Columnas

Estas líneas...

+ Otto trastabilla ante el cuestionamiento; El PRI, así como está, no sirve; Tony Flores, un gran promotor de Guaymas

GUAYMAS, Son.- Sumido en nuevo escándalo por un Carnaval de obvios malos resultados –las pérdidas ya irían en 7 millones de pesos--, el Ayuntamiento en manos de Lorenzo De Cima Dworak, agrega más yerros y desencantos.

La deuda con las siglas azules crece también por los palos de ciego dados en el camino de aclarar el manoteo de terrenos municipales en la pasada administración, y ni se diga dinero público, cuya cereza del pastel es el ilegal crédito de casi 400 millones de pesos, de los cuales solo 315 ingresaron a Tesorería.

Ya en la película en marcha, De Cima batalla con las cuentas desde que dejó hacer y deshacer a su tesorero, Arturo Lozano González, quien en mancuerna con el oficial mayor, Germán González Véjar, llenan de facturas falsas los archivos para justificar dineros que suman millones, perdidos en el hoyo de la corrupción que no acabó cuando se fue la pandilla Claussen.

Saturaron la nómina, pagan a funcionarios inexistentes –uno ganó durante un año, pese a vivir en Veracruz— y se multiplicó el gasto en general. Y qué decir de la cereza del primer pastel: facturas con cargo al Fideicomiso de Seguridad Pública por inexistentes uniformes para la Policía, que les dejaron 2 millones 957 mil pesos limpiecitos. Bueno, sucios, pero ellos los lavan. Y ya deben comprar otra vez.

En el pasado cercano, Marcos Ulloa Cadena decía que cada obra anunciada por Otto Claussen era un acto de corrupción. Ahora dio el grito a tiempo sobre el truco que dejó sin uniformes a la Policía y casi 3 millones de pesos menos a la comuna. Pero no pasó nada.

Ulloa, entonces candidato a alcalde por Movimiento Ciudadano, hoy regidor por esas siglas, se cansó de decir al Cabildo que debían aprobar un procedimiento legal para aclarar cuentas, exigir que el tesorero renuncie y de paso, meterlo al bote.

Pero los regidores no desean ganar esos pleitos. Un ingenuo joven de tres colores que cobra como representante (popular no, van a fuerza en el paquete del aspirante a alcalde) expresó con energía que “yo sí denuncio. Llamo a la radio y digo lo que pasa”. Bueno, que siga llamando. Los jueces no pueden emprender juicios oyendo radiodifusoras.

No espero que entienda este comentario. Otros, se ha sabido, aprovecharon para completar gastos navideños haciendo válida la ilustrativa cita del general Obregón, el “Manco de Celaya”, de que “nadie aguanta un cañonazo de 50 mil pesos”.

El Carnaval vino a elevar la percepción de corrupción, cuando el alcalde –los regidores nunca lo sometieron a aprobación—le regala la fiesta a un pariente de su secretario particular, para lo cual desapareció de facto aunque legalmente exista, al Instituto de Festividades, y nombró una titular “liquidadora” que cobraba en dos nóminas.

Con decirles que el grupo estrella de la fiesta, la banda “El recodo”, no iba a actuar. Lo hizo a partir de las dos de la mañana porque el secretario del Ayuntamiento consiguió dinero para pagar 500 mil pesos restantes exigidos por el famoso grupo. Se los entregó en el lujoso autobús del grupo y, tarde, pero cumplieron.

La empresa Ajedrez, de Aldo Domínguez, dice que no deben a nadie y casi aceptan la cuantiosa pérdida. Pero no parece preocupado. Los decires creen que se pagó con dinero del Ayuntamiento, pero como no hay cuentas claras de la fiesta, no se sabrá. Y los regidores, seguramente seguirán “hablando a la radio”.

Pero el agregado en la fiesta, fueron dos cosas políticas:

Una carta del secretario del Ayuntamiento al titular en Sonora de la PGR, pidiéndole estar atento a la posibilidad de desórdenes en la fiesta, pero en algún punto se habló de “acciones criminales” potenciales, de lo cual responsabilizaba a enemigos de Lorenzo. Y como son muchos, aclaraba que los encabezaban Otto Claussen y el diputado local Manuel Villegas, quienes se placearon en la fiesta y los acusan de entrar sin pagar.

La verdad es que esta tensión fue creada por chismes de abundantes “troleros” de ambos lados.

La segunda es que Otto, fue citado para declarar por qué gastó dinero público para que una empresa de seguridad le cuidara su casa en Hermosillo mientras venía a trabajar como alcalde.

El hermosillense nacido en Guaymas no acudió, pero anduvo rondando. Acudieron sus abogados, así que avanza el camino que Lorenzo emprendió para evidenciar las presuntas leperadas, aunque al actual alcalde se le hace bola el engrudo y tarda. Y la verdad, su tesorero y su oficial mayor, parecen cómplices del germano.

Ah, el chisme de que se va Lozano es cierto. Lorenzo ya no lo quiere allí. Si se queda, es porque “oscuros” poderes intervienen y ahora sí, en dos años el nuevo alcalde estará indagando donde quedaron otros cuantos cientos de millones de pesos, a fin que los guaymenses aguantan todo.

Volviendo a Otto, al político reconocido como uno de los mejores de Sonora, se le ocurrió llamar al siguiente día a Jorge Carrizales, de XEGYS, al parecer para victimizarse. No fue a la cita, sería el argumento, porque había un grupo de panistas (con sueldo municipal, claro) en Palacio como queriendo pelear, incluido malamente, el dirigente Santiago Samaniego Rebollo, y eso le pareció riesgoso.

Pero en ese momento Carrizales entrevistaba (de nuevo, el “bombero” de Lorenzo) al secretario del Ayuntamiento. La respuesta no esperó. Otto la resintió, trastabilló y terminó hablándole “de usted” a Alan Jaramillo.

No es gratuita la tunda que, a juicio muy particular de quien esto escribe, le propino el secretario al exalcalde. Jaramillo tiene experiencia como abogado defendiendo causas tan difíciles como las de José Ordaz, un cuestionado terrateniente local –con quien ahora riñe en juzgados--, o la causa electoral de ese gran activo priísta que es Pedro Romano Terrazas, cuando en 2012, quien pese a tener el apoyo de todos los sectores tricolor para ser el candidato a la alcaldía, el gran dedo lo sacó del camino.

