Banner

Columnas

BLACK POWER – DALLAS – SACUDEN PROTESTAS A ESTADOS UNIDOS

Numerosas protestas de carácter social con matices étnicos sacuden a Estados Unidos a raíz del par de ejecuciones de jóvenes afroamericanos suscitadas la pasada semana a manos de policías, todo ello con la terrible adición de los asesinatos de cinco agentes policíacos víctimas de una emboscada en Dallas y,  las manifestaciones escenificadas el pasado fin de semana en Baton Rouge, Louisiana, Saint Paul, Minnesota, San Francisco y Fresno, California, Chicago, Illinois, West Palm y Fort Lauderdale, Florida, Philadelfia y Pittsburgh, Pennsylvania y Newport, Rhode Island. La inconformidad social entre la comunidad afroamericana estadounidense hizo crisis con la ejecución a balazos, el pasado martes, de un ciudadano de color en Baton Rouge cuando se encontraba en el suelo, ya sometido. Menos de 48 horas después, otro afroamericano fue victimado sin justificación alguna por un agente policíaco que le había detenido por una infracción de tránsito, cuando el joven negro conducía en compañía de su pareja y la hija de ambos. Ambos incidentes constituyeron el elemento que reforzó las acciones de protesta del grupúsculo activista Black Lives Matter. Lo cierto es que las tensiones raciales entre blancos y negros en el vecino país del norte se incrementan y evidencian la discriminación y la xenofobia contra la gente de color existente desde el término de la guerra civil estadounidense, en el siglo XIX. La realidad nativista de ese amplio sector de la sociedad de la Unión Americana integrado por “white, anglosaxon, protestant” (blancos, anglosajones, protestantes), se refleja en la discriminación hacia afroamericano, latinos y asiáticos. Y esa, señor lector, es la neta.

¿ALIANZA ENTRE LATINOS Y MUSULMANES?

A propósito de discriminados, ante la retórica xenófoba que ha caracterizado a la campaña presidencial de Estados Unidos, sobre todo por el rumbo de Trump y los republicanos, surge un interesante intento de alianza entre dos minorías vapuleadas por el trompetas, los latinos y los musulmanes. Una activista palestina condujo a una treintena de mexicanos y centroamericanos a un recorrido por la Pequeña Arabia, el barrio musulmán de Anaheim, cerca de Los Angeles. Ahí los latinos bebieron café árabe en pequeñas tazas y partieron el pan tradicional de los mahometanos, intercambiando impresiones respecto a sus coincidencias -y diferencias- culturales. La reunión tuvo otros propósitos más prácticos: integrar un frente común con el grupo mayoritario de inmigrantes, ahora que musulmanes y mexicanos están en la mira de candidatos nativistas y racistas. En el condado de Orange, de acuerdo al censo norteamericano, hay algo así como 25 mil musulmanes y más o menos un millón de latinos. Los “hispanics” han tejido, en consecuencia, en el transcurso de los años, una red más amplia de contactos políticos, que musulmanes, asiáticos y otros grupos minoritarios.

Coinciden (al fin) Peña Nieto y este comentarista

Miguel Escobar Valdez

El presidente de México y este comentarista diferimos en un montón de cuestiones que tienen que ver con tópicos nacionales y de política exterior, pero coincidimos en un solo tema: No entendemos lo que está pasando. Peña Nieto no entiende que no entiende y este escribidor no le encuentra lógica, sentido común, a los últimos acontecimientos.

Un presidente en apuros

SAN CARLOS, Son.- En mi último artículo le decía a usted que Peña Nieto no se la acababa y los recientes acontecimientos que sacuden a la nación confirman muestro dicho. En el tercio final de su sexenio a nuestro presidente se le incendia la pradera al abrírsele  todos los frentes posibles al mismo tiempo y, a todos ellos responde con su habitual ausencia de oficio político.

Una sociedad tan plural, desigual y desconfiada como la que tenemos en el México de hoy, tan predispuesta al mal humor social a que se refería don Enrique, contempla azorada y alarmada la crítica situación que prevalece en el país, con el desbordamiento de protestas callejeras, bloqueos carreteros, manifestaciones de grupos de la más variada índole, conflictos provocados por organizaciones que tienen como proyecto social la disidencia y, para colmo de males, con enfrentamientos violentos entre manifestantes y fuerzas del orden con el correspondiente saldo de muertos, heridos y desaparecidos. Nuestros funcionarios públicos evidencian pasmo, sorpresa ante el estallido de conflictos sociales que fueron incapaces de prevenir.

