuza y su camioneta Chevrolet —que normalmente cambia cada 7 años—, ha sido siempre de la estirpe del esfuerzo propio, y no de los atenidos a los vaivenes públicos o dependiente de los favores de los gobiernos para incrementar riqueza e ingresos.

Como empresario que arriesga, siembra, cosecha, produce, empaca, transforma, consigue clientes y comercializa bajo las complejas condiciones del mercado y de la competencia, y no de los favores oficiales o las componendas para favorecer a sus empresas.

Ha enfrentado, tanto tiempos de abundancia como de escasez:“Nada le vende ni le compra al gobierno. Eso sí, dice cumplir con las regulaciones laborales y sanitarias que la parte oficial le exige.

Hoy, sus campos, donde laboran más de 4,500 trabajadores por temporadas que van de agosto a junio de cada año, es visitado por propios y extraños para ver el proyecto económico y social iniciado hace ya más de 60 años.

Los trabajadores migrantes que trabajan con él, principalmente de los Estados de Guerrero, Sinaloa, Veracruz, Chiapas, Tabasco y Puebla, cuentan con viviendas, canchas, transporte, comedores, servicios médicos y educativos, una iglesia y hasta una instalación de Alcohólicos Anónimos. El salario que se les paga va más allá de los mínimos establecidos, prestaciones incluidas y sin conflictos laborales.

Toño luce bien de salud. Lo motiva mucho—dice—, el trabajo, la participación comunitaria—como la reparación total que dirigió, del—dañado por el huracán Jimena —templo de San Fernando de 234 años en la cabecera y el diálogo constante con personas que representan lo más variado de las expresiones populares. Tiene muchos amigos que con frecuencia lo consultan y lo ponen de referente. Su vida privada es austera,  exenta de frivolidades y excesos. “No conozco un casino por dentro” dice.

¿Y el retiro Toño, para cuando?

“¿Retirarme? ¿Para qué? Hay que seguir participando en el progreso de Guaymas, seguir produciendo y generando empleo”. Tengo mucho que hacer todavía”. Dice el ya legendario y pragmático Toño Llano… genio y figura…

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Margarita, la Josefina del 2018

CD. DE MEXICO, 13 de Junio 2017.- Muy segura de un poder que no tiene, y sí mucho desprestigio a sus espaldas: la guerra contra el narco, la que solapó y calló; y el incendio de la guardería ABC de Hermosillo, sólo por citar dos acontecimientos en los que la ex primera dama tiene injerencia indirecta, Margarita Zavala se ha lanzado a recorrer el país en un autobús rotulado con su nombre, dando pie al cuestionamiento de dónde saca el financiamiento para su temprana campaña electoral.

De todos los posibles candidatos del PAN al gobierno de la República para el 2018, la opción más mala lo es sin duda Margarita Zavala, y eso ya es mucho que decir.

Y es que además de mostrar incapacidad para el cargo que busca --ser presidenta de México--, la esposa del ex presidente Felipe Calderón fue parte de ese gobierno que se caracterizó por la pérdida de miles de vidas humanas ligadas a la falsa guerra contra el narco, ya que –como se ha documentado—ésa no fue sino una guerra para favorecer a un cártel de la droga… de ahí se explica el crecimiento del narco en México durante la administración Calderonista, crecimiento con énfasis en Michoacán, donde por cierto, surgieron las guardias civiles ante el azote de la delincuencia organizada contra la población.

Del negocio de las drogas se benefició precisamente la pareja presidencial Felipe Calderón y Margarita Zavala, y ésta última siempre respaldó las acciones de un presidente que no mostró ser diferente a las mafias del poder, de antes de la alternancia; es más, resultó más dañino que el propio PRI, por lo que al tema del narco se refiere.

En ese entonces (2006-2012), la primera dama calló y nunca mostró ni la honestidad, ética y transparencia que ahora lleva escritas en la frente y el discurso, como su lema de “campaña”.

Así, de ser elegida como candidata del PAN a la presidencia de la República, no lograría ni un cierre de filas del albiazul, ni  el voto de los ciudadanos, porque al igual que Felipe Calderón, Margarita Zavala está desprestigiada ante la ciudadanía.

De tal modo que lo único que podría esperarse de ella es que si llegara a ser candidata presidencial, se volvería la Josefina Vázquez Mota del 2018.

Estas líneas...

