Columnas

Ya ha habido otros Trump

+ Sin balas, con mexicanos formados en Estados Unidos, “harán lo que queramos”, sentenció un exsecretario de Estado         GUAYMAS, Son.- Esta carta la escribió en febrero de 1924 Robert Lansing, exsecretario de Estado de EUA, dirigida a William Randolph Hearst en relación a la campaña de su cadena de periódicos para poner en la presidencia de México a un estadounidense y terminar con la Revolución Mexicana, que amenazaba los intereses de las grandes corporaciones norteamericanas, principalmente petroleras.

"México es un país extraordinariamente fácil de dominar porque basta con controlar a un solo hombre: el presidente", escribía y aconseja:

"Tenemos que abandonar la idea de poner en la Presidencia mexicana a un ciudadano americano, ya que eso conduciría otra vez a la guerra. La solución necesita de más tiempo: debemos abrirle a los jóvenes mexicanos ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores y en el respeto del liderazgo de Estados Unidos. México necesitará administradores competentes y con el tiempo, esos jóvenes llegarán a ocupar cargos importantes y eventualmente se adueñarán de la misma Presidencia. Y sin necesidad de que Estados Unidos gaste un centavo o dispare un tiro, harán lo que queramos, y lo harán mejor y más radicalmente que lo que nosotros mismos podríamos haberlo hecho”.

Lansing renunció el 13 de febrero de 1920 al cargo de secretario de Estado del presidente Wilson que había venido ocupando desde el 24 de junio de 1915, para incorporarse a la Mexican Petroleum Company del magnate Edward Doheny.

EN LA ACTUALIDAD:

A partir lo que se considera el final de la etapa de revolucionarios en el poder con José López Portillo, surgieron los regímenes que aplicaron el llamado neoliberalismo a partir de Miguel de la Madrid Hurtado, a quienes siguieron en la Presidencia de México Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quezada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, todos ellos presumiendo formación en el extranjero, como lo proponía Lansing, excepto el actual mandatario.

Miguel de la Madrid Hurtado nació en Colima, Colima, el 12 de diciembre de 1934 y fue presidente de México del 1 de diciembre de 1982 al 30 de noviembre de 1988. Promovió el ingreso de México al Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT), un antecesor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC).

Estudió Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y un posgrado en Administración Pública en la Universidad de Harvard.

Carlos Salinas de Gortari nació en la Ciudad de México el 3 de abril de 1948 y fue presidente de México del 1 de diciembre de 1988 y al 30 de noviembre de 1994.

Con él se firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, se acordó la privatización masiva de empresas estatales, incluida la banca y se le señala como responsable de iniciar la enorme desigualdad en el país.

Realizó estudios de licenciatura en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (1966-1969); los continuó en la Universidad de Harvard, donde obtuvo maestría en administración pública (1973), la maestría en economía política (1976) y el doctorado en economía política y gobierno (1978).

Ernesto Zedillo Ponce de León nació en la Ciudad de México el 27 de diciembre de 1951. Fue presidente de México del 1 de diciembre de 1994 al 30 de noviembre de 2000. Al cumplir tres años de edad, su familia emigró a la capital de Baja California, Mexicali, (B.C.), donde realizó sus primeros estudios.

Cursó licenciatura en economía en la Escuela Superior de Economía del Instituto Politécnico Nacional. Posteriormente estudió en la Universidad de Yale (New Haven, Estados Unidos), y obtuvo un doctorado en Ciencias Económicas en 1981.

Vicente Fox Quesada nació en Ciudad de México el 2 de julio de 1942. Fue presidente del 1 de diciembre de 2000 al 30 de noviembre de 2006 y se le recuerda por poner fin a los mandatos del Partido Revolucionario Institucional durante 71 años.

