Columnas

Exhibió "El Noticiero" al IMSS

+ En el mundo se cuestiona que la corrupción, no las pensiones, lo están hundiendo

CD. DE MEXICO, 11 de noviembre de 2010 (MURAL SONORENSE).- En todo el mundo se ha levantado un murmullo de desaprobación por la corrupción revelada en El Noticiero, programa de noticias de la empresa Televisa, que estaría dándose en el área de adquisiciones del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Estas Lineas; En traje de luces

Agustin Rodriguez

Manolete se habría puesto pálido al ver la magistral actuación que César Lizárraga tuvo en el ruedo la mañana de ayer, al ser embestido por “miuras” de la talla de los dirigentes tiangueros y de la organización Antorcha Campesina, que está lejos de ser una perita en dulce.

Los primeros, por el temor de que los desalojen de su actual sitio de operación, la vía pública, en calle 19 y avenidas aledañas donde los miércoles son el caos. Hasta eso que lo entienden, pero también se entiende que los puedan desplazar y eso tampoco se vale.

Los segundos, “picados” por las respuestas de Comisión Federal e Electricidad que insiste en ser una empresa de clase mundial –aunque con tecnología de cartoncitos, alambritos y contratistas subcontratando mano de obra tercermundista—pero que en tanto curso de capacitación olvidaron la elementan cortesía y atención al público que paga sus gastos.

Eso, además de pedir a los organizadores de pachangas en el malecón turístico bajarle tantito, pues la práctica de traer grupos cerveceros exigió 6 millones de pesos para reparar la plaza de los Tres Presidentes y ningún promotor del vicio se apuntó con, aunque sea, un saco de cemento.

El tiro cantado es para Irma Campillo, hasta ahora titular del Instituto de Festejos, quien olvida que ese espacio fue rescatado para el pueblo, pero de pronto ese pueblo es desplazado por vallas metálicas y groseros individuos que impiden el paso si no pagan.

De pilón dan chamba extra a la Policía al atraer vándalos que hieren y destrozan infraestructura para robar –esos sí, CFE—arrancando cables de los arbotantes y hasta han fundido lámparas que nadie repone. Ni se diga la basura que dejan.

Estas Lineas: Lealtades en crisis

Agustin Rodriguez

Ayer terminé de sorprenderme de la actitud de algunos panistas y priístas que ven las cosas tan fríamente, confirmando que existen mentalidades para las que la lealtad, los valores, son prescindibles.

Fíjese, en el PAN, sigue la colecta para ayudar a Panchito López Lucero para que pague gastos en México donde será sometido a cirugía.

El noble acto contrasta con el que pregona urgencia de cambiar dirigente, pues “el Panchito ya no quedará bien”.

Un derrame cerebral por un problema congénito mandó al hospital a López Lucero, joven talentoso, creyente de lo divino, buen ciudadano, sano y generoso.

Eso lo tendrá un buen tiempo fuera y es reservado el pronóstico de su rehabilitación.

Pero de allí a que fallezca o quede inhabilitado, hay una distancia por medir, pero la quieren empujar gente como Héctor Hernández (Profeco) y Óscar González (constructor y ex CEA), a quienes se les atribuye la bajeza de pronosticar desenlaces trágicos con Panchito, y peor, el presunto motivo del ataque cerebral, versión que recorre la descuidada sede panista y los pasillos de Palacio Municipal.

Deberían deslindarse ambos personajes de esos chismes, en caso de que lo sean, pues no les ayuda esa relación en su ambición quizá exagerada, de dirigir las siglas como catapulta para ser diputados locales.

En cuanto al PRI, dice Sonia Araujo que tiene el apoyo de Claudia Pavlovich para buscar la dirigencia del Comité Municipal en Guaymas. Pero hay quien apuesta que si llega la hermosillense que viaja en corcel de hacienda, es inminente el arribo al puesto, de la ex alcaldesa sustituta Susana Corella, en lo cual con énfasis empuja también Otto Claussen.

Pero otra sorpresa es el apoyo pedido por Manuel Villegas, ex secretario del Ayuntamiento con Toño Astiazarán, a Hugo Efrén Márquez, el ex priísta que se fue a Convergencia desde antes de la pasada campaña y de donde lo quiere retachar Luz María Lucero.

Y digo “habría sorprendido” porque antes hizo cosas parecidas, una de ellas, cuando fue a la casa de piedra de la 23 y le pidió apoyo a su principal inquilino, César Lizárraga, para dirigir el PRI. Ah, qué ojos abrió el alcalde y hasta tardó en hilar respuesta donde le hizo ver su formación panista. “Sí, pero ¿qué tiene?”, dícen que le habría contestado el `profe´.

APRENDERÁ QUÉ ES LA LEY

Empalme es un sitio sui géneris en distintos aspectos, desde vivir en perenne escasez económica, hasta el contrastante eventos social donde el trabajador es infl uenciado para gastar su dinero en alcohol por eventos musicales promotores de esta práctica.

La autor idad pone mucho énfasis en promover “diversión”, aunque es común ocultar cuentas al pueblo del dinero que ingresa y los más, creen que los funcionarios se los reparten en lo oscurito.

Celebro que esta vez, para realizar la “Expo” de cada noviembre, inventada en los 80 por Heriberto Lizárraga para nobles fi nes hoy olvidados, una comisión de regidores de todos los partidos vaya a vigilar desde ingresos hasta seguridad.

Estas líneas: Como que caen, pero no

Parecen caer y salir del camino, pero pronto se levantan y vuelven a ocupar espacios presuntamente perdidos, los aspirantes a la dirigencia estatal del PRI, Julián Luzanilla Contreras y Antonio Astiazarán.

Para la mayoría, la frescura de Claudia Pavlovich es lo que el tricolor necesita para hacer creíble su conversión a la democracia y mediante este proceso, volverse la opción partidista requerida hoy por los sonorenses.

Ciro Gómez Leyva: Al frente

Mediodía del jueves 28 de octubre, terminal 2 del aeropuerto de la Ciudad de México. Una mujer blanca, intranquila, regordeta, de unos 25 años, los párpados pintados de azul, al parecer estadunidense, hace cola en el mostrador de Delta. Carga a un niño de un año y medio aproximadamente y tira con impericia de una niña de tres: morenitos ambos, con ropa nueva. El niño berrea: “¡Quiero a mi mamá!”