+ David Palafox: ¿Le  responderá la Policía? + En Madrid, EL PAIS se ocupa de Sonora + Alianza de izquierdas en Guaymas para 2018


GUAYMAS, Son.- En los años 70, el vespertino local El Diario y el matutino La Gaceta, abordaban el escándalo de la agresión a la memoria de nuestros héroes, pues la delincuencia se había robado ¡un cañón!

Si. Una pieza de artillería del siglo XIX de las 3 que ornamentaban la estatua de José María Yáñez, el héroe defensor de la soberanía mexicana en Guaymas en 1854. Hasta 4 balas –esferas metálicas de varios kilos cada una— se fueron en el botín.

Se especuló sobre el destino de la pieza de artillería y sus proyectiles, una fundidora en Punta de Arena, frente a la zona industrial de Punta de Lastre, y hasta afirmaban que “completó varias propelas”. Decirlo era fácil, probarlo no.

Después, el busto de John F. Kennedy, el asesinado presidente estadounidense, desaparecía de la plaza frente al Panteón de San Fernando. La cauda de latrocinios siguió, pero la verdad, nunca tan cínica como hoy, cuando casi ninguna plaza pública conserva sus placas alusivas. La audacia de aquella época hoy es común. Hasta la del legendario paracorto y tercera base Alfredo “El yaqui” Ríos, colocada en la Unidad Deportiva, entró en esa grosera estadística apenas dos días después de su colocación.

Menciono lo anterior porque acaba de afinarse la ley para dar cárcel no solo a los ladrones de esas cosas, o señalamientos viales, tapaderas de alcantarillas y demás; también colarían responsables y dueños de chatarreras y casas de empeño.

Imagínese usted despojado de un bien que luego mire en el patio o escaparate de esos negocios. La ira y la impotencia lo enfermarán, pues la Policía o las oficinas ministeriales, no actúan. Eso, en el mejor de los casos, pues hay sitios donde la especulación ubica los agentes como parte de lo mismo.

Se acaba de dar el caso de un agente auxiliar asignado a la vigilancia de una escuela. El plantel sufrió un robo y a la investigación, el culpable resultó ¡el custodio!

Felicito al diputado David Palafox por las ganas que le pone a esa ley, y no quiero ser aguafiestas al preguntarle si pensó ya en lo fundamental de una ley, que es la capacidad de aplicarla.

En el pasado, el vendedor de chueco (artículos obtenidos ilícitamente) iba a prisión. Pero como todo se olvida, se crearon nuevas leyes para que el vendedor de chueco fuera a prisión y con él, el comprador. Hoy se repite la historia.

Queda la interrogante en el aire: ¿hay capacidad de aplicarla? Si no, joven David, lástima esfuerzo. Pugne por la adecuada respuesta de quienes están obligados a responderle a la sociedad en ese sentido, porque allí está la raíz de la impunidad con la que actúan ladrones –comúnmente, viciosos necesitados del satisfactor que les reduzca sufrimiento--, y sus patrocinadores, las recicladoras (chatarreras) y casas de empeño, pero esto no lo puedo afirmar, porque la carga de la prueba es exigible so pena de ir preso por dañar la reputación de los posibles afectados.

SONORA EN ESPAÑA

El diario EL PAIS consignó en sus páginas la decisión tomada por Sonora, de enfrentar a los “macheteros” pistola en mano.

Es orden de la Fiscalía sonorense advertir a los usuarios de esas armas, con las que amenazan y asaltan a los sonorenses cada vez más seguido y, si no hacen caso, les dispararán.

Ya lo han hecho y al menos se consignan cuatro muertos por no obedecer a los agentes. El cotidiano ibero cita también que la decisión es aceptada por los ciudadanos, al crecer la violencia que los hace víctimas.

Cierto, es duro ver el resultado de un actuar así de la autoridad. Pero el delincuente sabe el riesgo de serlo, el ciudadano no. Y son muchos los inocentes lesionados o asesinados por los que ahora, lo saben bien, serán reprimidos según actúen, por la gente del fiscal Odracir Espinoza. Para eso, y para cuidar a la gente, los está preparando.

TIROS RÁPIDOS

1.- El Delfinario Sonora se recuperó para los sonorenses con la llegada de 4 delfines.

Es el mismo, mejorado, que diseñó el sexenio de Eduardo Bours y que con una inversión de 70 millones de pesos daría espectáculos y terapias con delfines, complementado con serpentario, observatorio, jardín botánico, restaurante y tienda de curiosidades, entre otras cosas.