Jaramillo ganó esa causa en Guadalajara al tricolor, pero al modo, el expartidazo le echó montón y le hizo tablas el triunfo que le habría dado la candidatura a Romano. Ya sin chamba por ponerse con Sansón a las patadas, Jaramillo debió asesorar a simpatizantes azules, por eso terminó como secretario del Ayuntamiento, aún cuando técnicamente puede ser considerado el primer priísta del Municipio.

En espacio aparte, Muralsonorense.com le ofrece la versión estenográfica de esa llamada, para que usted se haga su propio juicio. Es larga, pero si no tiene otra cosa más importante que hacer, léala, vale la pena solo porque–repito, a juicio particular--, el perdedor es un político de altura.

TIROS RAPIDOS

1.- No es problema solo de este partido, pues todos sufren desgaste y desprestigio, pero el PRI no encuentra a quien poner al frente de sus siglas en Guaymas. Supongo que así es en todo el país.

En opinión de quienes saben del tema, no debiera batallar tanto, pero pagan el precio de haberse alejado del pueblo, entregado cargos y posiciones al gran capital y marginar a quienes tienen el contacto con el pueblo. Deben mirar atrás, para encontrar el camino. El PRI, así como está, no sirve.

2.- Tony Flores siempre quiso cantar. Lo intento en Sonora y luego partió a la capital del país.

No lo hacía mal, pero un día alguien lo confundió con el comediante Memo Flores y él se sintió halagado, lo que definió su carrera como comediante. Lo fue hasta su muerte, el domingo pasado. Lo recordaremos siempre por espontaneidad, generosidad y, por supuesto, su trabajo que fue vehículo para promover siempre a Guaymas.

3.- En el país, el intercambio de culpas se convierte en bolas de lodo que impactan a los aspirantes a cargos públicos, y sobresalen los del Estado de México, referente de lo que ocurrirá en México en 2018.

Por el PRI la quiere un “junior” de los poderosos de Atlacomulco, Alfredo del Mazo Maza, pariente y compadre del presidente Enrique Peña Nieto, lo cual le afecta de entrada. Por el PAN, la excandidata presidencial Josefina Vázquez Mota, quien trae la marca de la corrupción por más de mil millones de pesos que se gastó en una oficina presuntamente para defender inmigrantes mexicanos en Estados Unidos. Creo, y solo creo, que así como está, el PRD puede dar la sorpresa. Pero no es por el PRD.

Al final, debemos aceptar que las elecciones, así como está el sistema político, ya no son de verdad. No se ve al pueblo participando.

La llamada de Otto

+ Debate en radio hace ver mal al exalcalde

GUAYMAS, Son.- Otto Guillermo Claussen Iberri es un político fogueado en las alturas, uno de los mejores de Sonora, lo cual le dado cargos administrativos estatales y federales, así como de elección popular, caso de la diputación local por el Distrito de Guaymas y la alcaldía de este puerto que era, dijo al asumirla, “mi sueño”.

Hoy es cuestionado por su papel como alcalde, cargo que entregó el 16 de septiembre de 2015 al actual munícipe, Lorenzo De cima Dworak, quien lo ha llamado a explicar presuntos desvíos de dinero público que representan un gran quebranto a las finanzas municipales.

No acudió al citatorio de Contraloría Municipal que debió hacerse tres veces publicado en dos medios de alta circulación local y estatal, porque el contralor Fernando Ortega acusó que no se le hallaba en su domicilio de Hermosillo, ni en la casa familiar de Miramar o su casa de Playa en San Carlos.

El pasado 2 de marzo, en su lugar acudieron sus abogados Francisco Carrasco y el también cuestionado Ramón Leyva Montoya, secretario del Ayuntamiento en la pasada administración.

Al siguiente día, se da un incidente cuando Otto Clausssen hace una llamada telefónica a la radiodifusora XEGYS, programa de comentarios de Jorge Carrizales Rangel, presuntamente para explicar el por qué no acudió. Esta es la versión estenográfica de la llamada, para que los lectores de Muralsonorense.com se formen un criterio sobre el tema:

“Jorge Carrizales: Buenos días, ¿quién habla?

Otto Claussen: Jorge Carrizales habla Otto Claussen

JC: Otto Claussen, mira nada más Otto Claussen, justamente no sé si te telepateamos ex alcalde Otto Claussen, porque estamos hablando justamente de un episodio que te concierne, ayer lo que sucedió en la comparecencia a la que acudió ahí un abogado tuyo y, pues, estábamos hablando de todo lo que se originó alrededor de esto, estábamos hablando de las protestas que hubo ahí en tu contra que decíamos… bueno, se nos hizo pues extraño, nos llamó la atención ahí la presencia del dirigente municipal del pan y todo lo que se dijo y sucedió ayer. Aquí tengo, aquí conmigo, en la cabina, no sé si nos esté escuchando, Otto, aquí tengo conmigo en la cabina en vivo y a todo color al secretario Alan Jaramillo Pérez.

Alan Jaramillo: ¿Cómo andamos?

JC: Aquí te está escuchando

AJ: ¿Cómo andamos ex presidente? Un gusto saludarlo

AJ: Que bueno

JC: Y bueno, que pasó Otto, que nos quieres decir

AJ: Lo vamos a entrevistar, es lo que vamos a hacer

JC: A ver que nos quieres decir Otto

OC: No, nomas yo hablaba, no, no, nomas para comentar que sí el día de ayer, este, intenté comparecer ahí al Ayuntamiento por alguna notificación que me hicieron saber y comentar que no obstante de que lo intentamos, las condiciones en ese momento no eran las adecuadas, había gente ahí, incluso que trabajaba, que trabaja en algunas dependencias municipales, Desarrollo Social, en los centros comunitarios, este… incluso… bueno, y de alguna manera lo sentí como una provocación y lo sentí como desorden y fue motivo que opté por comparecer de manera legal también por escrito y eso que lo que hicimos, nada más, hablarte y aclarar ese punto.