Su madre, Mercedes Quesada Etxaide, nació en San Sebastián, Guipúzcoa (España); su abuelo paterno, José Luis Fox Flach, nació bajo el nombre de Joseph Louis Fuchs en Cincinnati, Ohio, Estados Unidos hijo de Louis Fuchs y Catherina Elisabetha Flach, ambos inmigrantes alemanes que convirtieron su apellido a Fox.

Su padre, José Luis Fox Pont, nació en Irapuato, Guanajuato, y adquirió nacionalidad estadounidense y más tarde recuperaría la nacionalidad mexicana.

Vicente Fox cursó la mayor parte de sus estudios básicos en instituciones católicas, y estudió Administración de Empresas en la Universidad Iberoamericana de León. En 1965 entró a trabajar en la compañía Coca-Cola y en 1970 llegó a ser Director Nacional de Operaciones, en 1971 Director de Mercadotecnia y más tarde presidente de la división América Latina. Cursó Diplomado de Alta Gerencia, impartido por profesores de la Escuela de Negocios de la Universidad Harvard.

Felipe de Jesús Calderón Hinojosa nació en Morelia, Michoacán, el 18 de agosto de 1962. Fue presidente de México del 1 de diciembre de 2006 al 30 de noviembre de 2012. Es abogado egresado de la Escuela Libre de Derecho y obtuvo la maestría en economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, así como la maestría en administración pública (MPA) por la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard en los Estados Unidos.

Enrique Peña Nieto nació en Atlacomulco, Estado de México, el 20 de julio de 1966 y desempeña su responsabilidad como presidente de México desde el 1 de diciembre de 2012. Es abogado por la Universidad Panamericana y maestro en administración de empresas por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores.

No concluyó estudios en el extranjero (EU) pero su política sigue siendo afín a la de sus antecesores, que la han basado en la participación de inversiones extranjeras y la eliminación de barreras legales y constitucionales al reparto de la riqueza nacional a extranjeros.

Critica el NY Times hostilidad de Trump contra México

+ Resalta las amenazas “a un buen vecino”          GUAYMAS, Son.- Las múltiples críticas que se ha ganado el presidente electo y desde este viernes presidente legítimo de los Estados Unidos, Donald Trump, incluyen una muy severa del diario New York Times que por su interés, Muralsonorense.com reproduce completa:

El artículo de Enrique Krauze publicado el día de ayer, es el siguiente:

NEW YORK, N.Y.- “México, el único país al que le hemos hecho verdadero daño, es ahora el único que reza por nosotros y por nuestro triunfo, con oración genuina. ¿No es realmente extraño?”.

Walt Whitman, 1864

Estados Unidos ha sido un vecino difícil, a veces violento, casi siempre arrogante, casi nunca respetuoso y pocas veces cooperativo. México, en cambio, ha sido el vecino ideal. A cada agravio respondimos, no con la otra mejilla, pero sí con un gesto de resignada nobleza, una salida práctica y un ánimo conciliador.

Aunque hemos tenido episodios trágicos y épocas de tensión, nuestra buena disposición nos ha permitido convivir por casi doscientos años en un clima general de paz que muy pocos países fronterizos pueden presumir. Ahora un millón de personas cruzan legalmente la frontera todos los días y nuestro comercio anual equivale a un millón de dólares por minuto. Los diez estados que integran la frontera de ambas naciones no solo representan, en conjunto, la cuarta economía del mundo sino que también son un vibrante laboratorio social y cultural.

De pronto, para nuestra sorpresa y desagrado, vimos a Donald Trump desplegar en su campaña una agenda rabiosamente antimexicana. Tras haber sido electo, mostró su disposición a cumplirla.

Y la está cumpliendo ya, de hecho, con acosos y acciones proteccionistas, como es el caso de Carrier y Ford. Su amenaza más reciente ocurrió en la conferencia de prensa de hace una semana, cuando advirtió una vez más que México pagará por el muro que él quiere construir. Por eso, para México, tal vez ha llegado la hora de cambiar la posición conciliatoria que utilizó para amortiguar el daño de sus agravios históricos.