El propio Eduardo aceptó que se le fue el tiempo y no fueron 70 millones los gastados, sino 120, y solo para el delfinario. Lo que pasó solo ellos lo saben.

Durante el padrecismo, aparte de usarlo como piscina para ellos y sus cuates, los directivos del CEDES, sus amigos, los administradores del lugar, lo descuidaron de tal forma que se les murieron los delfines y al tiempo, lo cerraron.

Quedó la instalación a cargo del actual jefe de personal del Ayuntamiento, Alberto Albín, pues su director, Carlos González Nemer, se fue en diciembre de 2014 a Hermosillo, para dirigir una gasera de su recomendador, Roberto Dagnino, pero siguió cobrando su quincena de burócrata.

Ahora la cuestión es si la renovada Ley ambiental federal permitirá usar delfines como espectáculo y si no es el caso, de nada valdrá el enorme esfuerzo de la gobernadora Claudia Pavlovich para recuperar esta atractiva y útil instalación.

Parece que sí, porque son animales que ya estaban cautivos, pero la conciencia ecológica es fuerte y sólido el criterio sobre el sufrimiento de las especies. Debe definirse bien el tema para no llevarnos sorpresas.

2.- Eran aliados, ahora enemigos.

Trabajaron juntos en el PRI, siguieron juntos en aventuras políticas en colores distintos y hasta enfrentaron al poder electoral federal hasta ganarle en el papel, pero en la práctica hay que saber cuándo retirarse.

Hoy, Marcos Ulloa Cadena tiene un mes pidiendo la cabeza del secretario del Ayuntamiento Alán Jaramillo Pérez y casi la tenía, pero se atravesó la caprichosa actitud del alcalde panista Lorenzo De Cima Dworak y se frenó el guillotinazo.

Es que el alcalde no tolera que le pregunten cuándo correrá a sus funcionarios incumplidos, menos aún escuchar que debe correrlos, aún cuando se le demuestre que su actuar perjudica al pueblo y a su propia figura.

Se altera Marcos al hablar del tema, pero dice que lo hace porque no deben burlarse de los guaymenses y aporta datos del por qué. Pillerías pues, que para el alcalde, no existen. De Cima prefiere anunciar durante meses que su antecesor es la suma de todos los miedos del municipio y hace unos días, mandó a sus escuderos a denunciar tropelías que, si se fijara bien, no sustentó debidamente. Y peor, que pueden estar sucediendo en este momento.

Si corre a Jaramillo –por pillo confeso, bien señala una reportera local--, podría sucederlo David Kiamy, ex presidente Comité Municipal del PAN que difícilmente sabe escribir; o Santiago Samaniego, actual presidente de esas siglas, señalado de cobrar dos quincenas en Palacio a través de terceros; o Carlos Mexía, quien hoy da tumbos en esas asesorías legales de poco fruto para la comuna.

Más me sorprende que hablen de Francisco Bueno Ayup para el cargo, luego del escándalo que vivió en Durango y por el cual perdió la chamba de director de Finanzas de la Capital alacrana. O quizá por eso vendría.

Lo bueno es que ya se… no, no se van, les faltan todavía 15 meses.

3.- Una alianza de izquierdas en el puerto, es el paso sugerido por varios dirigentes locales que no ven cómo pueden ganar la elección de 2018 si caminan solos.

Hasta iniciativas para reunirse surgen y esta semana darán los primeros pasos, con un indicador sugerente de cómo está ese lado de la política: todos hablan de Morena.

Allí andarían desde Rodolfo Lizárraga (PT), hasta Porfirio Villa Brito del todavía no concretado PAS, y Heriberto Aguilar, de Morena, a quien parecen no considerar como base importante de las siglas, pues ya citan nombres de quién puede ser candidato a algo y él nunca aparece.

Se capta capacidad de convocatoria en el diputado local suplente Víctor Marín Martínez, hijo de don Demetrio y hermano de Mónica, la ex alcaldesa interina. El ingeniero y contratista saltó del PRD a la alianza con el PAN durante el pasado proceso y sería el abanderado por esa potencial alianza que, se insiste, daría pelea.

Borge dormía en hotel de Trump

+ Documentaba sus gastos y así fue localizado

CD. DE MEXICO, 5 de Junio de 2017.-  Una crónica relata la vida de Roberto Borge los últimos 11 días previos a su detención en la ciudad de Panamá por parte de la Interpol: en una suite “amueblada de manera exquisita con un estilo elegante y cosmopolita”.