AJ: Pero expresidente, no se preocupe, si su temor es ese, yo le garantizo. Si quiere lo acompaño el día de hoy; creo que usted efectivamente tiene la posibilidad de hacerlo a través de su representante, pero si su temor es eso, yo le garantizo su plena seguridad. Dígame donde quiere que pase por usted, yo lo llevo personalmente a las oficinas, que haga usted lo propio, que se presente, de a lo que su derecho usted crea que le corresponda, y de mi cuenta corre que usted sea tratado con el respeto que se merece y sea atendido como debe ser. Creo que es un tema que bien valdría que la ciudadanía tuviera de viva voz una explicación; creo que la ciudadanía debería escucharlo a usted y, si es necesario que en mi persona recaiga la responsabilidad de hacer lo necesario, yo con mucho gusto lo acompaño, estoy con usted en la comparecencia y lo que usted requiera para hacerlo pues, disponga de mi persona, a final de cuentas es una acción habitual ¿no?, el procedimiento como tal, existen responsabilidades cuando uno está en la función pública y éstas también existen cuando se deja de ser funcionario público. Y este es uno de esos casos ¿no? Por eso yo le garantizo que con muchísimo gusto lo acompaño, ponga usted el día, la hora y damos trámite a lo que siga en este caso.

OC: Gracias secretario, bueno, intenté ayer y ayer no daba esa garantía.

JC: ¿O sea, ayer si tenías pensado acudir Otto?

OC: Tu mismo lo constataste ayer ¿no?

AJ: Pero lo podemos hacer el día de hoy si gusta, el día de hoy lo hacemos

OC: Gracias, gracias, tomo en cuenta lo que me comentas

AJ: Que bueno, que bueno. Porque eso sería algo reconocible a usted, el que comparezca frente al señalamiento, haga presencia en la contraloría…

OC: Lo tomaré en cuenta y sabrás alguna noticia mía con respecto al punto este que tan amablemente me lo haces saber, pero el otro punto que quería comentar, este, que el día de ayer a como bien dice el señor secretario, y para efectos de que lo informárselo a la gente, el día de ayer acudí a aclarar dos supuestas irregularidades (de) las que estaban notificando, una de ellas, la primera de ellas, es con respecto a los contratos de obra pública que supuestamente el Ayuntamiento de Guaymas se celebraron sin contar con la autorización del Ayuntamiento; decirte Jorge y aprovechando que está el secretario ahí…

JC: Si.

OC: Que para mí resulta increíble eso, pero que en el escrito aclaramos perfectamente bien de que contábamos con la autorización para celebrar la abundante obra pública que realizó la administración, aclaro el primer punto, si contábamos con la autorización; y el segundo punto con respecto al contrato de prestación de servicios que supuestamente se celebró con una empresa de seguridad privada y que se pagó con dinero del ayuntamiento a un domicilio particular…

JC: Ubalama número 22, Los Sabinos

OC: Afirmativo

JC: en Hermosillo, Sonora ¿no?

OC: También te afirmo que esa irregularidad tampoco existe

JC: Bueno mire, yo, presidente…

OC: Verás, permíteme… permíteme.

JC: Adelante

OC: Esa irregularidad, y lo informo ya que tú estás ahí, que bueno, sobre todo para los radioescuchas, para la gente que no me pudo escuchar el día de ayer porque no pude aclararlo, aunque lo aclaré por escrito, decirles que en ningún momento nosotros pagamos un dinero público para el cuidado del domicilio que dice el secretario del Ayuntamiento…

AJ: No, yo no lo digo. A ver, vamos aclarando el punto…

OC: Me acaba de comentar…

AJ: Bueno, a ver, vamos siendo claros, y yo creo lo prudente aquí, no es el… si bien es cierto estamos haciendo públicamente anotaciones respecto a los hechos que nos, en este caso nos ponen en comunicación, creo que hay que ser muy prudentes en lo siguiente, no es el ámbito que corresponde a lo que usted explica ahorita. Sería muy bueno que lo hiciera ante la instancia, hablaría muy bien de usted que diera la cara en esa instancia pero vamos aclarando una cosa, el tema es institucional, es un tema legal, es un tema jurídico, no lo observo yo en lo personal. Hay instancias gubernamentales que así lo hicieron en su momento, es una acción ejercida en el 2014, es una acción señalada sobre una decisión que se tomó de su persona, o no sé de quién lo haya hecho el haber contratado un servicio de seguridad privada para un domicilio particular, pero volvemos al tema pues, aquí nos llevaríamos muchas horas disertando sobre qué es lo correcto y qué no es lo correcto, qué infringe la ley y qué no lo es, por eso yo insistiría y qué bueno que tengo la oportunidad de hacerlo a través de estos micrófonos, pues vamos, presentémonos en Contraloría, hagamos lo conducente, agotemos las diligencias. No, si su temor es ese pues yo le garantizo todas las condiciones óptimas para usted y yo creo que de esto conseguiríamos todos, salir muy bien librados, creo que daríamos la muestra de que las partes siempre en comunicación pueden llegar a un buen entendimiento. Yo creo que usted es una persona que puede comparecer sin ninguna razón, sé que estuvo dando vueltas por Palacio, sé que estuvo estacionado afuera de Palacio, creo que sería muy bueno que hagamos lo que la gente espera, que es estar presentes y comparecer, creo que sería lo más recomendable

OC: Seguro

AJ: Lo más optimo

OC: Gracias. Oye, discúlpame ahí Jorge, y secretario, que impertinente ¿no?

AJ: No. Al contrario, qué bueno que llamó porque, digo, es muy difícil encontrarlo, las notificaciones han sido muy complicadas, no encontramos un domicilio donde ubicarlo, nos ha costado dinero estar pagando edictos y notificaciones. Yo creo que si usted está en la postura y en la disponibilidad, pues vamos agotando los procedimientos y evítenos estar haciendo gastos innecesarios, puesto que si usted tiene una versión, tiene argumentos sólidos como así lo hace ver pues creo que sería muy bueno hacerlo en la instancia ¿no? Yo lo invito, como le digo, vámonos reuniendo, vámonos agotando los procedimientos y veamos que resuelve la autoridad. No pasa nada, es un tema habitual, como le digo, el ejercicio de la función pública siempre traerá consecuencias ¿No? Buenas o malas, eso no está en nosotros resolverlo, pero hay instancias que si lo harán y actuarán con la debida prudencia, con el debido apego a la ley, con la debida equidad e imparcialidad, así que no tema presidente, con muchísimo gusto yo lo recibo, lo atiendo, como se merece y vamos agotando esto. Y me gustaría que, aprovechando, déjenos un domicilio porque es muy complicado encontrarlo a veces. Ubalama 22, no. Resultó no ser su domicilio, pero pues igual habría la necesidad de corroborarlo como tal. No. Entonces, estamos en muy buen tiempo de lograr salir de esto tema de las notificaciones y demás, así que pues aprovechando si está en la ciudad yo lo invito ahorita saliendo de esta entrevista, que nos reunamos, asistamos a Contraloría, le doy las garantías necesarias, insisto, para que usted tenga la plena libertad y comparezca como debe ser, no obstante que ya lo hizo a través de interpósita persona, pero bueno, creo que también el ciudadano espera que el responsable como tal haga presencia ¿No? Y creo que hablaría bien de usted, así que, pues, estamos a su disposición…

OC: Gracias, muy amable por sus recomendaciones

JC: Otto, Otto…

OC: Te agradezco

AJ: A la orden, ya sabe.