El primer agravio fue, por supuesto, la invasión de Estados Unidos de 1846 y 1847. En ella, México perdió más de la mitad de su territorio. Fue tan traumática que es el tema de nuestro himno nacional. James Polk, el presidente estadounidense que la provocó, era un próspero terrateniente cuyo cordero sacrificial fue México. Tenía una idea ridícula de los mexicanos, a quienes creía racialmente inferiores. Había que provocar la guerra para acrecentar la supremacía blanca y la causa esclavista. Al son de “Yankee Doodle” la guerra contra México desató una euforia nacionalista sin precedentes en Estados Unidos.

De los cerca de 75.000 estadounidenses que participaron, murieron 13.768, una proporción mayor de la que cayó en Vietnam. El número de muertos mexicanos nunca se ha precisado, pero fue mucho mayor en términos absolutos y relativos. La referencia a Vietnam no es gratuita. Según testimonios periodísticos y epistolares de la época, en Estados Unidos las tropas estadounidenses cometieron numerosas masacres y atrocidades. Winfield Scott bombardeó Veracruz con un saldo de seiscientos civiles muertos, entre ellos un gran número de mujeres, ancianos y niños. Los estadounidenses que se habían hecho una idea napoleónica del enemigo se toparon con tropas valientes pero improvisadas, descalzas y mal armadas. “No creo que haya habido una guerra más perversa que la que emprendió Estados Unidos contra México”, escribió Ulysses S. Grant en sus memorias.

Y, sin embargo, México asimiló la derrota: apoyó a la Unión en la Guerra de Secesión y desde 1876 abrió las puertas a la inversión estadounidense en ferrocarriles, minas, deuda pública, explotaciones agrícolas, ganaderas y forestales, servicios públicos, industria, bancos y petróleo. En 1910 la inversión de Estados Unidos en México era mayor que la de todos los otros países en su conjunto.

El segundo agravio ocurrió en febrero de 1913. En las primeras elecciones plenamente democráticas de nuestra historia había llegado al poder Francisco I. Madero, educado en California, admirador de Estados Unidos y a quien se conocía como el Apóstol de la Democracia. Pero al embajador Henry Lane Wilson le preocupaba que las políticas de Madero afectaran los intereses de las empresas estadounidenses.

En la propia sede de la embajada y con la tácita indulgencia del secretario de Estado de Taft, Wilson fraguó con los altos militares mexicanos un golpe de Estado que desembocó en el asesinato del presidente y el vicepresidente. El país se precipitó de inmediato en una espantosa guerra civil con un saldo de cientos de miles de muertos. Y México pospuso por casi noventa años la democracia.

Y, sin embargo, en 1917 cuando en el Telegrama Zimmermann, Alemania le propuso a México una alianza contra Estados Unidos con la promesa de devolverle los territorios perdidos en 1847, el presidente Venustiano Carranza se negó.

El tercer agravio fue una prolongada hostilidad. En 1914, los marines ocuparon Veracruz. En 1916, las tropas de Estados Unidos penetraron por el norte en busca de Pancho Villa, quien había atacado el pueblo de Columbus, Nuevo México. Frecuentes “noticias falsas” publicadas por la prensa de Hearst y apoyadas por las empresas petroleras buscaban desatar una nueva guerra y estuvieron a punto de lograrlo en 1927, cuando el presidente Coolidge creyó que su vecino del sur se volvería Soviet Mexico. La presión del congreso la evitó, pero tras la nacionalización petrolera de 1938 las relaciones se tensaron nuevamente. Hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial, México nunca dejó de temer una invasión estadounidense.