Pidió vista al océano Pacífico y cerca de tiendas de lujo, restaurantes caros y bares de primera clase, lo cual le costaba unos mil 500 dólares por noche, más aquello que se le antojara comprar en el Trump Ocean Club International Hotel & Tower, cuyo eslogan es: “El que dice que menos es más, es porque nunca tuvo más”.

La detención ocupó amplios espacios en la prensa internacional, no solo la mexicana. Para el diario El País, el lugar de la aprehensión, el lujoso espacio era la “guarida del político mexicano Roberto Borge”, quien estaría en la mira de un proceso penal por operar con recursos de procedencia ilícita.

Su detención concluyó luego de una acción de la Procuraduría General de la República que confirmó la propia fiscalía nacional mexicana este domingo, en medio de un mar de información relacionada con las elecciones en varios estados, entre ellos el emblemático Estado de México, considerado bastión del PRI, al que Borge pertenece, partido oficial y cuna del grupo en el poder desde hace décadas.

Borge gobernó hasta el pasado año el estado de Quintana Roo, en el Caribe mexicano, y es el último atrapado en esa cadena de ex gobernadores acusados de corrupción, donde están veracruzano Javier Duarte, capturado en abril tras 5 meses de búsqueda, y el prófugo César Duarte, de Chihuahua.

INOLVIDABLE EXPRESION

Medios internacionales como El País han traído del recuerdo la expresión del presidente Enrique Peña Nieto al referirse a ellos (Borge y Duarte), tras ganar la elección de 2012: "Pertenecen a los actores de la nueva generación política que forma parte del Partido".

Borge tuvo un ascenso meteórico en la política a la que ingresó como secretario particular del diputado federal y luego gobernador Ernesto González Canto; luego fue legislador federal y como tal, pide licencia tras solo seis meses para contender por la gubernatura de Quintana Roo.

Ganó con una alianza del PRI, el Partido Verde Ecologista de México y el Panal, este último controlado entonces por la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, hoy detenida por causas de corrupción y lavado de dinero.

Borge puso características especiales a su mandato. En 2014 creó la llamada "Ley antimarchas", que prohibía las manifestaciones, pero también un programa a favor de los desarrollos turísticos, al que poco le importó el resultado ambiental, hoy considerado devastador.

Allí comenzó el principal de sus problemas que ahora lo llevarían a prisión: tratos en la opacidad, para vender inmuebles del Estado muy por debajo del valor comercial a favor de su madre, Rosa Yolanda Angulo, y un presunto prestanombres, César Celso González.

Borge fue investigado pero no había evidencia de sus acciones presuntamente al margen de la ley, hasta que la administración de su sucesor, Carlos Joaquín González, lo denunció la PGR el pasado noviembre. El ahora gobernador de Quintana Roo acusa que Borge enajenó y vendió unas 9 mil 600 hectáreas de terrenos propiedad del Estado en su sexenio.

La PGR dejó ver que la debilidad de Borge por el lujo y el glamur permitieron ubicarlo y capturarlo, en este caso con ayuda de la Interpol. Indagatorias señalan que el ex gobernador tenía una red de colaboradores que le facilitaban el traslado y alojamiento en su huida.

Fue a Miami, La Habana, Bahamas, Panamá e intentaba viajar a París, para finalmente llegar a España según el plan. Allí habría de establecerse en Barcelona, pero se frustró el viaje a la capital francesa con su detención.

Ahora se sabe que Borge llegó a Panamá el 25 de mayo anterior y ya ubicado, dio pie a la Fiscalía mexicana a emitir la orden judicial de detención el pasado 31 de mayo.

Tenerlo ubicado tuvo relativa facilidad. Se desplazaba en Uber, la firma de taxis cuya operación obstaculizó en el Caribe mexicano; se hospedó en el cuarto 24 de la lujosa torre de 70 pisos con forma de vela, propiedad del presidente de Estados Unidos. El rastro era muy evidente.

Agentes de Interpol y la propia PGR no lo creían, pues es temerario hacer eso cuando uno se esconde, opinaron.

Ahora, su detención ha puesto en marcha un procedimiento para lograr su extradición o deportación, según sea su estatus legal en Panamá. Roberto Borge Angulo es el decimoséptimo ex gobernador mexicano investigado por corrupción en los últimos 17 años, y de acuerdo a la agenda de la Fiscalía mexicana, la lista sigue.