JC: Otto, aquí Jorge Carrizales de nuevo… bueno esto es lo que…

OC: Un punto…

JC: A ver si, adelante

OC: Es mi domicilio el que señala, malamente lo señala, públicamente no se deben señalar los domicilios…

AJ: ¡Ah… discúlpeme!

OC: No, no, no… debe de conocer un poquito acerca… pero no hay problema, es mi domicilio, es casa de todos, sabes dónde localizarme… dime Jorge…

JC: Si. Mira… este… Otto, hemos escuchado la manera en cómo, pues, el secretario te ha, digamos, públicamente se ha comprometido a darte estas facilidades para que tú puedas finalmente presentarte personalmente, pero bueno, esto es lo que está ahorita manifestando el secretario.

OC: Si te agradezco

JC: Pero tú en lo particular, Otto ¿Cómo has sentido la postura de Lorenzo de Cima Dworak, alcalde en funciones, tu sucesor, respecto a tu persona y respecto a lo que dejas tú al salir de tu administración… cómo has sentido esa postura institucional de alcalde a ex acalde Otto?

OC: Bueno, en principio soy muy respetuoso. Cada quien tiene su forma, su estilo, su formación; en segundo lugar, no quiero generar controversias, yo lo único que quiero hacer es aclarar ante mi imposibilidad de hacerlo ahí, aclararles que la par de irregularidades que señalaron pues las dos son infundadas, para que quede claro ante los que nos escuchan. Y en el otro sentido yo lo único que sé es que el alcalde genere confianza en la gente, el alcalde atienda la problemática, que tenga el ánimo junto con su equipo de colaboradores, que tenga el ánimo de resolver los problemas…

AJ: Este es uno alcalde, este es uno de los temas que hay que resolver, precisamente en ese llamado que hace usted al ímpetu, al compromiso, pues este es uno de ellos; hay diversos compromisos usted lo sabe, usted ya estuvo dentro de la función pública y este es uno de ellos, de los cuales se tiene que resolver, insisto.

OC: Genere disposición, secretario.

AJ: Yo creo que hay que aprovecharla. Igual yo celebro la suya. Celebro que se haya comunicado, qué bueno que lo hace y pues, yo creo que hay que salir de este tema como se debe de hacer, como personas serias, prudentes, responsables y consientes sobre todo, que es lo que el ciudadano espera. Yo lo invito.

OC: Gracias. Y por otra parte, aprovechando secretario…

AJ: Dígame…

OC: Estuve atendiendo por ahí algunas… mensajes que nos mandaron en el sentido de un oficio, que usted, un par de oficios, o tres oficios, que usted mandó, autoridades judiciales o autoridades de procuración de justicia, delegaciones en el sentido que usted temía, usted temía que generara un grupo de personas que incluido mi nombre, actos criminales para afectar el buen desarrollo del Ayuntamiento… perdón, del carnaval de Guaymas. Te quiero que decir que no somos, al menos yo en lo particular, ni creo que los antes citados sean personas que generen actos criminales que vengan a entorpecer…

AJ: Y no, qué bueno que no ocurrió nada ¿eh? Qué bueno. Celebro yo también que no haya ocurrido nada, pero como este es un tema en el que aquí las versiones van y vienen, en todos los sentidos, en una versión que corría, insisto, al no tener el modo de corroborar, comunicar o platicarlo o comentarlo, pues hice lo que como institución, sí, se tiene que hacer, dar el aviso correspondiente. Qué bueno que no pasó nada, qué bueno que fue un rumor, qué bueno que fue un hecho al aire, que no hubo gen, que no se generó consecuencia, pero también era necesario dejar el señalamiento, por si algún tercero facultoso aprovechaba la situación y generaba algún punto de incidencia que nos generara un tipo de problema; qué bueno, también celebro que usted esté aclarando el punto…

JC: Otto, ¿Te sentiste criminalizado por esto Otto, te sentiste afectado en tu imagen pública y en tu Persona, en lo particular, cómo te sentiste con esto, cómo te consideras?

OC: No, no. La verdad que no, yo aprovecho solamente para aclarar; si yo te dijera lo que pienso acerca de ese oficio pues te causaría risa y a algunos por ahí, vergüenza y pena; no, nomas quiero aclarar, yo no voy a polemizar en ningún sentido, no voy a polemizar, simplemente decirle, aclararle que…

AJ: No, y acepto, que bueno que me lo comenta.

OC: Y por ningún motivo yo, y creo que las otras personas, generarían actos criminales como lo supuso el señor secretario.

AJ: No, yo no supuse, aclaro; no vamos a entrar en controversia, exalcalde, pero yo no supuse, es un tema institucional ¿No? Pero bueno, ese creo que no…

OC: Qué bueno que lo aclara. Te agradezco, Jorge, te agradezco mucho. Ya aclaré un par de puntos, celebro la buena disposición del señor secretario…

AJ: Si quiere le dejo mi teléfono para que se comunique conmigo…

OC: No, como quiera lo consigo.

AJ: Perfecto, o se lo hago llegar… gracias.

JC: Gracias por tu participación.

OC: Te agradezco la buena disposición. Que pasen un muy buen día.

AJ: Igualmente.

JC: Gracias por tu participación. Bueno, pues se nos sumó un tercer invitado secretario.