Sin embargo, el país nunca rompió con Estados Unidos. Por el contrario: honró sus deudas y compromisos, acogió e inspiró a sus escritores y artistas, promovió la inversión estadounidense, cooperó con Roosevelt en su “Good Neighbour Policy”, le declaró la guerra al Eje en 1942 y mandó un escuadrón aéreo a la guerra del Pacífico. En 1947 se abrió una etapa de cooperación que el reportero de The New York Times Alan Riding bautizó como la era de los “vecinos distantes”.

Esta etapa culminó en 1994, cuando nos volvimos vecinos cercanos, socios y hasta amigos. Juntos logramos que nuestro comercio bilateral creciera 556 por ciento y esperábamos conseguir que la zona de Norteamérica se fortaleciera aún más. Por desgracia, la llegada de Donald Trump ha cambiado todas las reglas. Con respecto a México, 2016 fue el preludio de una nueva confrontación entre los dos países, no militar (aunque en un discurso, tácitamente, no la descartó), pero sí comercial, diplomática, estratégica, social y étnica.

Por eso, México necesita cambiar la fórmula de apaciguamiento empleada hasta ahora. El congreso mexicano debe darle al mundo un ejemplo de dignidad exigiendo al próximo presidente de Estados Unidos que ofrezca una disculpa pública por haber dicho que los mexicanos somos “violadores” y “criminales”. Esta declaración sería la mejor señal de que las negociaciones, por duras que sean, se realizarán en un marco de respeto mutuo y buena fe. Otro punto no negociable es el muro. El gobierno mexicano debe dejar absolutamente claro que, por supuesto, México no pagará nunca, en forma alguna, por el muro. Si esas dos condiciones no se cumplen, no existen bases para negociar.

La prioridad del gobierno de Peña Nieto debe ser preservar las ventajas objetivas de nuestro comercio bilateral. En cuanto a las deportaciones masivas, México debe oponerse firmemente. No solo serían lesivas para ambas economías sino que atizarían aún más el odio racial, cuyo resurgimiento es indigno de la gran historia democrática de Estados Unidos. Finalmente, hay que advertir que una aguda crisis económica en México provocada por las políticas de Trump, ocasionaría una inestabilidad sin precedentes en la frontera y una inevitable ola migratoria que ningún muro podría detener.

La amistad entre dos naciones modernas es una relación de mutuo beneficio cuya armonía vale la pena preservar. Debe evitarse la confrontación. Pero México no es el país indefenso de 1846. En caso de conflicto, cuenta con recursos legales para responder en el ámbito comercial, migratorio, diplomático, de seguridad, etcétera. Y no está solo, porque encontrará el respaldo de actores claves en la política, la economía y la opinión pública de Estados Unidos y el mundo. De su éxito depende el bienestar de decenas de millones de personas. Y esta es una batalla de un alto significado ético que vale la pena librar.

La holgada vida de los Calderón

+ Ganan millones y disfrutan privilegios          CD. DE MÉXICO, 18 DE Enero de 2017.- Un  artículo del influyente semanario Proceso revela que después de entregar el poder presidencial, Felipe Calderón sostenía a Margarita Zavala y a sus tres hijos con su pensión vitalicia de 205 mil pesos al mes.

Luego, la empresa Avangrid que invierte en energía, lo contrató con un excelente sueldo según indica su declaración de ingresos, que anualmente alcanzan al menos 8 millones 267 mil pesos.

Margarita Zavala, quien busca ser presidenta de México, tiene ingresos anuales de 868 mil pesos, lo cual hace sumar entre ambos 9 millones 135 mil peso –761 mil al mes–, libres de impuestos.

Entre los privilegios que revelan, están pasear en ostentosos yatesy asistir a espectáculos costosos como el Gran Premio de México de Fórmula Uno por cortesía de los patrocinadores; o como la distinción de Coca Cola FEMSA, que le obsequió a los Calderón cuatro lugares en un palco para presenciar el Juego de la NFL en México, en el Estadio Azteca.