El disenso se manifiesta en toda la nación. Maestros del CNTE en continuado repudio a la reforma educativa, trabajadores de las distintas instituciones de salud que rechazan el proceso de universalización; el asesinato de nueve personas en Nochixtlán, Oaxaca, entidades federativas como Oaxaca y Chiapas sumidas en el caos, el asalto al palacio de gobierno de Chihuahua y la confrontación en el Congreso de Quintana Roo. Disensos entre el régimen con sectores presuntamente aliados como la iglesia y los organismos empresariales por agendas sociales como el matrimonio entre homosexuales, la despenalización del uso de drogas y la  atrabiliaria venganza que el PRI quiso cobrar contra los empresarios a propósito de la legislación anticorrupción. La demanda de diálogo de los encabronados maestros a la que el secretario de Educación Pública responde incongruentemente aduciendo que acepta el diálogo siempre y cuando no se toque el tema de la Reforma Educativa. ¡Coño! Si ese es el motivo de la bronca, la reforma rechazada por los mentores!

Total que al final de cuentas, el gobierno tuvo que ceder a la presión y es así como se programó la primera reunión en Bucareli, entre líderes magisteriales y el secretario de Gobernación, ante el cual los maestros abordaron el tema de la reforma educativa que se negó a escuchar Nuño Mayer de quien, por cierto, exigen el cese. Peña Nieto va a cargar con el costo de sostener al agresivo joven, o removerlo,

El gobierno intenta, pues, un tardío control de daños y lo que demuestra es confusión e inoperancia. ¿Ha visto usted recientemente en  los  medios imágenes del presidente? Se le nota fatigado. Evidentemente el oficio de bombero apagafuegos no se le da.

Así se despidió Beltrones

DISTINGUIDOS MIEMBROS DE ESTA COMISIÓN POLÍTICA PERMANENTE.

Estas líneas...

En el PAN, a sacudirse el lodo;

Alcalde nervioso, el de Guaymas;

MTK, 30 años y millares de empleos

HERMOSILLO, Son.- Con las manchas del lodo dejado por la pasada lluvia sexenal hasta el cuello, el panismo sonorense confirma su próxima elección estatal.

Cuidadoso, el partido albiazul camina entre tanta gente lastimada por el atole servido sin cuchara y busca con el cambio de dirigencia recuperar el espacio que tenía en 2009, cuando el bigotón senador norteño Guillermo Padrés con su carisma y gran sonrisa, se adueñó del apoyo general y barrió con cuanto opositor tuvo enfrente.

Qué distinto es hoy. Lo aceptan los propios aspirantes a suceder al terrateniente Juan Bautista Valencia, un serrano favorecido por el comercio sexenal de favores que contribuyó a ese lodo.

Ya se mueven el rocaportense nacido en Guaymas Adrián Espinoza y el natural de aquel suelo Ernesto Munro, operador padrecista non el primero; apreciado por el exgobernador aunque menos hábil el segundo. Pero aquí la particularidad a resaltar es que Adrián hizo ganar a su partido con su labor; Munro más bien llevó agua a su molino y eso estará en mente de los sonorenses si ganase.

De los tres, pasa la prueba por su plumaje capaz de cruzar pantanos sin mancharse, David Galván. Lo saben sus dos contendientes y resta que lo entiendan. El Ejecutivo Nacional azul encontró en los números esta afirmación, por eso es que le pidieron participar al ex legislador local.

Munro y Espinoza entenderán lo difícil que les resultaría ganar. El primero ya no puede lanzar cientos de policías y patrullas a cuidar votos y votantes como cuando fue dueño de la Seguridad Pública de Sonora; el segundo no puede dar uso a sus habilidades, más cuando canta su falta de recursos que le hicieron estudiar como “mochilero” dos maestrías en Madrid, según su propia historia lacrimógena que incluyó el desamor de “su” gente, cuando le retiraron apoyo al final del padrecismo.