AJ: tercero en discordia…

JC: Pues, bueno, tercero en polémica y en debate. Interesante, porque pues, no cabe duda secretario, que hoy más que nunca una administración anterior, pues está todavía muy presente en la opinión pública en el caso este de Guaymas, y como ha estado siendo utilizado como punto de referencia últimamente, entonces pues esto está muy interesante, sobre todo porque de esa manera podemos ver, sobre todo la gente, la ciudadanía, pues cuál es el legado que está dejando uno y cuál es el posible legado que está…

AJ: A todos les llega

JC: Arrieros somos finalmente

AJ: Mira, todos seremos juzgados en su momento. La historia así lo hará. Es un hecho implícito en el ejercicio de la función pública; no hay que asustarnos, no. El que nada debe, nada teme, y en su momento hay instancias que así lo resolverán ¿No? En el caso particular que nos ocupa, creo que habría que andar en el tema y que las instancias resuelvan; es un tema meramente jurídico el hecho de la citación, tiene un sustento legal, está previsto en la ley, hay algunos señalamientos que para ser explicados y sobre todo aclarados… pero, bueno, no siendo aquí la instancia…

JC: Ya nos están…

AJ: Ya nos vamos. Pero agradecemos.

JC: La producción… tiránica, esta si es tiranía. Lorenzo de Cima se queda corto con la tiranía.

AJ: De ninguna manera.

JC: Vámonos a la pausa. Bueno, ya nos vamos. Más información a la 1 de la tarde. Secretario Alan Jaramillo Pérez, te agradezco mucho tu disposición y tu apertura para el debate y la discusión pública

AJ: Gracias

JC: Siempre te lo reconoceremos que tienes esa apertura y sobre todo…

AJ: Concluyó.

JC: Esa disposición para escuchar todos los puntos de vista.

AJ: Y cuantas veces sea necesario con gusto la atenderé.

Política en Movimiento

+ Firmas para pedir que baje precio de la gasolina          CD. DE MEXICO.- Los diputados del PAN, como otrora lo hiciera Ivonne Ortega, diputada del PRI, que se quemó como llamarada de petate cuando inició –hace un mes- una fallida pre campaña a la presidencia de la República hacia el 2018, acudirán también a las oficinas de la presidencia de la Cámara de Diputados, la que hoy ocupa la queretana Guadalupe Murguía, a presentar firmas de legisladores panistas y de la ciudadanía, para solicitar que baje el impuesto del IEPS, cargado a las gasolinas, a fin de que disminuya el costo de los combustibles.

Encabeza la misión el coordinador de la bancada azul, Marko Cortés, quien ha insistido en la contrarreforma fiscal, ya que en vez de crecimiento económico ha llevado a México a la baja en todo cuanto a economía se refiere.

Y como el alza en las gasolinas empeora la situación, y en vista de la falta de voluntad del resto de las bancadas para iniciar el revire fiscal, comenzando por el PRI, PVEM, PES y Nueva Alianza, con las firmas los panistas buscará iniciar una presión desde un frente más amplio: legisladores y ciudadanía. Esperemos que este ejercicio, al menos les haga cosquillas a las autoridades y diputados, en cuyas manos está la determinación de que baje o se cancele el gravamen impuesto arbitrariamente a las gasolinas para que el gobierno se allegue de más recursos… Y es que todos coincidimos es un ¡ya basta al gobierno federal que no tiene llenadera!

De lo perdido lo que aparezca

La presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales, citó a una conferencia de medios para este martes en la sede del partido, para anunciar con vítores que ex militantes del partido de López Obrador, Morena, dejan las filas del tabasqueño y se unen al PRD.

Claro que el anuncio no es más que un consuelo para los perredistas, ya que en los últimos meses comenzó la que podría ser la desbandada más grande del partido, quienes se unen al eterno candidato presidencial, Andrés López Obrador, quien contenderá en 2018. Y justo es decir que no se trata de militantes más del PRD, sino parte de la cúpula mayor del partido…

Por lo anterior, está visto que la ex aeromoza que busca ser jefa del gobierno capitalino, no se agüita y con estas incorporaciones parece apreciar el dicho “de lo perdido lo que aparezca”.

Mancera, candidatura ciudadana

El jefe del gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, se ha mantenido congruente en su postura de no afiliarse al PRD, pese a ser uno de los partidos que lo impulsó para el actual cargo; y esa firmeza podría serle más útil hoy que nunca, ante el deterioro del PRD, aunado al hartazgo de la gente hacia los partidos políticos. Y es que Mancera Espinosa ha declarado que no se afiliará ni hoy ni después al partido amarillo, ni a ningún otro, sino que en vísperas de las elecciones presidenciales del 2018, buscaría ser candidato independiente.

Pero dentro de la élite política se dice que a Mancera no “le alcanza” para una candidatura presidencial.

De ahí que de algo le servirán al jefe de gobierno sus esfuerzos por concretar alianzas a nivel local con empresarios y organizaciones de la sociedad civil, y a nivel nacional con gobernadores y alcaldes; y a nivel internacional con artistas, empresarios y políticos, pero no para ser candidato a la presidencia de México, sino para negociar algún otro cargo.

Mientras tanto, como la esperanza es lo último que muere, Mancera acudirá este martes a Saltillo, Coahuila, como parte de su gira por los estados, donde firmará un acuerdo para llevar el programa estrella del gobierno capitalino, Médico en tu Casa, a esta entidad del norte de la república, gobernada por el PRI… Y es que en el tema de las elecciones, las alianzas son fundamentales más que los partidos y precisamente, estos son tiempos electorales.

8 de marzo

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, la presidenta de la Cámara de Diputados, la legisladora panista, Guadalupe Murguía, iniciará los actos conmemorativos al 8 de marzo con la inauguración este martes 7 de la exposición fotográfica “Sin Barreras: mujeres que cambiaron al mundo”.

El evento será a las 10 de la mañana en el  Vestíbulo principal del recinto legislativo. A la vez, el Presidente de la Junta de Coordinación Política, el perredista Francisco Martínez Neri, anunció que se celebrará en el pleno una sesión solemne el miércoles 8 de marzo, en el marco de la importante fecha. Que por cierto, recalcan las mujeres, no es para celebrar sino para reflexionar… Y así será. (Noticias México)

88 años de PRI y la crisis de los otros

88 AÑOS DE PRI y LA CRISIS DE LOS OTROS

GUAYMAS, Son.- A finales del siglo pasado, la tarea favorita de algunos intelectuales y dirigentes políticos era la de anunciar la desaparición del PRI.

Cuando alguien osaba cuestionarlos sobre la fecha de la muerte del PRI, simplemente se enredaban.

Eran como los miembros de algunas sectas que solían a cada rato en sus publicaciones, anunciar el fin del mundo en un plazo fatal y, cuando el mundo no desaparecía en la fecha señalada, simplemente cambiaban y alargaban el plazo, y así sucesivamente. Tampoco explicaban el porqué.