También asistieron en 2015 al Súper Bowl 49, en Phoenix, Arizona, con invitación de Pepsico, acompañados de Juan Ignacio Zavala, hermano de Margarita, y el senador panista Ernesto Cordero.

El año pasado, Margarita Zavala aceptó el regalo de Fox Sports un viaje todo pagado al Súper Bowl 50, en California, cuyo boletaje fue el más caro en la historia de este tipo de juegos. Los palcos donde estuvieron costaron 12 mil 100 dólares. Zavala lo incluyó en sus declaraciones patrimonial, de intereses y fiscal –las 3 de 3–,el 19 de diciembre pasado. El propietario de Fox Sports en México es el empresario Manuel Arroyo, presidente de Grupo Lauman, entre cuyos negocios se encuentra el diario El Financiero, donde publica su hermano Juan Ignacio Zavala.

Otra invitación a Margarita fue la del Comité Central de la Comunidad Judía en México, y viajó a Israel en septiembre para “conocer programas de innovación, inclusión, agronomía y seguridad pública que se han implementado en Israel; así como reunirse con liderazgos”.

El patrimonio inmobiliario del matrimonio no ha crecido salvo que en una de sus propiedades en Estado de México, se instaló la empresa Agros Navidad, S.A. de C.V., que planta y vende árboles de Navidad.

Felipe Calderón se incorporó al consejo de administración de Avangrid, filial de Iberdrola, que le paga la mayor parte de los 8 millones de pesos anuales que gana. El Estado Mayor Presidencial les proporciona a la familia transportación terrestre con dos vehículos blindados y numerosos agentes de ese cuerpo militar.

Margarita ha reunido aportaciones de presuntos seguidores, a través de una asociación civil, solo en 2016, 14 millones 282 mil pesos, de los cuales gastó 11 millones 672 mil en financiar su actividad proselitista con el trabajo de 42 personas a las que ha pagado 5 millones 810 mil pesos.

Gastó también 1 millón 525 mil 281 pesos en viáticos y pasajes y 3 millones 155 mil pesos en la organización de actos de Zavala Gómez del Campo. Los ingresos de la asociación civil provienen de donativos individuales, eventos de recaudación y venta de artículos promocionales y los donantes sumarían 2 mil 826, dijo un informe del grupo.

Estas líneas...

+ Buen ejercicio de Jorge Vidal; Guaymas, principal receptor de grandes inversiones; turismo, en "veremos"          GUAYMAS, Son.- El salón “Yaqui”, nombre muy representativo para Sonora, la mañana de este lunes fue sede de un buen ejercicio de Jorge Vidal, el longevo delegado del Banobras –duró casi 30 años lustrando esa silla--, a quien Claudia Pavlovich llamó para convertirlo en titular muy productivo, se ha visto, en la Secretaría de Economía.

El “Yaqui” es un espacio muy utilizado para eventos en el Hotel Armida, el de mayor dinámica en el puerto al convertirse en el centro de negocios guaymense por excelencia, como explicaba Héctor Zaragoza, tercera generación del clan fundador quien no cesa en su ir y venir acomodando cosas en la expansión y modernización de servicios de la hostería fundada allá por los años 50.

Vidal Ahumada tuvo gran convocatoria. Desde promotores empresariales de alto calibre como Félix Tonella, y Antonio de la Llata, productor e industrializador pesquero, hasta Carlos “El cacho” Zaragoza y Rogelio Sánchez, impulsor este último del basketbol que eleva a sus “Ostioneros” en el plano nacional.

La lista es larga, representativa, muy interesada en escuchar lo que el titular estatal de Economía diría sobre cómo el “gasolinazo” que tambalea a Sonora y cómo lo defenderá. Cabe mencionar, hubo comentarios reprobatorios por la ausencia, vuelta costumbre, del alcalde Lorenzo De Cima, quien estaría acusando recibo de los obuses lanzados por medios con los que confronta por vaya usted a saber qué motivos.