Octavio Paz saldría al paso cuando afirmara: “La existencia del partido como órgano constitutivo y esencial del Estado mexicano pos revolucionario es algo que espera todavía un análisis”.

Los detractores del PRI mezclaban razones del momento con las teoría de los ciclos políticos e históricos, y no dudaban en aderezar sus comentarios con acontecimientos de coyuntura que a su juicio, les daban la razón, entre otras: La caída del Muro de Berlín,el fracaso de la URSS,La reaparición de la guerrilla, el asesinato del candidato presidencial, la derrota en algunos estados, la pérdida de la mayoría priísta en el Congreso y el desplazamiento de la clase política histórica por una nueva clase de aventureros (que después sabríamos a qué habían llegado al PRI).

El PRI perdió su primer gobierno estatal en 1989, el segundo en 1992 y hasta ahora se ha presentado alternancia de partido en el poder en 27 estados. A la fecha el PRI gobierna 16 y el resto de los partidos en 15, más la Ciudad de México. De los estados donde ha perdido el PRI entre 1989 y el 2016, solo en Baja California (1989), Guanajuato (1995) y Morelos (2000) no ha regresado al poder. En el resto se ha recuperado en uno o dos sexenios.

El PRI también perdió la mayoría en el Congreso de la Unión en 1997, y gradualmente los Congresos estatales y los ayuntamientos fueron experimentando alternancias, hasta consolidar la pluralidad. Por primera vez en el año 2000 México vivió la alternancia en la presidencia de la República.

Y el PRI no desapareció, ni murió como lo advertían.Tardó 12 años en regresar, para sorpresa de quienes lo daban por muerto. A pesar de los ataques y arrebatos de Vicente Fox y Felipe Calderón que quisieron acabarlo.

Fallaron las tesis de aquellos simplificadores de la historia que lo motejaban como “Partido de Estado”, “Partido Oficial”, “Partido del Gobierno” o “Agencia electoral”; que sostenían que en cuanto el gobierno se perdiera, el partido desaparecería por su “dependencia política”. De ese tamaño.

Tampoco acertaron, dado que el PRI supo reponerse, siguió ganando elecciones, y construyendo tramos importantes de la historia de las regiones de México, con estructuras y liderazgos que en su momento también operaron para regresar al poder en aquellos lugares donde había sido desplazado.

Al no ver realizadas sus predicciones, quienes advertían la desaparición del PRI, cambiaron sus tesis ahora por la sugestiva del “desprestigio de la política y los políticos” para buscar culpables de las crisis,más que tratar de entender las nuevas realidades.

Muy pronto se dieron cuenta de que quienes habían desplazado al PRI en el Poder, no traían nada nuevo ni para crear un nuevo régimen político ni para aportar al desarrollo institucional de México, a pesar de que llegaron al Poder bajo la oferta de un cambio… que nunca supieron ni definir ni operar ni concretar en la realidad. Mucha gente originalmente les compró la idea de un cambio y votó por ellos. El desencanto no tardó en aparecer.

La gente nunca les creyó su machacona tesis de los “70 años perdidos”, porque de antemano sabían que se trataba de una estratagema política y un artilugio para tratar de borrar al PRI de la historia de México.Otro error.

No lo lograron porque no llegaron a entender a fondo la verdadera función del PRI en la sociedad mexicana y su papel en la construcción del México moderno a decir de Luis Javier Garrido: “Hay que subrayar en fin que la historia del partido de la revolución es parte fundamental de la historia mexicana”. Sus protagonistas no son por consiguiente únicamente los dirigentes que manipularon reuniones, asambleas y convenciones, los líderes políticos y sindicales,revolucionarios o conservadores, que se enfrentaron en sus instancias dirigentes, sino también y ante todo los campesinos, los trabajadores, los empleados y los maestros que, consciente-o inconscientemente(sic) forjaron también su historia y la del país”.

Tampoco se les creyó demasiado aquella del partido del “retroceso democrático”. ¿Como creerlo si el PRI y sus presidentes de la República fueron los que encabezaron las grandes reformas políticas de 1963, 1977, 1986 y 1996 y 2014, que propiciaron mayores espacios de representación política para las minorías y un aceptable grado de avance, con estabilidad en un país muy complejo y plural?. Con esas reformas, hasta un gobernador independiente tiene México ahora, algo increíble años atrás.

Tampoco se les compró aquella tesis de la “exclusividad de la corrupción” como marca del PRI, porque se dieron cuenta que con otros partidos en el Poder federal, estatal, y municipal, la corrupción se extendió considerablemente en el cuerpo de la nación, y se vivieron escándalos que pocos esperaban de los nuevos estilos en las oposiciones.

Entre 1929 y el 2017 se han registrado en México más de 70 partidos políticos. Hasta ahora solo quedan nueve: El PRI, fundado en 1929; el PAN en 1939; el PRD en 1989; el PT en 1990; el Verde Ecologista en 1991; Movimiento Ciudadano en 1999; Nueva Alianza en 2005; Encuentro Social en 2011 y Morena en 2014.

En estos 88 años, han desparecido todos aquellos que no alcanzaron a obtener el porcentaje de votación señalado para mantener el registro. El menor número de votos, el PRI los ha tenido en dos elecciones presidenciales; la de 1988 con Carlos Salinas de Gortari, y la de 2006 con Roberto Madrazo.

En 2012 el PRI ganó la presidencia con más de 3 millones de votos de diferencia, y hubo quienes desde el primer día del presidente Peña Nieto se resistieron a aceptarlo. A diferencia del gran tramo de la historia de México que el PRI ha construido, es muy poco lo que se puede decir de los doce años de gobierno del PAN en la presidencia de la República.

Ahora y de cara al 2018, vuelven a aparecer los agoreros del agotamiento del PRI. Ahora no predicen su muerte, ni su desaparición. Solo su derrota en 2018. En todos los foros dicen que el PRI va a perder, porque así lo señalan las principales encuestas de intención de voto.

Le cargan todas las culpas al presidente de la República y a ex gobernadores del PRI muy cuestionados. También los adversarios han aprovechado las medidas de política económica(gasolinazo) de principios del año para tratar de hacer añicos al PRI y avanzar en tiempos electorales.

En esta nueva ofensiva contra el PRI y del presidente, predominan el determinismo (futuro potencialmente predecible a partir del presente), la división (crisis recurrentes en el PRD y las izquierdas), los espíritus catastrofistas (todo está muy mal y no hay alternativas); el transfuguismo (una nueva especie de cargada oportunista hacia quien encabeza las encuestas) y las agudas tensiones por la recuperación del poder (los enfrentamientos entre los aspirantes en el PAN).

El presidente Enrique Peña Nieto rescató al gobierno de las oposiciones e hizo regresar al PRI al poder.Rescató al país, también de la parálisis a la que lo había llevado el panismo en 12 años. Eso no se dice.

Tampoco se dice que hoy en México hay más empleo, mayor consumo, menor inflación y reformas que le dan rumbo al país. En Sonora,Claudia Pavlovich rescató para el PRI el gobierno estatal de la indolencia, la corrupción y los negocios disfrazados de política que durante 6 años el PAN fomentó ampliamente. Ahora,Sonora avanza con un gobierno estatal eficaz, sensible y conciliador.A diferencia del pasado, hoy no existe en Sonora un problema político recurrente o inducido que mantenga enfrentados a sus habitantes por causas partidistas. Al gobernar para todos, con sus acciones la gobernadora fortalece a su partido. y lo mantiene arriba en las preferencias tanto en el nivel municipal como para la elección presidencial.A menos de dos años de gobierno, en Sonora se siente el cambio y se ven resultados, a pesar del desastre heredado. ¿Habrá memoria colectiva del tiradero que dejó el PAN?

No debemos olvidar que el PRI tiene voto duro (26%) y tiene estructuras (nacionales); lo que le falta a la mayoría de las organizaciones.

También tiene propuestas y una gran capacidad para recuperarse. Ahí está su historia de 88 años, ahí están sus principales crisis: 1940, 1952, 1968, 1988,1994 y el 2000 y sus vitales enseñanzas.

Por eso, ante el reduccionismo,la futurología política y el análisis de coyuntura bien vendrán para el debate las siguientes interrogantes:

Si el ganador de la contienda presidencial del 2018 requerirá el 35% de la votación para ganar en una contienda entre tres fórmulas:

¿Se recuperará el PRI en los 4 procesos electorales del próximo junio?¿Saldrá unido de la selección de su candidatura presidencial?

¿Podrá ganar López Obrador solo con el apoyo de Morena? Si se requiere el 35% ; ¿como le hará Morena solo si ahora solo aparece con 19?

¿Que harán con su crisis ¿terminal? los militantes del PRD al que cada día le surge un nuevo aspirante presidencial?

¿Que rumbo irá a tomar el partido Movimiento Ciudadano que hasta ahora no se ha pronunciado por nadie para la candidatura presidencial?¿Irá con un candidato propio o hará alianzas?

¿Que hará el PT ante su nueva realidad a la que le urge mantener el 3% de la votación para mantener el registro?

¿Podrá el PAN vencer los obstáculos de sus tensiones internas entre los 4 aspirantes a la presidencia y la intención inédita (en México) de un ex presidente (Calderón) por prolongar el poder que dejó, por seis años más?

Todos los partidos,(a excepción de Morena que ya tiene candidato) enfrentarán tensiones a finales del año por la selección de sus candidaturas.

Falta mucho por ver.Por lo pronto, el PRI ha llegado ya, a los 88 años de existencia. Fallaron los pronósticos de quienes lo daban por muerto desde 1988 cuando apenas rondaba los 59. ¿Volverán a fallar ahora?. Bienvenido el debate político que apenas empieza. Enhorabuena.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Estas líneas...

+ Perdí la apuesta: Guaymas amaneció limpio; Otto Claussen en medio de la sospecha; más radiodifusoras GUAYMAS, Son.- La emblemática calle Miguel Alemán está limpia. Es miércoles 1 de Marzo y el Carnaval de 2017 ha pasado a la historia con los mismos pros y contras acusados por quienes miran la feria según les haya ido en ella.

También conocida como calle 20, nació al ganarse suelo al mar con el malecón tras los trabajos de la Dirección de Obras Marítimas que en los años 40 y 50 era parte de la Secretaría de Marina, donde mandaba el general Rodolfo Sánchez Taboada, a quien los guaymenses le reconocimos –por si no lo sabían—todo el apoyo para consolidar un puerto marítimo de altura que hoy nos conecta con el mundo en un intercambio comercial medido en toneladas. Creo que más de 8 millones por año, según cifras de Edmundo Chávez Méndez, director de la paraestatal concesionaria de este movimiento.

Para conocimiento general, el busto del general hace 4 años fue hurtado y vendido como en 150 pesos a un chatarrero, pero los malandrines autores de la felonía pronto andaban en la calle con la venia de los responsables de proteger los bienes públicos, en este caso la señora síndico de la época, Oralia Sánchez, y el secretario del Ayuntamiento, Ramón Leyva Montoya. Del segundo no me sorprende.

Si quieren más cultura, los malandrines del cuento eran parte del “staff” panista que ayudó al PAN a ganar en 2015, cuando Ernesto Munro mandó 40 patrullas y unos 300 agentes de la Policía Estatal –él era secretario de Seguridad Pública—a apoyar el ataque de la mapachería albiceleste financiada por el ahora defenestrado padrecismo.

Pero hablamos del Carnaval. Se acabó. Y lejos de encontrar la ciudad sucia, cual costumbre, amaneció limpia. Perdí una apuesta y me da gusto. Yo dije que Miguel Quiroz, presto para la ira por lindar con la intolerancia, no podría con el paquete. Me calló la boca y ahora debo pagar la cuenta del próximo desayuno con cercano amigo que padece exégesis azul.

Ni siquiera gente de los juegos mecánicos que debe acampar en el malecón comercial, repitieron esa mala práctica que casi hacía volver el estómago a quienes hacen sus ejercicios o conviven en esa explanada que para eso se creó, para convivencia, no para que los dueños temporales del pueblo se la apropien y le saquen jugo en aras de embolsarse unos pesos.

Ahora, a esperar cuentas. Pero le anticipo, caro lector, que consiga una buena silla. Dar cuentas habla de transparencia y eso no se les da a las autoridades. Y esta vez, las cuentas se evadirán más fácilmente porque el Ayuntamiento regaló la fiesta del pueblo a una empresa lejana, si hablamos en geografía, pero muy cercana si el nepotismo es el cristal con el que se mira.