Habló don Jorge de inversiones y avances de Sonora, con datos en unos casos ya divulgados por la gobernadora Claudia Pavlovich; en otros, inéditos, sorprendiendo a los presentes.

Destacó la inversión en minería, en energía que incluye la renovable, la influencia de éstas en lo inmobiliario y algunas rutinas de crecimiento del campo, sobre todo en la producción e industria hortícola.

No desbordó optimismo, pues sabe que el gasolinazo pega duro, a todos. También que fue medida “dolorosa pero necesaria”, pero ni al caso tocar el tema de por qué llegan a ser necesarias.

Yo puedo decirlo: falló la previsión. Y hay culpables de esa falla. Lo peor sería que los mismos culpables de fallar lo hayan hecho por premeditación afín a sus bolsillos, como presumimos todos los mexicanos y por ello está así el país, manifestándose y exigiendo cuidar el patrimonio, reducir el gasto y castigar a los culpables, lo cual incluye hacerles devolver lo sustraído.

Pero volvamos al ejercicio. Fue bueno. Hizo hablar a los empresarios y plantearon cosas cuando escucharon lo que había, lo que se gestiona, la importancia de que no se cancela ningún proyecto pese a la turbulencia y el buen augurio que eso representa para esperar buenos números, como los que Sonora aportó en 2016, que incluyen crecimiento de 4 o más puntos y unos 40 mil empleos. Que así sea.

Ecos del evento

1.- Buena observación de Hugo Delgado: hay dos pozos ociosos que aportan 200 litros de agua por segundo y el ejido San José de Guaymas está dispuesto a traspasarlos. Traerse esos 400 litros es mucho más barato para completar lo que Guaymas necesita, que la desalinizadora de 350 millones de pesos que solo daría 300 litros y un dolor de cabeza en materia ambiental.

2.- La mitad del agua que Comisión Estatal del Agua vende cara y de pésima calidad, se desperdicia en infraestructura anacrónica. Si la arreglan, habrá de más.

3.- Félix Tonella lamentó el mal mensaje de suprimir el vuelo Hermosillo/Los Angeles, mientras Héctor Platt Mazón intentaba explicar arreglan los platos rotos dejados por Antonio Berúmen, su antecesor en la Comisión estatal de Turismo.

4.- Entusiasmó saber que aparte de los proyectos para producir energía por parte de la CFE con más de mil 200 millones de dólares, también los hay del consorcio francés Blumex Power; y de Bateve Solar, una filial de ICA de los hermanos Quintana, que invertirán por separado 150 millones de dólares cada uno.

5.- Azamara vuelve en viaje exploratorio. Sigue oscuro el panorama de los cruceros turísticos, pero es bueno saber que el día 15 de febrero llega uno de sus buques con cerca de dos mil pasajeros; en mayo vendrá otro. No es mucho, pero…

6.- La producción del campo está en buen momento, sobre todo la de exportación y el valle Guaymas-Empalme es ejemplar. Marcos Llano explicaba brevemente lo que en detalle, tardaría mucho en exponer, pero se resume en esto: hay mucha producción y ahora falta mano de obra.

7.- Carlos Zaragoza se preocupa por la pesca y quiso saber cómo harán para reducir la carga que implica el gasolinazo, “diselazo” en este caso, para mantener activa una flota que ya batallaba para producir alimentos y empleo en un ambiente complicado en mercado, precios y clima.

8.- De paso, ya terminada la productiva reunión, Rogelio Sánchez de la Vega habló de básketbol donde hace una encomiable labor, y los esfuerzos para recuperar la posición de México en ese deporte donde Guaymas destaca gracias a la Cibacopa. Si todo sigue bien, pronto tendría un gimnasio para hasta 5 mil personas para hacer crecer el deporte ráfaga y producir jugadores de talla nacional, con expectativas mundiales por supuesto. Lo trataron en la ciudad de México la pasada semana.

La Presidencia explica el Acuerdo

CD. DE MEXICO.- El Compromisos del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar así fue explicado por la Presidencia de la República en su blog oficial. Así lo describe a partir de la exposicion del presidente Enrique Peña Nieto.

"El Acuerdo que hoy suscribimos, surge de un intenso y constructivo diálogo con un objetivo que nos une: el de proteger la economía nacional, y desde luego, proteger la economía de las familias mexicanas": EPN

El Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, es un Acuerdo con compromisos concretos, que contribuye a dar atención a las preocupaciones que se han generado, luego del ajuste en el precio de las gasolinas.

Responde a las preocupaciones de las jefas y jefes de familia; de que haya un aumento injustificado en los precios de otros bienes y servicios, especialmente en los productos de la canasta básica; preocupaciones de que haya escasez de alimentos; o recortes en los programas sociales prioritarios.

"Quiero decirle al ama de casa, a la jefa de familia, al comerciante, al estudiante, al trabajador y al pequeño empresario:

Para el Gobierno de la República es una prioridad proteger tu empleo, tu ingreso y tu gasto. Proteger tu patrimonio y tu ahorro. Proteger tu estabilidad, tu futuro y el de tus hijos.

Tengan plena confianza en que haremos todo lo necesario, para que el ajuste de la gasolina impacte lo menos posible en la economía familiar": EPN

Compromisos

El sector empresarial asume el compromiso de coadyuvar para no incurrir en un incremento indiscriminado de precios.

Los sectores laboral y del campo, se comprometen a mejorar la productividad de sus sectores.

El Gobierno de la República se compromete a continuar el diálogo con los sectores productivos y las medidas de vigilancia, para asegurar la estabilidad de los precios de la canasta básica.

"De ser necesario, habremos de autorizar la importación preferencial de productos básicos, cuando se detecten grandes aumentos en sus precios".

El Gobierno de la República continuará entregando los apoyos a los programas sociales. Y apoyará la modernización de transporte público masivo, así como la movilidad urbana.

A través del Programa de Apoyo Federal al Transporte Masivo, se promoverán proyectos de inversión. También se acompañará la reconversión de unidades de transporte público a combustibles más eficientes y económicos.

El Gobierno de la República se compromete a seguir fomentando inversiones generadoras de empleo.

Durante 2017, comenzarán a operar nuevos estímulos fiscales a la inversión y procesos de simplificación de trámites, en favor especialmente de las pequeñas y medianas empresas.

Recursos públicos

Para mantener la estabilidad económica, que se ha construido durante décadas, se mantendrán unas finanzas públicas sanas, un sistema financiero sólido y la plena instrumentación de las reformas estructurales.

El presupuesto se ejercerá de manera austera y cuidando en todo momento el gasto social.

Se reforzará también la plataforma de transparencia presupuestaria y de contrataciones gubernamentales.

Además del recorte que ya hizo el Gobierno, por 190 mil MDP, se aplicarán otras medidas de austeridad, incluyendo la reducción en 10% de la partida de sueldos y salarios de servidores públicos federales de mando superior.

El Gobierno de la República reflejará la austeridad que exige el momento.

Fortalezas

A diferencia de décadas pasadas, cuando era imperativo corregir la inestabilidad de nuestra economía, este Acuerdo con los sectores productivos es para preservar lo alcanzado como Nación.

Hoy, México cuenta con una economía fuerte, dinámica y competitiva.

En lo que va de la administración, se han generado más de 2.6 millones de empleos.

En 2016 se tuvo una inflación anual de sólo 3.4%.

El consumo interno continúa siendo el principal motor la economía mexicana.

Rechazo al vandalismo

Quienes suscribieron el Acuerdo, se han comprometido a preservar el Estado de Derecho y a fortalecer la cultura de la legalidad.

"Aquí no hay, ni cabe, el interés personal, político o de grupo. Nuestro único interés, es México"