Fue un carnaval austero. La marcha de los carros alegóricos, atractivo principal seguido de los artistas que justifican la borrachera nocturna –el real negocio, por eso lo regalan o lo venden barato—, dejó mal sabor de boca.

Solo eso se podía esperar. Se lo dijeron a los señores dueños de la empresa Ajedrez, que presumió cosas que no hizo para apropiarse de la fiesta, disolviendo de facto –el Consejo fue papel sanitario—al Instituto de Festividades, donde la titular hizo cosas como cobrar en dos nóminas del Ayuntamiento y manejar a su nombre anuencias de alcohol.

Ajedrez, propiedad de un pariente muy cercano del secretario particular de Lorenzo Decima, no puede apelar a su condición de empresa ajena. Hay dinero público en la mezcla. La fiesta popular nacida en 1888 pertenece al pueblo y el Ayuntamiento debe hacerla porque “vox populi, vox Dei”.

Y vino porque hay dinero. Los políticos concesionan lo que deje dinero. Y si es dinero fácil, mejor. El Carnaval se vende solo. Pero hoy no pueden decir que hubo buenos eventos y peor, la austeridad reflejada en la marcha de carros alegóricos está lejos de situarnos en los escenarios nacionales.

Vamos a dejarlo así. Ha habido peores y mejores carnavales. El problema es que el lucro del funcionario en turno le impide ver la filosofía de la fiesta y por ello evita organizar un grupo responsable para hacerla crecer al nivel de Mazatlán o Veracruz, por citar dos ejemplos de éxito. Si hay éxito, habrás más gente atenta y será más difícil echarse esos pesos a la bolsa.

No, no me pidan pruebas. De por sí soy risueño y querer hacerme cosquillas. De lo que hablo, es la falta de amor al suelo, de compromiso ausente, que nos hunde más como comunidad. Vean a Guaymas y luego me dicen. El Carnaval, sus “resultados”, son muestra de lo que ocurre en la mente de la gente, de los que mandan y de quienes reciben encomiendas para terminar creyéndose jefes.

OTTO, LLAMADO A CUENTAS

Este jueves 2 de Marzo de 2017 será un día memorable. No. No porque nació alguien famoso o hubo un evento histórico que amerite izar la Bandera Nacional. Es porque se ponen a prueba dos caracteres:

1.- El de Otto Claussen Iberri, quien se placeó durante el Carnaval criticando todo lo que veía. Y eso que no vino Julión Alvarez y no se lo llevó Lorenzo Decima a su casa de Playa de 30 millones de pesos, si la tuviera (precios de abril de 2015, según revelación de Javier Lamarque Cano en campaña perredista), a cantar a costillas del erario.

Claussen debe presentarse en Contraloría Municipal, si es cierto eso de que tiene respeto por las leyes, y explicar por qué gastó dinero de los guaymenses en pagar la vigilancia de su residencia en Hermosillo donde ha vivido desde hace casi 4 décadas. El pago fue a una empresa de seguridad privada que también debe aclararse a quien pertenecía, pues de pronto desapareció, en una especie de “que no quede huella, que no, que no…”, como decía aquel famoso tema de “Bronco”.

Yo agrego: no es solo eso. Ya en el lugar --si viene el cuestionado exalcalde--, será notificado que tiene como 356 demandas más por las que debe responder. Ese es el reto. Me iré temprano para encontrar buen lugar. Habrá mucha gente que incluye aplaudidores de la película pasada y hasta las víctimas del síndrome de Estocolmo, que pese al trato sufrido del nazi teutón, lo defienden a capa y espada.

2.- El de Lorenzo Decima, quien pareciera, pinta su raya y confirma que no es cómplice del cercano y corrupto pasado. En alguna ocasión, su antecesor presumía tener a su lado a los mejores abogados de Sonora y qué bueno. Los va a necesitar.

Si el actual alcalde no puede hacerlo rendir cuentas y no encuentra eco en el contralor Fernando Ortega López, o en el agente del ministerio público en turno y el juez de la causa en instancias locales y federales, habrá, al menos, cumplido su deber cívico de denunciar pecados cometidos. Allá nuestra sociedad si sigue tolerando, incentivando con aplauso y reconocimiento incluso, la leperada que cada día nos hunde más.

TIROS RAPIDOS:

1.- Hace unos días amaneció vandalizada la escollera convertida en andador y mirador frente a la Playa de Miramar, una obra de gran nivel. Parafraseando a un amigo mío, quizá mejor de lo que merecemos.

La respuesta pronta vino de los Bomberos Voluntarios de Guaymas, que la repararon. Mi reconocimiento a esos valiosos hombres y mujeres que comanda don Alberto Osuna Agramón.

2.- El Senado de la República aprobó una reforma a la Ley Federal Contra Delincuencia Organizada, para que cuando tres o más personas se organicen para cometer delitos contra el ambiente, sean sancionadas, así, como integrantes de la delincuencia organizada.

Se podrá investigar, procesar y sancionar a quienes capturen, posean, trafiquen, comercialicen o atenten contra la vida silvestre, con mayor severidad. Para cumplir este propósito, el Ministerio Público y la Policía Federal podrán intervenir comunicaciones telefónicas, infiltrar agentes en los grupos delictivos, realizar operaciones encubiertas y solicitar prisión preventiva oficiosa ante los Jueces federales del sistema penal acusatorio.

¿Y a nosotros qué? Bueno, traficar camarón, totoaba y otras especies marinas, es parte de lo que se quiere evitar. Estamos advertidos, pues.

3.- En Guaymas-Empalme, zona conurbada, operan cinco estaciones de radio, dos de ellas del empresario y político nacido en Vícam, Heriberto Lizárraga; una de la familia Padilla, empalmenses radicados en Guaymas; una del empresario local Fernando Astiazarán, administrada por su hijo Mario; y una del originario de Coahuila Javier Carrizalez.

Pronto habrá 8, al licitarse frecuencias FM por parte del Gobierno Mexicano y la Secretaría de Gobernación consigna que las obtuvieron un empresario obregonense cercano al grupo Larsa Comunicaciones; Roberto Lemenmeyer, inversionistas turísticos en San Carlos; y el joven empresario guaymense Julio Luebbert Mazón, quien deja huella de su capacidad ya establecido en la capital del Estado.

Eso es bueno porque traerán nuevos contenidos y mentalidades distintas. También indicador de lo que podría darse en el terreno de la política, pues todos tienen relación con el poder en la entidad.